Opinión

Hoy todo es futbol, e incluso el Circo puede esperar

“Este asunto del futbol es muy importante como para dejárselo a los futbolistas”.

  • 19/06/2014
  • Escuchar

 

 

Millones de personas están en estos días de fiestas “de guardar” -finales de primavera e inicio del verano- pegados a la Televisión, viendo y escuchando todo lo que suceda entorno al Mundial de Brasil 2014. La fiesta del futbol es mucho más que un balón y 22 jugadores, es antes que nada una religión global donde caben todas las religiones del mundo y el único altar es la TV, y los comentaristas. No hay fútbol, aunque haya radio, teléfonos celulares y redes sociales. Es como un Circo; en esa fiesta nadie debe ser excluido. Debe haber trapecistas, enanos, payasos, malabaristas, contorsionistas, y sobre todo animales, tratados como debe ser, claro.

Dice Anthony Gooch que el futbol es importante para la vida de las personas desde todos los puntos de vista: “El de los que disfrutan jugando o viéndolo, los que están involucrados en la gran actividad económica que genera, o la sociedad en general, influida en gran medida a través de la forma en la que algunas personas se visten, su manera de expresarse, la música que escuchan y los modelos de conducta que siguen”.

En efecto, en ese deporte hay pues mucha pasión y más orgullo nacional; aunque combinadas estas dos cosas pueden ser un peligro, ya que se desbocan en excesos. 

No me quiero imaginar que hubiera pasado si en el primer partido la Selección hubiera perdido por culpa del árbitro.

El dios futbol es el deporte que levanta más pasiones, adhesiones, filias y fobias que cualquier otro; en torno al fútbol la gente discute, se molesta, se deprime, se pone feliz hasta la euforia e incluso llega a los golpes.

Además, en ese deporte se caen todas las barreras culturales, políticas, económicas y sociales. Surge una sola ilusión, una sola pasión y una sola forma de entender la vida: Ganar o perder; y claro es mejor ganar.

¡En México ya ganamos en dos partidos!

Bueno ganó la Selección y El Piojo. El partido en contra de Brasil dejó una agradable sensación a todos; la mayoría de “especialistas” anunciaron una gran derrota, y se equivocaron.

Alguien me comentó el martes que ese empate con Brasil es equivalente a una gran victoria y que ya pudiera terminarse el campeonato mundial y todos felices. Como dice la canción de Armando Manzanero: “Puedo morir mañana ya te he besado”.

 

Francisco y el futbol

Pues bien, la fiebre mundialista llegó también a Roma –todos los caminos nos conducen para allá, dicen-, por lo que hasta el propio Jorge Mario Bergoglio más conocido como el Papa Francisco se permitió hacer bromas sobre el resultado del partido entre Brasil y Croacia que dio inicio a la edición 2014.

Bergoglio conocedor -que lo es- de las reglas de futbol se reunió ese viernes con representantes del consejo de administración de la fundación Populorum Progressio para América Latina, creada por Juan Pablo II en 1992, con el objetivo de analizar el financiamiento de proyectos para comunidades indígenas de la región.  Dicha fundación ha patrocinado cuatro mil 140 proyectos de desarrollo en América Latina, por un total de 38 millones 314 mil 219 dólares.

Y durante el cónclave que duró 40 minutos, seguramente antes vieron todos el partido de futbol de la inauguración, el líder religioso rompió las formas y lo primero que hizo fue recordar que ese día era el cumpleaños número 75 de uno de los prelados que estaban ahí; así Francisco le preguntó a Mons. Antonio Arregui Yarza arzobispo de Guayaquil si habían festejado y si le habían comprado una torta, a lo que el religioso le respondió afirmativamente.

Al final de la reunión, el Papa le hizo un regalo. Por cierto fue el último obsequio como arzobispo, ya que días después el Papa le aceptó su renuncia al cargo en la Arquidiócesis de Guayaquil.

 

La broma del futbol

Y en cuanto al Mundial, al acercarse al arzobispo de Salvador, Brasil, Mons. Murilo Ramos Krieger, el Papa bromeó y le indicó: “Felicitaciones, el primer gol en contra se le quedó acá”, señalándose su garganta.

Francisco hizo la referencia al autogol del defensa Marcelo en el partido inaugural frente a Croacia, el primer gol en este Mundial, apenas a  los diez minutos del inicio.

Ese comentario provocó risas de los prelados en la cumbre.

Las referencias al Mundial de Fútbol no terminaron ahí, ya que otro de los asistentes se animó a adelantar la victoria de Colombia frente a Grecia, partido que efectivamente terminó 3-0.

"Es posible", dijo Francisco con voz de profeta.

Francisco ha obligado a todos los obispos y sacerdotes a ver los partidos de futbol.  No es casual que antes del inicio de la fiesta en Brasil 2014, había enviado un tuit que generó que decía: @Pontifex_es: “Les deseo a todos que puedan disfrutar de un maravilloso Mundial de fútbol, con un espíritu de verdadera fraternidad”.

Al tuit le añadió un video de felicitaciones en lengua portuguesa que fue transmitido por la televisión brasileña Rete Globo, en el que desea que el Mundial “pueda desarrollarse con serenidad y tranquilidad, siempre con respeto recíproco, con la solidaridad y fraternidad entre hombres y mujeres que se reconocen miembros de una única familia”.

El deporte es el instrumento –dice el Papa- para comunicar los valores que favorecen el bien de las personas y ayuda a construir una sociedad más pacífica y fraterna. Pensemos en la lealtad, la perseverancia, la amistad, el compartir y la solidaridad”.

Y ha indicado tres lecciones de la práctica deportiva, tres comportamientos esenciales en favor de la paz: La necesidad de “entrenarse”, el “juego limpio” y el respeto a los adversarios.

Interesante el mensaje del jesuita.

Sería bueno que los problemas en el mundo se resolvieran en un partido de futbol, en una cascarita.

 

¿Y que habrá dicho el Papa Francisco del partido México–Brasil?

No sabemos, pero la Selección de México ha hechos milagros.

Por cierto, cuando el presidente Enrique Peña Nieto lo visitó el pasado  sábado 7 de junio y uno de los regalos que le dio fue la “verde”, la camiseta de la Selección mexicana. El souvenir es muy codiciado para cualquier persona ya que lleva la firma de todos los jugadores. 

Francisco tiene muchas camisetas, incluida la que le obsequió Joseph Blatter presidente de la FIFA, pero sabemos que su corazón de aficionado está en su país natal: Argentina.

 

La visita a México empieza tomar forma

¿Pensaría el presidente Peña que el Papa Francisco se pondría algún día la verde?

Seguramente no, a menos qué México gane el mundial. O, quizá en su próxima visita a México.

Por cierto, Irene Savio, corresponsal de Reforma en Roma, publicó este miércoles 18 de junio que la visita del pontífice puede ser una realidad y podría ser en el Norte del país, muy cerca de EU, sobre todo de Filadelfia.

¿Monterrey?

"En los próximos días mantendremos los primeros encuentros sobre el asunto. Sin duda es una posibilidad que no se puede descartar (que el Papa viaje al norte de México)", explicó a la periodista una fuente del gobierno mexicano que habló bajo anonimato. "Es altamente probable que pudiera darse. Pero todavía estamos en el ámbito de la especulación, de las hipótesis", agregó –la fuente-, al explicar que todavía no se ha concretado ningún detalle de la visita papal.

El que si viajará a México –dice la fuente-, es el Secretario de Estado y número dos del Vaticano, Pietro Parolin.

Y ese viaje no es casual y todo apunta que Francisco vendrá a nuestro país aprovechando su viaje a Filadelfia, EU a donde tiene previsto asistir a finales de septiembre de 2015 a la VIII Reunión Mundial las Familias. (Véase Enrique Peña Nieto se reunirá con el papa Francisco en La Silla Rota, 29 de mayo de 2014. http://lasillarota.com/enrique-pena-nieto-se-reunira-con-el-papa-francisco#.U6HXthYfEvQ)

Para Parolin México es un país que conoce bien. Tiene muchos amigos y más ahora como Secretario de Estado. Casi nadie lo menciona pero fue una especie de secretario particular del otrora poderosísimo nuncio Girolamo Prigione. En efecto, el hoy Secretario de Estado –papable por cierto-, vino a nuestro país en 1989 justo cuando se dieron las reformas constitucionales que posibilitaron las relaciones del Estado con las Iglesias y sobretodo el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano.

En una entrevista en 2007 (Reforma) Parolin evocó su paso por la delegación apostólica en México, y dijo que formó parte de las negociaciones para el establecimiento de relaciones diplomáticas. "No se me borrarán de la mente los sentimientos y los estados de ánimo de ese periodo que oscilaban entre la esperanza y la incertidumbre, entre la satisfacción por los avances obtenidos y los problemas que a menudo surgían".

Hoy las cosas han cambiado.

Bienvenido el Papa Francisco a México. Ojala –quiera Alá-, se ponga la camiseta “verde”.

De hacerlo armaría un gran lío.

¿Se imaginan?

PD: Sobre la llamada Ley anti circos de lo que escribí la semana pasada. Es muy probable que el Jefe de Gobierno aplique el veto. Hay varias razones, una de ellas es que los asambleístas legislaron sobre un asunto que no le es de su competencia, por cierto con una alta votación- 41 votos a favor, 11 abstenciones y ninguno en contra-  y la otra fue de la ALDF negó a los empresarios de los circos su derecho de audiencia antes de legislar. Deben saber los diputados locales que tienen la obligación -cuando legislan- de escuchar todas las voces involucradas en un tema, de no hacerlo incurren en una irregularidad.

En ese sentido, a nombre de 180 circos, Armando Cedeño, presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo, acudió a la ALDF para pedirle a los legisladores que modifiquen la reciente reforma a la ley de espectáculos públicos, y en caso de no hacerlo –dicen- podrían acudir a los tribunales para defenderse.

Por otro lado, invitaron a los legisladores y a los medios para que acudan la mañana de este jueves

constaten como entrenan –no doman y maltratan- a tigres, dromedarios, elefantes, jirafas, caballos y perros.

Los empresario de los circos se comprometieron a mostrar a los legisladores cómo se realiza el adiestramiento de animales a través de premios y no con golpes, y aprovecharon para acusar al PVEM de utilizar el tema como bandera en las elecciones de 2015.

Nos enteramos que el DF se presentan aproximadamente 50 diferentes circos cada año, que a la semana brindan 12 funciones, con audiencias que van desde de las 150 personas, hasta los circos grandes donde en general el promedio son 500 asistentes.

La verdad es que a mí me gusta el circo. Muchos de nuestra generación conocimos los animales gracias los circos.

Por cierto, los asambleístas no dijeron nada de los haberes de retiro que les aprobaron a los Magistrados del TSJDF. Lamento que legislen por ocurrencias.

 

@fredalvarez