Opinión

La Ciudad sin rumbo

Ciudadanos tenemos que seguir tolerando medidas que generan más problemas que soluciones.

  • 01/06/2016
  • Escuchar

Darle un rumbo a un lugar como la Ciudad de México es un reto que pocas personas están dispuestas a asumir y muy muy pocas personas pueden lograrlo. Miguel Ángel Mancera llegó a su puesto con una de las votaciones más altas de la historia y del mismo tamaño ha sido su caída y la decepción que ha generado una de las gestiones más errantes que se hayan visto.

 

Aunque el Hoy No Circula caprichoso ha ayudado, es sólo un ejemplo muy visible de lo que está pasando en todos los rubros de la Ciudad de México. Las soluciones cortoplacistas y la influencia electoral ha permeado a toda la administración en todos sus proyectos que parecen dar soluciones pero pensándolo un poco más a fondo nos acaban generando más problemas. Algunos ejemplos:

 

  • Las foto-multas por pasarse los altos. Nadie puede estar a favor de que todo mundo se pueda pasar los altos en los semáforos, generaría un caos permanente pero cuando pones a una computadora a infraccionar cualquier discusión sobra y cualquier situación se resuelve con un sí o un no… no hay cabida para excepciones o para errores… El otro día regresaba en taxi a mi casa (ya ven el Hoy No Circula) y venía una ambulancia atrás pidiendo paso en un alto. Los conductores no se movían y en un tono agresivo le dije al taxista que la dejara pasar y abriera paso; me respondió que no y nadie lo hacía porque estábamos en uno de los semáforos que infraccionan por foto a quien se pasa el alto y que ya dos veces lo habían infraccionado ahí… un ejemplo bueno. La política de foto multas por pasarse los altos hoy puede estar costando vidas o permitiendo que se expandan incendios o que se concreten asaltos…

 

  • Otra brillante idea fue la que se ha llevado las burlas del mes en redes sociales. Los silbatos de Mancera contra el acoso sexual. El mejor comentario al respecto se puede ver en los “memes” que circulan en internet. Sin hacer más grande la tarugada tres comentarios: 1) si van a regalar algo que se tiene que sacar y activar para que funciones antes durante o después de un incidente por qué mejor no regalan gas pimienta… digo algo más funcional que no el ser humano no tenga incluido por naturaleza (un grito creo que llama mucho más la atención que un silbato), 2) regalar 11 mil silbatos con el logo del gobierno local en época electoral ¿no es ilegal? Y 3) ¿en serio nadie dentro del equipo de Mancera vio el metamensaje de andarle dando “pitos” a la población?

 

  • Programas ambientales. El Hoy No Circula es un excelente programa para promover la venta de coches y para reducir el tráfico pero la contaminación no la ha reducido. Funcionarios como la Subsecretaria de Planeación SEMOVI en este mismo espacio (Opinión LSR) hablaba de que los grandes estacionamientos incentivan el uso del automóvil y promueve que la norma de lugares de estacionamientos en edificios se cambie. Cuanta ingenuidad… el uso del automóvil no lo promueven los grandes estacionamientos, lo promueve la creciente inseguridad en las calles y en el transporte público, la mala calidad del transporte público, el insuficiente transporte público y sobre todo la falta de alternativas al transporte público. Antes de “desincentivar” el uso del automóvil, deberían de “incentivar” el uso del transporte público haciéndolo digno y seguro, y también incentivar el uso de medios como la bicicleta haciendo vialidades donde sea seguro transitar en bicicleta… Las autoridades deben de cambiar la visión de “vamos a restringir el uso del automóvil”, “vamos a tapar carriles con macetas” y con “camellones flotantes”, “vamos a multar a quien podamos” por una serie de incentivos al transporte limpio y una ecuación muy pero muy simple… más gente va a usar el transporte público cuando les convenga más usar el transporte público y hoy, quien puede evitarlo lo evita porque es malo, ineficiente, inseguro y sucio. En las grandes ciudades del mundo como Nueva York o Tokio la gente usa mayoritariamente el transporte público y lo usa porque es mucho más conveniente que usar un coche, no porque haya pocos estacionamientos o porque los obliguen y no haya opciones, sino porque simplemente es la mejor opción.

 

En estos y en casi todos los temas existen muchas contradicciones y mientras el Jefe de Gobierno va en picada en aprobación, la Ciudad de México y sus habitantes tenemos que seguir tolerando medidas absurdas y prepotentes que generan más problemas que soluciones.

 

@JulioCastilloL

@OpinionLSR