Opinión

La 4T: el lobo con piel de oveja

En el discurso una cosa, en la realidad otra. | Jorge Ramos Pérez

  • 18/11/2019
  • Escuchar

El presidente Andrés Manuel López Obrador catalizó perfectamente el malestar social y obtuvo un histórico caudal de votos. ¿Un año es suficiente para juzgar si hay un cambio respecto del régimen del que despotrica? Un repaso a distintas decisiones que está tomando apuntan a que la autodenominada 4T es un lobo con piel de oveja.

"No hay militarización" es el discurso oficial. Consistente. Férreo. Sin embargo, la Guardia Nacional es un cuerpo militarizado, integrado por militares y bajo mandos militares.

"Se va a desaparecer el Estado Mayor Presidencial, eran ocho mil los que cuidaban al presidente", afirma López Obrador una y otra vez. De pronto, el depuesto mandatario boliviano Evo Morales llega a México en un avión de los que usó ese Estado Mayor Presidencial y, para colmo, Evo es protegido con elementos de ese mismo cuerpo de élite que cuidaron de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

El relevo en órganos autónomos ha estado salpicado por la imposición de personajes afines a la 4T. Lo mismo la Comisión Reguladora de Energía hasta el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) que el más escandaloso caso: el de la CNDH. Rosario Piedra Ibarra era la carta de López Obrador. El PAN, caradura, se opuso a sangre y fuego. Y fueron arrasados por el experimentado político Ricardo Monreal. Pero experimentado en las lides del pasado: cooptación de la oposición y, lo más inquietante, cómo consiguió votos de senadores del PAN, hasta ahora anónimos. Eso sin contar todo el desaseo en la elección de Piedra, una pieza absolutamente afín al mandatario. El mismo López Obrador se encargó de descalificar a Luis Raúl González Pérez como ombudsman. Como ocurría antes.

López Obrador es un autor prolífico. Escribió en 1999 el libro Fobaproa: expediente abierto, acerca del rescate bancario de los más ricos. ¿Alguien sabe si la 4T dejó de pagar eso que el autor denominaba como "un fracaso más de la política neoliberal" o si ya castigó a alguno de los responsables de esas anomalías?

Eduardo Medina Mora, indefendible, renunció como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Su salida abrió un hueco en el máximo tribunal del país, pero su actual presidente Arturo Zaldívar se ha plegado a la 4T, como ha ocurrido en el pasado. El mismo Zaldívar ha reconocido que el calderonismo le reclamó en su cara que Felipe Calderón lo había puesto ahí. Y muchos se rasgaron las vestiduras, con justa razón, porque Peña Nieto impuso a Medina Mora en la Corte. Las más recientes adquisiciones de la SCJN llegaron con el tufillo de la cercanía al presidente, como es el caso de Yasmín Esquivel, esposa de José María Rioboó, el constructor amigo de López Obrador. Como en el pasado.

Sergio Gutiérrez Luna propuso como diputado de Morena quitar a Lorenzo Córdova como presidente del INE. Recortarle años para relevarlo. Ya en julio pasado una de las porristas más entusiastas de la 4T, la secretaria de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval arremetió en Twitter contra Córdova. No lo quieren. No van a parar hasta verlo morder el polvo. Igual que hace unos años y décadas.

El presupuesto 2020 nace con la instrucción precisa de López Obrador de respetar lo que envió el Ejecutivo a su cargo. Pero obligar a 500 diputados no es tarea fácil. El 7 de noviembre el presidente chocó con diputados de Morena, PT y PES por este asunto. La Silla Rota reveló que algunos diputados alzaron la voz para mostrar su desacuerdo, entre ellos el morenista Eraclio Rodríguez Gómez, pero López Obrador no se detuvo, les dijo que parecían "conservadores" y de manera molesta, abandonó la reunión abruptamente y sin despedirse se retiró del Salón Tesorería, el mismo donde cada mañana da su conferencia mañanera, en Palacio Nacional. Hasta 1997 el presupuesto no era motivo de reyertas porque en el Legislativo se avalaba sin chistar. Ahora se quiere volver a esos tiempos.

Estos hechos pintan de cuerpo entero a la 4T. Si bien en el discurso dicen una cosa, en la realidad está ocurriendo otra. Es el lobo con piel de oveja.

Punto y aparte. En 2016 el lingüista Raffaele Simone publicó su libro El hada democrática en donde plantea que existe un desencanto por la democracia porque no cumple las expectativas y está fracasando en su búsqueda de ideales. La democracia está en aprietos en el mundo, según describe el profesor de la Universidad de Roma. Ese es el riesgo para López Obrador.

Punto final. "Cuando las personas son criminales deben ser tratadas de acuerdo a eso. Es la única manera. ¿Hacerlo con abrazos...? A un criminal le puede gustar que lo abracen, pero si cometen un crimen deben ir a la cárcel o pagar", Robert de Niro en entrevista con Carlos Loret en W Radio. Pero en México su gobierno tiene otros datos.