Opinión

La Cuenta Pública y la atención de la crisis

Las prioridades del gasto durante 2020, fueron los proyectos de infraestructura y programas de créditos para micro y pequeñas empresas. | Alejandra Macías Sánchez

  • 06/05/2021
  • Escuchar

El pasado 30 de abril, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer la Cuenta Pública 2020, la cual es entregada a la Cámara de Diputados para su revisión y fiscalización. Este conjunto de documentos nos permite ver cómo se modificó y ejecutó el presupuesto aprobado para ese año y, en este caso, cómo fue la atención de la crisis por covid-19.  

La Cuenta Pública 2020 muestra que durante ese año el gasto total se modificó de 6 billones 107 mil mdp aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), a 6 billones 144 mil mdp, esto es 0.6% más. Lo anterior sucedió en el marco de la crisis derivada por la pandemia. Sin embargo, a pesar de las necesidades de gasto en salud, educación y apoyos económicos, el gasto ejercido fue inferior, pues se gastaron 6 billones 7 mil mdp, 1.6% menos a lo aprobado y 2.2% menos que el presupuesto modificado.

La caída en el gasto neto total se debe, principalmente, a un menor gasto no programable, que es el gasto que se destina al cumplimiento de obligaciones como pagos pendientes de años anteriores, gastos relacionados con la deuda y recursos transferidos a entidades federativas y municipios. La caída en los ingresos por la crisis se reflejó en 11.3% menos transferencias para las entidades federativas. También, el costo financiero de la deuda mostró un decrecimiento de 5.7%, lo que condujo a una caída en el gasto no programable de 9.2% respecto al gasto aprobado y 3.8% respecto a lo ejercido en este rubro en 2019.

Por otro lado, el gasto programable, compuesto por los recursos destinados a proveer bienes y servicios públicos a la población, aumentó 1.3% respecto al gasto presupuestado y 1.7% comparado con 2019. Lo anterior se explica por un mayor gasto por parte de Ramos Administrativos en 16.8%, pero este aumento corresponde a mayor gasto de operación, el cual, aunque es menor que lo ejercido en 2019, durante 2020 creció 58.2% respecto a lo aprobado en las dependencias de la administración pública. Además, el gasto en subsidios fue 1.9% menor a lo aprobado y 0.3% menor a lo ejercido en 2019.

Respecto a las dependencias con mayor presupuesto se encuentran, en primer lugar, la SHCP, que utilizó 52 mil millones de pesos (mdp), una parte fue para el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN); en segundo lugar, la Secretaría de Economía gastó 35 mil mdp para fortalecer el Programa de Apoyo Financiero a Microempresas; en tercer lugar, la Secretaría de Defensa con 30 mil mdp para el aeropuerto Felipe Ángeles, y hasta el cuarto lugar con 28 mil mdp se encuentra la Secretaría de Salud para apoyar la expansión de servicios de salud.

El ejercicio de los recursos públicos que muestra la Cuenta Pública permite visualizar las prioridades del gasto durante 2020, año que inició la pandemia y la crisis sanitaria y económica. Sin embargo, los proyectos prioritarios fueron de infraestructura y el programa de créditos para micro y pequeñas empresas. Lo anterior señala que la atención a crisis fue insuficiente y que el gasto no se dirigió a sectores importantes como la salud y la educación.

*Alejandra Macías Sánchez 

Directora de investigación. Realizó el Doctorado en Políticas Públicas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Tiene experiencia en evaluación de programas, evaluación de impacto, seguimiento y monitoreo. Ha trabajado en el programa Oportunidades y en la Secretaría de la Función Pública. Asimismo, ha llevado a cabo trabajos de consultoría para el Banco Mundial y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas. Trabajó como investigadora en la Oficina Regional de América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Actualmente es directora de investigación en el CIEP y se especializa en transferencia de capitales, retiro y cambio demográfico, en conjunto con finanzas públicas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.