Opinión

La autoflagelación del presidente

Ya perdí la cuenta del número de intentos que ha hecho el presidente Peña Nieto por tratar de reivindicar los logros de su administración. | Agustín Castilla

  • 31/05/2018
  • Escuchar

Hace un par de días, en un evento en Los Pinos con la Asociación Nacional de Usuarios de Riego, afirmó que “nos autoflagelamos al decir que estamos mal, que el escenario es crítico”, siendo que la tasa de desempleo es la más baja de la historia y se ha recuperado el poder adquisitivo de los trabajadores, por lo que respondió con cierto sarcasmo a quienes hablan de que existe crisis económica, “que entonces hay una crisis donde estamos creciendo económicamente”.

Lo bueno no se cuenta

En reiteradas ocasiones Peña Nieto ha asegurado que no gobierna para las encuestas, pero ello no concuerda con lo que demuestra en los hechos. A la fallida campaña gubernamental de “lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho” que ha costado cerca de 40 mil millones pesos con magros resultados para su gobierno, se han sumado algunas polémicas frases como: “la crisis sólo está en sus mentes porque no es lo que esté pasando”, “las redes sociales a veces irritan pues hacen señalamientos lapidarios y poco recogen de los logros del gobierno”, “las organizaciones sociales critican y hacen bullying a las instituciones” ante un crudo diagnóstico en materia de seguridad, o “ya se que no aplauden” al presentar algunas medidas para supuestamente combatir la corrupción tras el escándalo de la casa blanca, que denotan su frustración y parecen un grito desesperado para que se le reconozca.

Descontento social

Es natural que le preocupe su nivel de desaprobación que, de acuerdo a las encuestas es cercano al 80%, y también que su candidato no logre remontar el tercer lugar por lo que todo indica que perderá las elecciones y se presentará una nueva alternancia en el país, pero se equivoca al pensar que sólo se trata de un asunto de percepción.

Quizá en algunos rubros se ha observado una leve mejoría, pero la gran mayoría de indicadores en materia de corrupción, seguridad, justicia, derechos humanos, desigualdad y pobreza evidencian una grave situación que explica el enorme descontento social. Para dar algunos ejemplos, México cayó 6 lugares en el Índice de Percepción de Corrupción 2017 al pasar del lugar 129 al 135 entre 188 países evaluados obteniendo una calificación reprobatoria de 29 puntos en una escala de 0 a 100.

La realidad

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 2017 ha sido el año con el mayor número de homicidios dolosos en la historia reciente al registrarse más de 24 mil -si hablamos del número de desaparecidos, desplazamientos forzados etc., las cifras son igualmente alarmantes-, mientras que el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social de CONEVAL, arroja que la pobreza aumentó en 3.9 millones de personas (53.4 millones de personas).

Por ello, no debe sorprender que el 82% de la población considere que la seguridad pública en el país empeoró en el último año, o que el 64% afirme lo mismo respecto a su situación económica. Tal parece que una vez más el presidente está errando en el diagnóstico, no es la ciudadanía la que se autoflagela, es él quien lo hace al negarse a reconocer la realidad y actuar en consecuencia.

Poco se mueve con el segundo debate

@agus_castilla  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.