Opinión

Información estadística para el buen gobierno

La producción y el mantenimiento de información estadística mejora las circunstancias de vida de la población.

  • 20/10/2016
  • Escuchar

Para los gobiernos resulta relevante contar con información que permita conocer cuáles son los problemas de la población, su orden de prioridad y los criterios necesarios para resolverlos. Bajo este contexto, la estadística constituye un elemento indispensable para la planeación, pues permite trazar tendencias y entender fenómenos sociales, lo que coadyuva en la toma de decisiones.

 

Lo anterior es de tal importancia que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha instituido el 20 de octubre como el día mundial de la estadística, que se celebra cada cinco años con diversas actividades, acción que refleja la importancia del área de la matemática responsable del procesamiento de datos (desde su recolección hasta su análisis), y de su utilidad para conocer, con determinado grado de confianza, información que permite generar conclusiones sobre diversos temas.

 

De ahí que los materiales que proporciona esta ciencia constituyan insumos “fundamentales para la adopción de decisiones con base empírica en todos los contextos culturales e históricos nacionales y con independencia del nivel de desarrollo de los países”, de acuerdo con lo dicho por Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas.

 

Se trata de una herramienta tan necesaria, que en nuestro país existe un Órgano Autónomo Constitucional responsable de su generación: el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), cuyo objetivo es suministrar a la sociedad y al Estado datos que coadyuven al desarrollo del país a partir del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica (SNIEG).

 

Las cifras generadas por el INEGI son consideradas oficiales y de interés nacional, lo que significa, según lo refiere el legislador al dictaminar la Ley del SNIEG, que responden a ciertas características: 1) refieren a información económica, demográfica, social, sobre el gobierno, la seguridad pública, la impartición de justicia, la geografía y el medio ambiente, las cuales se organizan en cuatro subsistemas; 2) sirven para sustentar el diseño y la evaluación de políticas públicas de alcance nacional; 3) se elaboran de manera regular y periódica; 4) se basan en metodologías científicamente comprobadas; 5) resultan necesarios para prevenir y, en su caso, atender emergencias o catástrofes derivadas de desastres naturales y; 6) Incluye aquella que deba producirse por virtud de algún tratado internacional.

 

Por otro lado, la Junta de Gobierno del INEGI aprobó los Principios y Buenas Prácticas para las Actividades Estadísticas y Geográficas del SNIEG, en ellos se considera que para sustentar una mejor toma de decisiones, las estadísticas deben elaborarse observando los siguientes elementos:

 

1) Objetividad: la elaboración debe responder a una visión de Estado, y no a intereses particulares, por lo que es necesario respetar la independencia científica del proceso. En este principio la transparencia juega un papel fundamental, pues dar a conocer las metodologías, o sus posibles cambios, garantiza que impere el profesionalismo.

 

2) Oportunidad: la información tiene que ser publicada siguiendo los calendarios establecidos rigurosamente, a fin de que su utilidad en la toma de decisiones no pierda vigencia.

 

3) Accesibilidad: toda persona debe contar con la garantía de poder conocer los datos generados por el INEGI, sin más límite que aquel que imponga la confidencialidad y la reserva en los términos de ley.

 

El último principio enunciado juega un doble papel en el fortalecimiento de la transparencia, pues propicia que la sociedad acceda al conocimiento que es útil para la vida cotidiana, por ejemplo: los índices de precios al consumidor, la incidencia delictiva por entidad, e incluso, un directorio de empresas que permita su identificación, ubicación y actividad. Asimismo, es posible contar con los mismos insumos utilizados por el gobierno para generar políticas públicas, lo que sirve para comprender su hechura y, por tanto, brinda mejores condiciones para la participación de las personas.

 

Esta garantía de acceso es el elemento que permite entender el papel que desempeña el INEGI al interior del Sistema Nacional de Transparencia. Recordemos que a raíz de la reforma al artículo sexto constitucional, se dispuso que esta institución formaría parte de ese Sistema, junto con el INAI, la Auditoría Superior de la Federación, el Archivo General de la Nación y los órganos garantes del derecho de acceso en el ámbito local.

 

La inclusión del INEGI en su calidad de órgano encargado de regular la captación, procesamiento y publicación de la información estadística oficial, representa una acción orientada a la consolidación del derecho a saber, particularmente en lo que atañe a los esfuerzos coordinados en el seno del Sistema para el diseño de políticas en materia de generación, actualización, organización, clasificación, publicación, difusión, conservación y accesibilidad de la información pública.

 

De esta forma, se establecen las bases de un marco de certeza y uniformidad en los datos oficiales que se producen en las diversas instancias de gobierno, a la par que permite una mejor articulación de las políticas y acciones que cada organismo realiza en sus respectivas esferas de competencia para con ello contribuir a una mejor rendición de cuentas en el Estado mexicano.

 

Es clara la relevancia que tienen la producción y el mantenimiento de información estadística para mejorar las circunstancias de vida de la población, pues sirven a la buena conducción de la actuación gubernamental; igualmente positiva es su apertura, junto con la garantía de certidumbre y oportunidad en los datos, dado que favorecen la construcción de una ciudadanía más conocedora y con mejores condiciones para ejercer y exigir sus derechos. 

 

Por lo anterior, en el Día Mundial de la Estadística cabe el reconocimiento al INEGI por la importante labor que desarrolla, principalmente en el esquema de cooperación y articulación que representa el Sistema Nacional de Transparencia.

 

@INAImexico

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.