Opinión

La crisis que viene

En menos de quince días los precios de la gasolina en México se liberalizarán completamente

  • 18/11/2017
  • Escuchar

En menos de quince días, los precios de la gasolina en México se liberalizarán completamente, y es que la Comisión Reguladora de la Energía (CRE) ha anunciado este pasado jueves que extenderá la flexibilización de los mercados de carburantes a todo el país este 30 de noviembre, un mes antes de lo originalmente previsto.

Dicen los de la CRE que con este cambio se busca "acelerar los efectos positivos de la apertura", como la participación de nuevos actores y la llegada de nuevas inversiones al mercado. La liberalización supone que los precios pasan a estar determinados en función de su cotización en los mercados internacionales y el coste de transporte al punto de venta. Sobre ese precio, tanto Pemex como las diversas empresas que buscan un pedazo de pastel del mercado mexicano de en lo que se refiere a estaciones de servicio, pueden aplicar descuentos.

Tras la apertura del mercado a la competencia, empresas del sector como las estadounidenses Exxon Mobil y Chevron; la británica BP y la anglo-holandesa Shell, han abierto sus primeras estaciones de servicio en México, o lo harán en los próximos meses. Por su parte, la española Repsol, buscará un lugar en el mercado mexicano con más de mil puntos de suministro.

A ellos hay que agregar las empresas mexicanas que también tienen participación en este mercado, como son: Grupo G500, que en compañía de la suiza Glencore podría ser la competidora número uno de Pemex; sin descartar a Oxxo y 7Eleven.

Lo preocupantes es que, aunque se niegue, habrá desconcierto durante diciembre respecto a los precios de la gasolina, y con estas medidas, es probable que se busque aprovechar las fiestas decembrinas para minimizar el golpe a los bolsillos.

Faltan menos de quince días, y con las definiciones de candidatos presidenciales a la vuelta de la esquina, junto al reemplazo en el Banxico, el desconcierto económico podría producirse.

Todo está dado.



Esta semana, mis recomendaciones literarias:


“El muñeco de nieve” (Reservoir Books), de Jo Nesbo. La primera nevada cae en noviembre este año en Oslo. La mañana siguiente, al despertarse, un niño no encuentra a su madre en casa. Se le hace raro encontrar su bufanda favorita colgando del cuello de un muñeco de nieve que alguien ha hecho en el jardín. El detective Harry Hole empieza a sospechar que hay un psicópata suelto, desde hace demasiado tiempo, cuando descubre que un alarmante número de madres y esposas han desaparecido en circunstancias similares, tras caer la primera nieve. Nunca antes se ha enfrentado Harry, ni ningún otro policía, a un asesino en serie en suelo noruego. Va a verse obligado a seguir las reglas de un juego macabro que lo pueden llevar al límite de la locura.

A la vez que disecciona conceptos como la paternidad, la vanidad y la muerte, El muñeco de nieve es un viaje definitivo y destructor al corazón del detective: las heridas que inflige su trabajo en Harry Hole no podrán ser más profundas.

Jazzamoart. La soledad del pintor” (Turner). Es una monografía del artista que a lo largo de las páginas presenta una extensa y detallada selección de su obra.

El libro, que abarca la totalidad de su carrera, reúne un cuerpo de obra numeroso y una serie de textos críticos escritos por: Julio Patán, Kim Levin, Graciela Kartofel, Evodio Escalante, Manuel Marín, Jorge F. Hernández y Rafael Pérez y Pérez.

Se completa la monografía con una biografía, cronología o línea de tiempo y una lista de obras. El libro también incluye fotografías de Jazzamoart en acción tanto en el ejercicio de la pintura como personales.

Con un diseño exclusivo del destacado diseñador mexicano Alejandro Magallanes.

Edición bilingüe de español-inglés en paralelo.

La luz de la noche” (Lumen) de Graham Moore. La noche del 11 de mayo de 1888 Paul Cravath caminaba por las calles de Manhattan que aún estaban iluminadas por farolas de gas. El joven abogado iba de prisa y con el ceño fruncido. Quien le esperaba en un imponente despacho era Thomas Edison, el genio, el mago, el inventor de la bombilla eléctrica, y estaba dispuesto a pelear duro para defender su patente.

Al otro lado de la barrera estaba el cliente de Paul: ni más ni menos que el gran George Westinghouse, que había recurrido al ingenio de Nikola Tesla para mejorar el artefacto y conseguir que en todas las calles y los hogares de Estados Unidos brillara una luz intensa, sin apagones repentinos.

La Historia con mayúsculas habla de esta lucha, pero Graham Moore, el famoso guionista de Imitation Game, nos lo cuenta como si nosotros también estuviéramos allí, entre cables y fórmulas matemáticas, tomando vino con mujeres muy listas en las grandes fiestas de Nueva York, asistiendo en primera persona a un espectáculo donde brillaron la luz y la inteligencia... y eso solo lo consiguen las buenas novelas.

El baile de las luciérnagas” (Suma de Letras) de Kristin Hannah. En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio, aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.

Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.

Cállate niña” (Planeta) de Rodolfo Naró. Entre los ensayos de ballet, las peleas con su madre y el constante deseo de escapar, ella encuentra en el cuerpo de los otros el suyo; lo conoce y lo vive a través de ellos. Lo lleva a los excesos y a la perdición con tal de descubrir quién es, hasta que conoce a Antonio y comienza el principio del fin.

Cállate niña es la crónica de un corazón destrozado, de una ruptura llevada al extremo. Ellos se buscan, se desean, se aman. Discuten, se agreden, se dejan, pero vuelven una y otra vez con más fuerza. Situado entre La Habana, la Selva Lacandona, Nápoles y la Ciudad de México, este thriller emocional revela cómo el amor destruye, aunque es inevitable tropezar una y otra vez con él.

@plumavertical | @OpinionLSR | @lasillarota