Opinión

INE, ¿otra filtración?

¿De dónde y cómo obtuvo esos datos Reforma? | Luis Farías

  • 25/05/2018
  • Escuchar

Según nota de Reforma (24 v 18), el INE turnó a la Sala Regional Especializada del TEPJF un expediente en el que se acusa a Jaime Rodríguez, El Bronco, de utilizar a funcionarios públicos en horas hábiles para recabar firmas a su favor.

La denuncia fue presentada por Samuel García, un joven diputado local de Nuevo León y candidato al Senado por Movimiento Ciudadano.

La nota continua diciendo que la denuncia deriva de una investigación realizada por el Grupo Reforma y publicada en sus periódicos el 29 de enero, en la que se sostiene que al menos 14 mil 493 firmas fueron recabadas por 595 funcionarios públicos del gobierno neolonés en días y horas hábiles.

El joven García demanda la cancelación del registro de Rodríguez Calderón y dar vista a la FEPADE para deslindar responsabilidades penales. Hasta aquí la nota.

Con las salvedades del caso, toda vez que la nota y proceso derivan de una supuesta investigación de Reforma, paso a plantear mi duda.

Si el expediente procedió con base en una publicación de Reforma estamos ante una atrocidad, porque dicha publicación sólo prueba que se publicó una supuesta investigación, no la investigación misma.

Ahora bien, si el expediente procedió con probanzas adicionales, estamos aún peor.

Las firmas

Me explico: la App y el sistema para el procesamiento de apoyos ciudadanos a independientes dejó sin testigo alguno a los propios aspirantes de los datos capturados por sus auxiliares. Los únicos reportes que se publicaron consignaban el número asignado al auxiliar y los números de folios asignados a los apoyos reportados al INE. No había nombres, ni horas; únicamente número de auxiliar y números de folios de apoyos capturados en cortes diarios.

Por tanto, legalmente nadie, ni siquiera el aspirante, podía acceder a los datos del apoyo y menos a las horas en que los auxiliares recababan las firmas y en las que las subían al servidor del INE.

Para saber si el auxiliar es funcionario público, se debe tener, primero, acceso a la base de datos que contiene el número asignado y nombre de los auxiliares por aspirante, de suerte de cruzar, luego, nombre de auxiliar con padrón de empleados gubernamentales de Nuevo León. Solo dos entes en el universo tienen acceso a esa base de datos, el aspirante a independiente y el INE.

Dato adicional es que sin motivación y fundamentación alguna a mediados de noviembre, por declaraciones a la prensa, se autorizaron, por cierto en contravención a norma expresa, lo que se conoce como cuentas concentradoras, que abrió la puerta a que cualquier persona se pudiese dar de alta como auxiliar, sin conocimiento ni control del aspirante. A partir de allí se perdió todo sistema de control, por parte del aspirante, sobre la captura de apoyos. Prueba de ello es que el propio Grupo Reforma pudo acreditar como auxiliares de Jaime Rodríguez a reporteros sin su conocimiento, comunicación ni control.

Ahora bien, para saber a qué horas fueron capturados los apoyos se debe tener acceso al expediente de cada uno de los apoyos y esto es únicamente accesible al INE. Luego entonces, para contar con la información que, dice la nota, sostiene la denuncia, sólo el INE pudo aportarla.

TEPJF

Ahora bien, la Sala Superior del TEPJF, por unanimidad, determinó (23 v 18,   SUP-REC-123/2018) que los partidos no pueden consultar la información contenida en los apoyos ciudadanos otorgados a favor de candidatos independientes, toda vez que constituyen datos personales sensibles y confidenciales, sujetos a un régimen reforzado de protección, por lo que su tratamiento requiere del consentimiento expreso de la persona titular.

A mayor abundamiento, “no procede que los partidos políticos accedan a la información en cuestión, ya que la labor de análisis y revisión de los apoyos se llevó a cabo de forma prácticamente automática, a través de la aplicación móvil desarrollada por el INE, y porque los partidos no habían solicitado el acceso a dicha información durante la fase de revisión de los apoyos, aunado a que el Aviso de Privacidad no previó dicho tratamiento de los datos”.

Luego entonces, suponiendo sin conceder que fuesen ciertos los datos que, dice la nota de Reforma, arrojó su investigación y sostiene la denuncia de García, su conocimiento por alguien diverso el personal autorizado del Instituto, delata otra deficiencia grave del sistema y filtración del funcionariado del INE. Una más.

Contrario a la opinión publicitada hasta la saciedad, la App y el sistema de procesamiento de apoyos ciudadanos nunca funcionaron óptimamente; el INE terminó en todos los casos rehaciendo manualmente lo que debió hacer el sistema de manera automática; a la fecha nadie ha explicado porqué el Instituto no tomó providencias y mejoró el sistema tan pronto las primeras verificaciones de diputados y senadores no funcionaron. Todo lo anterior, no sólo violentó el procedimiento y la norma, sino que en palabras del propio Tribunal “contaminó” el proceso a grado tal de hacerlo irreparable.

INE

También fue motivo de especial pronunciamiento del Tribunal que el INE faltó a la presunción de inocencia y a la más elemental prudencia al filtrar información a medios y difundir en conferencias de prensa información sujeta aún a procesamiento legal.

Regreso al tema, si en la instrucción del procedimiento iniciado por el joven Samuel García, obra información que sólo el INE podía conocer, el propio instructor debió abrir de oficio la investigación correspondiente sobre su origen y malversación. ¿De dónde y cómo obtuvo esos datos Reforma; quiénes eran responsables del control de la información recibida en el sistema de procesamiento de apoyos ciudadanos a independientes, quiénes de su reserva, quiénes de los controles de calidad en los procedimientos, qué medidas tomó el INE y cuándo al conocer indebidas filtraciones?

Si la nota en la que dice Reforma se basó García es del 29 de enero, ¿qué hicieron sobre dicha filtración de datos las autoridades correspondientes del Instituto y qué sanciones, en su caso, han aplicado?

Finalmente, ¿qué valor probatorio podrán tener las pruebas que en su caso haya acompañado Samuel García y examinado el INE tras la sentencia del TEPJF arriba citada?

Repito, habría que conocer el expediente para validar o no estas dudas, pero de tanto dudar termina uno dudando hasta del INE.

Alemán y la jauría

@LUISFARIASM | @OpinionLSR | @lasillarota