El fin de semana, mientras la mayoría de los mexicanos disfrutábamos el puente, los Consejos Nacionales del PAN, PRD y MC le dieron forma y registro al Frente Ciudadano por México.

Para el votante no muy interesado esto representa una alianza más dentro del espectro político, sin mayor diferencia a las que han presentado el PRI con el Verde o Morena con el PT, pero la realidad es que esta alianza electoral es histórica en nuestro país y marca el primer paso de un cambio profundo de sistema político. Algunas reflexiones al respecto:

·         Todas las alianzas que se han visto en nuestro país, tanto a nivel local como federal han sido electorales y han sido alrededor de un candidato. El Frente Ciudadano por México representa una nueva forma de hacer alianzas; alianzas que no se mueran el día de la elección, sino que sean anteriores a la elección y posteriores al resultado.

·         Es importante resaltar que tanto Fox como Peña Nieto llegaron a la presidencia con alianzas con el Verde, pero ninguno de los dos tomó en cuenta al PVEM a la hora de construir gobierno... o bueno, Fox prescindió totalmente del Verde; el PRI encontró una forma de tenerlos sometidos por al menos 12 años.

·         El proceso con el que han construido el frente es totalmente atípico; primero se registró la intención de hacer una alianza, de ahí, juntos (PAN, PRD y MC) han dado batallas legislativas y entonces se construyó la plataforma (conjunto de propuestas que registra cada partido o coalición).

·         La plataforma aprobada, por los tres partidos, es realmente un logro histórico en nuestro país. Es la primera vez que tres fuerzas políticas diferentes (sin que ninguna sea satélite de la otra) construyen una agenda en conjunto para gobernar. Esto obliga a que los temas más radicales de la derecha y de la izquierda se quedasen afuera y se pusiera el acento en temas que comparten y que además son muy básicos en nuestro país como el combate a la corrupción, la reducción de la pobreza o la seguridad.

·         En la plataforma se habla de la construcción de un gobierno de coalición. Es importante entender que la implantación de un gobierno de coalición es un cambio radical de sistema político en el que el presidencialismo sería superado para dar paso a un gobierno más cercano al parlamentario. La Constitución reconoce la potestad del presidente electo de optar por un gobierno de coalición desde hace unos años y aunque todavía no hay una ley que reglamente dicha posibilidad, las iniciativas que hay en el Congreso concuerdan en el establecimiento de una mayoría legislativa estable, en la aprobación por parte del Congreso de varios puestos del Gabinete y en la creación de una figura que suelen poner como "Jefe de Gabinete", que vendría siendo un puesto similar al que cumple el vicepresidente de Estados Unidos; una especie de vínculo permanente entre la mayoría legislativa del Congreso y el Poder Ejecutivo.

La elección ya empezó y parece que el juego será muy distinto a las anteriores; el Frente Ciudadano por México no solo representa una opción plural, también representa un cambio de sistema y nuestro país lo necesita desde hace al menos 17 años.

@JulioCastilloL | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información