Opinión

La conectividad en época electoral

Las urnas electrónicas permitirán abaratar los costos tan altos que tiene nuestra democracia. | Fernando Díaz Naranjo

  • 28/09/2020
  • Escuchar

La pandemia por el coronavirus covid-19 trajo múltiples consecuencias para nuestro país y, con el largo confinamiento que durante seis meses y contando llevamos, diversos aspectos se han visto modificados para buscar continuar con el desarrollo de diversas actividades que, por su naturaleza, no pueden parar del todo.

En razón de esta situación hemos visto cómo diversas empresas, oficinas de gobierno, órganos jurisdiccionales, instituciones académicas, organismos autónomos, entre muchos más, han tenido que reestructurar la dinámica organizativa y funcional para continuar con su quehacer institucional o académico.

Así, por ejemplo, las instituciones académicas han implantado diversos sistemas informáticos para generar plataformas amigables para que los estudiantes, por un lado, cuenten con todas las herramientas de estudio y, por el otro, que los profesores puedan impartir sus clases vía remota a sus alumnas y alumnos.  Además, la utilización de estas plataformas les ha permitido crear insumos que generan repositorios para materiales bibliográficos, tareas, actividades y hasta evaluaciones. Esto sin ser, parte original de la planeación académica, ha permitido que la parte educativa de nuestro país, que es el insumo vital de nuestro desarrollo, siga su curso, a pesar de algunas complicaciones como son los problemas de conectividad.

En la administración pública ha sucedido un fenómeno similar, es decir, se han tenido que adoptar, bajo estrictas medidas de seguridad en materia de salud, diversos esquemas para que el país siga su rumbo a pesar de la crisis sanitaria por la que atravesamos.

Ejemplos, de acciones tomadas por las instituciones pilares de nuestro país, las podemos encontrar tanto en los órganos electorales administrativos como jurisdiccionales. Así, los tribunales electorales han implementado medidas que han permitido cumplir su quehacer constitucional; llevar a cabo sus sesiones de su pleno a través de videoconferencias o incluso, han implementado el juicio en línea como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En el caso de las instituciones electorales, de igual forma, las sesiones de sus órganos de dirección se llevan a cabo de forma remota utilizando la tecnología al alcance de todos y todas; algunos adoptan, también con estrictas medidas sanitarias, esquemas combinados de trabajo presencial y vía remota. Cualquier modalidad ha permitido que el país no pare.

Y justamente destaco la importancia de los órganos electorales en razón de que estamos ante la presencia del proceso electoral más grande que se haya registrado en nuestro país y el ejercicio participativo de la sociedad deberá contar con todos los elementos suficientes que le garanticen su seguridad.

Un buen referente, serán sin lugar a dudas, las elecciones que tendrán verificativo este 18 de octubre tanto en Hidalgo como el Coahuila, que habían quedado suspendidas por la pandemia.

Estas elecciones se han desarrollado con diversos protocolos en materia de salud para el cuidado tanto de funcionarios electorales como de los actores políticos que participan en un proceso electoral, pero, sobre todo, en razón de la ciudadanía que participa como funcionario de casilla o bien, como elector.

Pero el elemento que más llama la atención es que en ambos Estados, si bien en un porcentaje menor, implementarán urnas electrónicas para recibir la votación de la población. Y es este ingrediente al que debemos mirar a futuro para llevar a cabo las elecciones. En estos momentos porque su utilización puede desencadenar la utilización de otro tipo de tecnología como el uso del internet, lo que nos puede permitir votar cómodamente desde nuestros hogares. Por otro lado, esta tecnología permitirá abaratar los costos tan altos que tiene nuestra democracia.

Lo instrumentado en estas entidades, y de continuar con la pandemia, seguramente estará replicándose en gran parte de la organización de la elección del año que entra.

Por ello, a pesar de lo malo que ha traído la pandemia, México y sus instituciones han demostrado, una vez más, que son más grandes y se fortalecen ante la crisis como la que vivimos. 

Bien por nuestras instituciones que fortalecen a nuestro país a pesar de las condiciones adversas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.