Opinión

Inminencia del proceso electoral

Como se ve, el INE ha actuado con limpieza y con transparencia en cada uno de sus actos. | Ramón Verazaluce Osorio

  • 15/06/2018
  • Escuchar

Desde el mes de septiembre, fecha en que inició el proceso electoral y hasta el día de hoy, en que estamos a escasos días de que se lleve a cabo la jornada electoral más grande de nuestra historia, han existido numerosos encuentros y desencuentros entre los actores políticos e incluso entre las propias autoridades electorales. Se agotan los tiempos y el INE está listo para hacer frente, con responsabilidad y transparencia a la que será la jornada electoral más comprometida y delicada de su historia.

Como ya lo expresó el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello: “la autoridad electoral administrativa debe generar información cierta, precisa y oportuna para permitir a las ciudadanas y los ciudadanos que puedan ejercer un voto informado”. Asimismo exteriorizó su confianza de que las autoridades electorales brindarán certeza a cada etapa del proceso electoral, el día de las votaciones, en la instalación y cierre de las casillas y, en la misma noche de la Jornada Electoral.

En números

Dicho así, lo anterior podría parecer una tarea fácil y sin complicaciones, sin embargo, llegar a ese punto conlleva una serie concatenada de acciones que son dignas de tomar en cuenta.

En este proceso electoral se renovarán 3,407 cargos de elección popular en todo el país: 629 federales y 2,778 locales. Se elegirá la Presidencia de la República; 500 diputaciones federales[1]; 128 senadurías[2].

Habrá elecciones locales concurrentes en 30 entidades de la República y que, por primera vez, compartirán la misma casilla para votar por cargos federales en donde se elegirán: ocho gobernadores, la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, 972 diputados locales[3], 1,597 ayuntamientos, 16 alcaldías y 160 concejales de la CDMX y 24 juntas municipales en el estado de Campeche.

Para lograr lo anterior, durante este proceso electoral en el INE se lleva a cabo una labor titánica para hacer coincidir, el primero de julio, el mejor de los resultados a través de acciones como la de contratar a 38,767 Capacitadoras y Capacitadores Asistentes Electorales; 6,277 Supervisoras y Supervisores Electorales que capacitarán a 1´386,874 funcionarias y funcionarios de casilla que trabajarán en 155,484 mesas directivas de casilla.

Lo anterior, teniendo como base la Lista Nominal de Electores que es de 89 millones 300 mil ciudadanas y ciudadanos con derecho al voto, cifra que es casi 10 millones superior a la registrada en la elección del 2012, es decir, tenemos muchos más electores, para quienes se prevé instalar las poco más de 155,000 casillas en todo el país, de las cuales 96% serán casillas únicas que recibirán voto local y federal.

Asimismo, desde el 14 de diciembre (día en que iniciaron los procesos internos de selección de pre candidatos en los partidos políticos) y, hasta tres días antes del 1° de julio, se transmitirán aproximadamente 59 millones 700 mil promocionales de tipo electoral por radio y televisión en todo el territorio nacional.

Con independencia de lo anterior, no podemos dejar de tomar en cuenta la realización de los dos tres debates presidenciales que por sus transmisiones lograron capturar una audiencia inimaginable, ya que en el primer debate se superó los 11 millones 400 mil televidentes.

Al segundo debate, le dieron seguimiento 12 millones 600 mil televidentes, es decir, más de un millón de televidentes del que se tuvo en el primer debate en el Palacio de Minería. La transmisión en vivo también captó la atención en las redes sociales con un total aproximado de 4 millones de seguidores entre Twitter, YouTube y Facebook del INE.

En cuanto al tercer debate, en redes sociales se estima que fueron 2.2 millones de menciones en Twitter y, 1.6 millones de seguidores en Facebook; 1 millón en Periscope y 1.4 millones de reproducciones en YouTube, alcanzando una cifra de 6.2 millones de seguidores en total.

Lo anterior, reafirma que el INE ha cumplido de nueva cuenta con su trabajo, ha instrumentado la logística apropiada de manera óptima para que todas y todos los ciudadanos puedan acudir a ejercer su derecho a votar, en todo el territorio nacional y en las mejores condiciones que se pueden presentar.

Toda la labor titánica desplegada en las de diversas logísticas antes descritas, se ha dado dentro del marco de un total de 236 Acuerdos del Consejo General del INE que tienen que ver directamente con el proceso electoral, de los cuales 105 fueron emitidos en 2017 y 131 en 2018, así como 973 resoluciones y 34 dictámenes, desde que inició el proceso electoral el 8 de septiembre de 2017 y hasta el 28 de mayo pasado, todo lo anterior, dentro de las 9 sesiones ordinarias, 43 extraordinarias y una especial que ha celebrado el Consejo General.

Todas las acciones anteriores se han desarrollado con normalidad y con transparencia porque atrás del trabajo arduo de los Consejeros Electorales se encuentra el trabajo comprometido y profesional de miles de servidores públicos que componen la plantilla laboral del Instituto Nacional Electoral.

En algunos casos los Acuerdos han sido impugnados, algunas veces la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha confirmado dichos Acuerdos, en otras, los ha revocado porque desde su óptica las cosas deberían ser distintas, sin embargo, en todos los casos se han acatado sus instrucciones.

Tenemos una institución electoral fuerte, ejemplar, construida con base en la conciencia y compromiso profesional de todos sus servidores públicos y, aun cuando agentes externos como los partidos políticos, la prensa, líderes de opinión y algunos académicos han intentado tambalearla y la han golpeado, sigue de pie, respondiendo con altura de miras a la confianza que la sociedad merece, porque las y los ciudadanos tienen hoy especialmente, puesto el interés en los procesos electorales como la única vía del cambio democrático.

Hoy las y los ciudadanos son más y críticos y el escenario no podía ser más complejo en éste que es el mayor proceso electoral que se ha vivido en México. La lucha se cierra, sin embargo, en cualquier sentido que se dé el resultado, el INE está preparado para cumplir con profesionalismo su tarea.

Como se ve, el INE ha actuado con limpieza y con transparencia en cada uno de sus actos. Tendremos la posibilidad de elegir a quienes nos gobernaran los próximos seis años. Es nuestra responsabilidad acudir a las casillas para marcar el rumbo que deseamos, no desperdiciemos esa privilegiada oportunidad que en otros países no existe y para eso, no podemos dejar de reconocer que el INE ya cumplió su parte, les toca a los actores políticos conducirse dentro de la legalidad y cumplir cabalmente con su obligación.

[1] 300 diputaciones de Mayoría Relativa y 200 de Representación Proporcional.

[2] 64 de Mayoría Relativa; 32 de Representación Proporcional y 32 de primera minoría.

[3] 585 de Mayoría Relativa y 387 de Representación Proporcional.

La falta de transparencia y el cinismo

@RamonVerazaluce | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.