Opinión

Ingleses de hierro

¡Inglaterra para los ingleses!

  • 25/06/2016
  • Escuchar

La frase “divide y vencerás”, es un dicho atribuido al dictador romano Julio César, y bien, es ésta la motivación que está imperando en la política de nuestros días en todas las sociedades, ya que finalmente cuando un grupo, colectivo o conjunto de naciones es dividido, es más fácil vencerlo; y la historia, aquí, nos da la razón.

 

Desde la creación de la Unión Europea en 1957, los países miembros han presumido que buscan en todo momento –si no con hechos, sí en espíritu–, erigirse en una fuerza asombrosa de apoyo a la paz mundial, la estabilidad económica y la prosperidad para el mundo entero.

 

Sin embargo, no es ajeno para muchos que la crisis económica que algunos miembros de la Eurozona viven desde 2013, o desde mucho antes, ha colocado a sus 28 miembros actuales en la delgada línea –ya casi imperceptible– que la separa de la consolidación mundial o el derrumbe de lo que expertos ya prevén sería una catástrofe de dimensiones titánicas que bien podría alcanzar, en mayor o menor medida, a todas las economías del orbe.

 

No es un secreto que a Europa la dirige y sostiene Alemania, con el apoyo de Francia, los pilares europeos, pero históricamente el Reino Unido, ¡sí!, esa nación que mantuvo un imperio durante los siglos XVI al XX, y del que también se decía con orgullo y optimismo “el sol nunca se pone sobre el Imperio Británico”, ha rechazado llevar la batuta de la UE, y lo demostró, primero, al rechazar el vínculo económico con Europa –al no abandonar la libra por el euro–; y segundo, al rechazar formar parte de la Eurozona, y su ideología de una integración total en los campos económico, militar y político, con el objetivo de que todos los países miembros actúen con una voluntad y una misma voz en los asuntos mundiales a favor de lo que podrían ser los Estados Unidos de Europa.

 

La unión política, como bien lo saben los planificadores realistas, será el factor esencial para alcanzar la estabilidad económica europea, y en esto hay un claro mensaje de los ingleses a toda Europa: por décadas han preferido estar más cerca de EU que del continente europeo, a donde geográficamente pertenecen.

 

Para Europa la unión política sería ineficaz sin un respaldo militar, y los dirigentes europeos declaran que será preciso contar también con una fuerza militar que haga viable la fuerza política de una probable Europa unida, y ante el discurso ultra nacionalista de Donald Trump, virtual candidato presidencial a la presidencia de EEUU por los Republicanos, ese tema se vuelva urgente por en nuestros vecinos del norte está surgiendo eso que ayer hizo que Gran Bretaña esté anunciando su salida de la Unión Europea: ¡Inglaterra para los ingleses, y Estados Unidos para los norteamericanos!

 

Dejar la UE representa para los europeos un golpe bajo, y ahora la atención estará puesta en las próximas elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos, ya que cualquier cara de la moneda (Demócratas o Republicanos) modificará sustancialmente la escena mundial. Reino Unido ya dio el primer paso, ¿Estados Unidos se atreverá a radicalizarse?

 

@plumavertical

@OpinionLSR