Opinión

Inicio turbulento

Iniciamos el año con pasos titubeantes y con pocas certezas, con la seguridad de que las cosas no van por el camino adecuado. | Julio Castillo

  • 08/01/2020
  • Escuchar

Volver al día a día al iniciar el año es un paso de realidad que nos aleja de las fechas decembrinas y nos devuelve a las obligaciones habituales y eso pasa en todos los aspectos de la vida. En el familiar, en el escolar o académico, en el laboral y en el político, que también baja su intensidad unos días para volver en enero a su ritmo.

El inicio de 2020 es turbulento e muchos aspectos y ni siquiera lo busca disimular:

·         En materia internacional estamos ante una crisis complicada. México no tiene relación alguna con el problema ni con la solución, pero no existe conflicto bélico que involucre a Estados Unidos y no repercuta en México, y a partir de declaraciones (francamente irresponsables) del presidente Trump, al parecer “los Zetas” están involucrados con los iranís involucrados en la bronca. Suena más a justificación, pero entre una y otra ha escalado el conflicto y hasta se ha hablado ampliamente de una tercera guerra mundial, que en caso de que en realidad pasara lo más probable es que sea la última de la humanidad… el mundo no se puede permitir algo así pero la inconciencia ha sido el signo de los últimos años y no parece tener límites.

·         En segundo término, han subido muchos precios de muchos productos en los primeros días del año. Puede ser una consecuencia directa de los aumentos al salario mínimo de los últimos dos años o puede ser que haya un desequilibrio entre la situación económica que parece que tenemos y la que realmente tenemos… como sea esta generación no había oído las palabras “re etiquetado” e “inflación” pero son realmente peligrosas. Las palabras que anteceden a las grandes crisis económicas.

·         En tercer lugar, la intención de abrir 2,700 sucursales de algo llamado bancos del bienestar por parte de López Obrador y su gobierno es francamente preocupante. En todo el mundo la tendencia es a cerrar sucursales bancarias y sustituirlas por servicios a partir de internet. Esto tiene dos problemas grandes, uno es de lógica y rompe con la tendencia mundial pero el segundo es de planeación, esto no estaba proyectado en el presupuesto que Morena aprobó en el Congreso en diciembre y eso abre un espacio para el “sospechosismo”.

·         Otros factores también marcan el inicio del año como un mal inicio para López Obrador: el regreso del avión presidencial a México que no fue vendido y que costó una millonada tener parado en Estados Unidos, los problemas con el Tren Maya y con el EZLN (por cierto se necesita ser muy soberbio para decir que el EZLN no está de acuerdo porque no conoce el proyecto…), los temas de García Luna y de los LeBarón (que abarcan varios sexenios), la violencia que sigue desbocada y la laxitud con la que se toma el gobierno la responsabilidad de gobernar.

Iniciamos el año con pasos titubeantes y con pocas certezas, con la seguridad de que las cosas no van por el camino adecuado y que además el camino que se está tomando nos alejará cada vez más de los países civilizados y de primer mundo. Ejemplo de ello son la apuesta por PEMEX y el petróleo, o por el carbón y la refinación. Es tiempo de ver hacia delante y dejar los prejuicios y los errores que no nos permiten, ni nos permitirán crecer como país si no los cambiamos.