Opinión

Justicia, transparencia y confianza en las elecciones

La transparencia en los procesos judiciales tiene un papel fundamental para poder conocer y confiar en el trabajo de los jueces | Armando Hernández

  • 01/06/2018
  • Escuchar

Durante los últimos años la confianza en las instituciones y procesos democráticos ha caído drásticamente. Este malestar ha llegado a tal punto que se habla de una crisis de la democracia a nivel mundial. En México, el escenario no es muy diferente por ello es necesario abordar el papel de la justicia electoral como un factor indispensable para generar confianza en los procesos electorales.

En nuestro país, la impartición de justicia en materia electoral está a cargo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), los Tribunales Electorales Locales, y —de manera excepcional— la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esta labor se resume en la resolución imparcial de conflictos que deriven de los procesos electorales, la protección de los derechos políticos y el resguardo de los principios democráticos.

La impartición de justicia electoral imparcial, objetiva, profesional y apegada a los derechos humanos garantiza y protege los procesos electorales, de tal forma que la transparencia en la labor judicial es indispensable para generar confianza en las instituciones. Los jueces legitiman su trabajo por medio de la razonabilidad, imparcialidad y profesionalismo de sus sentencias por este motivo resulta de suma importancia que rindan cuentas, trabajen de manera transparente y comuniquen efectivamente su trabajo a los ciudadanos. Es importante tener en claro que esta labor debe tener un carácter abierto y público pues es imposible impartir justicia desde la opacidad.

Transparencia

La transparencia en el ámbito judicial electoral implica que los jueces aspiren a impartir justicia de manera abierta, proporcionar a la ciudadanía información clara, veraz, de calidad, oportuna y confiable, y, además, se encuentren comprometidos con la protección de la información a la que tienen acceso. De esta forma, la transparencia y la máxima publicidad legitiman la impartición de justicia porque garantizan a los ciudadanos el acceso a la información.

Nuestro país tiene instituciones electorales sólidas, producto de una serie de reformas que han fortalecido la participación ciudadana y la independencia de los procesos electorales. La transparencia en los procesos judiciales tiene un papel fundamental para que los ciudadanos conozcan y confíen en el trabajo de los jueces. En la actualidad cualquier ciudadano puede acceder a la información relacionada con la elección y, de ser de su interés, acercarse a las autoridades judiciales electores para resolver cualquier inconformidad en el marco de la ley.

La autonomía judicial y la transparencia son elementos sustanciales de las contiendas electorales contemporáneas y pueden ser considerados por los ciudadanos como elementos en los que se sostiene la certeza y la confianza en las elecciones. Entonces, el principal reto para estas instituciones consiste en fortalecer estas características para seguir fortaleciendo el espacio democrático nacional.

Flor de loto

Para el servicio público se requiere vocación de servicio no ambición de ejercer el poder

Ajustes razonables e inclusión social

@drarmandohdz  | @OpinionLSR| @lasillarota