Opinión

Justicia abierta y transparencia

La transparencia es un mecanismo de legitimación para la impartición de justicia | Armando Hernández

  • 02/03/2018
  • Escuchar

La principal labor de los jueces es impartir justicia de forma imparcial, objetiva y profesional. Esta actividad es fuente de legitimidad de las actividades de los impartidores de justicia pues se considera que un juez “habla” con sus sentencias, es decir, sus decisiones son el medio a través del cual el impartidor de justicia decide sobre un determinado tema. Siguiendo esta lógica, la transparencia en los procesos judiciales tiene un papel fundamental para que los ciudadanos conozcan y confíen en el trabajo de los jueces.

Así, buena parte de la legitimidad de los jueces deriva del ejercicio de su cargo. Los jueces legitiman su trabajo por medio de la razonabilidad, imparcialidad y profesionalismo de sus sentencias; por este motivo resulta de suma importancia que rindan cuentas, trabajen de manera transparente y comuniquen efectivamente su trabajo a los ciudadanos.

Justicia abierta

Hablar de justicia abierta nos remite en primer lugar al derecho anglosajón, juicio o tribunal abierto (open trial), que indica que los procesos judiciales deben ser abiertos al público incluyendo la información de los archivos judiciales y las audiencias públicas; en el common law es reconocido como un principio fundamental de la justicia.

Alianza para el Gobierno Abierto 

La Alianza para el Gobierno Abierto se encuentra integrada por 65 países, entre ellos México, y tiene el objetivo de propiciar compromisos concretos por parte de los gobiernos para promover la transparencia, aumentar la participación ciudadana en los asuntos públicos, combatir la corrupción y aprovechar las nuevas tecnologías para robustecer la gobernanza.

En nuestro país, gobierno abierto es una nueva forma en que se debe desempeñar el gobernante, atendiendo los siguientes ejes: a) acceso a la información; b) transparencia proactiva; c) participación ciudadana; y, d) compromisos de gobierno abierto. Criterios que se aplican y, de hecho, se están construyendo día a día en el Poder Judicial en general y en particular para los Tribunales Electorales.

Los principios que rigen la transparencia del trabajo judicial son: la aspiración a la máxima publicidad; proporcionar información clara, veraz, de calidad, oportuna y confiable, pero sobre todo de acceso simple; un deber ético del juzgador que incluye la protección de la información que posee.

La transparencia es, entonces, un mecanismo de legitimación para la impartición de justicia. Y es que en un entorno democrático, la transparencia, entendida también como máxima publicidad, es una de las más grandes garantías que el ciudadano puede tener de que sus derechos sean respetados.

Finalmente, es importante recordar que como juzgadores tenemos un compromiso en el fortalecimiento de la cultura de la consulta institucional de la información, de la rendición de cuentas y de la transparencia; es decir, de la justicia abierta.

Flor de loto

O todo lo que es, es justo, o nada lo es.

Lee también: Poder y poderío

@drarmandohdz | @OpinionLSR |@lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.