Opinión

Histórico acuerdo entre China y la Santa Sede...

Pactan el nombramiento consensuado de obispos y con ello la posibilidad de reanudar relaciones luego de 70 años de distanciamiento... | Fred Álvarez

  • 28/09/2018
  • Escuchar

Firman Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de los obispos.

La mañana del sábado 22 de septiembre justo en el momento en que el papa Francisco despegaba del Aeropuerto Internacional de Roma-Fiumicino con destino al Aeropuerto Internacional de Vilnius, Lituania, en su gira apostólica número 25 de su pontificado, se celebraba una reunión en Pekín entre Antoine Camilleri, subsecretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados y Wang Chao, viceministro de Asuntos Exteriores de la República Popular de China.

Con ello se pone fin a décadas de desencuentros, ruptura que se produjo en 1951, dos años después de la revolución popular china encabezada por Mao Tse-tung y que llevó a la división de la Iglesia en aquella región en dos instituciones: la Iglesia Patriótica China, controlada por el Partido Comunista, y la Iglesia clandestina, en comunión con la Santa Sede.

Acuerdo histórico

Durante todo ese tiempo Pekín se negó  a aceptar los nombramientos de obispos realizados por el Papa e insistían en nombrar ellos a los titulares de las sedes episcopales, obviamente situación rechazada por el Vaticano. Los obispos que permanecían fieles al Papa vivían una situación cercana a la clandestinidad, y eran perseguidos...

El comunicado oficial se dio a conocer por la Sala de Prensa del Vaticano al mismo tiempo que por el Ministerio del Exterior chino. Nadie lo esperaba…

Dice el texto del Acuerdo…

"El Acuerdo Provisional (...) que es fruto de un acercamiento gradual y recíproco, se estipula después de un largo proceso de delicadas negociaciones y prevé evaluaciones periódicas sobre su implementación. Trata del nombramiento de los obispos, una cuestión de gran importancia para la vida de la Iglesia, y crea las condiciones para una colaboración más amplia a nivel bilateral.

La esperanza compartida es que este acuerdo fomente un proceso de diálogo institucional fructífero y con visión de futuro y contribuya positivamente a la vida de la Iglesia Católica en China, para el bien común del pueblo chino y para la paz en el mundo".

Punto...

Por alguna razón el Acuerdo no fue hecho público, quizá por ser “provisional” y estar en periodo de prueba...

Comunicado de prensa sobre la firma de un acuerdo provisional entre la Santa Sede y la República Popular de China sobre el nombramiento de los Obispos, 09.22.2018

Muchos creyeron que el Acuerdo implica de inmediato el restablecimiento de relaciones diplomáticas. No es correcto, pero -eso sí-, representa un gran avance ya que pone fin a décadas de desencuentros.

De entrada el acuerdo, "provisional", tuvo sus primeras consecuencias, el papa Bergoglio decidió readmitir a los obispos ordenados sin mandato pontificio. En un comunicado difundido oficial se informó que el papa readmitió "en la plena comunión eclesial a los Obispos oficiales ordenados sin mandato pontificio”.

Ellos son.... Joseph Guo Jincai, Joseph Huang Bingzhang, Paul Lei Shiyin, Joseph Liu Xinhong, Joseph Ma Yinglin, Joseph Yue Fusheng y, monseñor Vincent Zhan Silu. También a Anthony Tu Shihua quien falleció el 4 de enero de 2017, pero expresó  antes de morir su deseo de reconciliarse con la Sede Apostólica. Con la acción Francisco lo liberó de la ex comunión.

Esa acción abre un nuevo camino que permita superar las heridas del pasado.

Por especialistas como a Antonio Spadaro SJ, director de la revista jesuita "Civiltà Cattolica” "ya no existen (existirán) aquellas dificultades que habían mantenido a la Iglesia dividida entre dos comunidades”. Con ello, dijo en una entrevista "se completa un largo proceso, iniciado por Juan Pablo II, de legalización, es decir, de readmisión a la comunión con el Papa de obispos que fueron ordenados ilegalmente, ilícitamente, es decir, ordenados por el gobierno sin el mandato pontificio”.

Nos recuerda que desde el año dos mil hay apenas 40 obispos legitimados, es decir, que comulgan con La Santa Sede...

En declaraciones a los medios de comunicación, el director de la Sala de Prensa del VaticanoGreg Burke, señaló que este acuerdo “no es el final del proceso” de diálogo entre el Vaticano y las autoridades chinas para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos Estados y entre la Iglesia y el gobierno chino, sino que “es el comienzo” de una gran relación. Insistió en que “el objetivo del acuerdo no es político, sino pastoral, permitiendo a los fieles tener obispos que estén en comunión con Roma y, al mismo tiempo, que sean reconocidos por las autoridades chinas”.

En tanto, el Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, dijo que espera que el acuerdo “definitivo” se dé “en un tiempo no muy largo”.

“Estamos trabajando”, dijo el purpurado a los periodistas en relación al tema, en el marco de la presentación de un libro en el Vaticano. “Sobre este tema hay mucha discreción de nuestra parte”, agregó.

El acuerdo como lo señala Gianni Valente en la web Vatican Insider, “no es como un golpe de varita mágica que resolverá todos los problemas. No autoriza que se caiga en el triunfalismo ni en la retórica de los cambios históricos, porque se trata de un paso en un proceso en el que han estado involucrados por lo menos tres pontificados. Pero es cierto que se trata de un momento importante en un largo camino, lleno de esfuerzos, dolores, conflictos y miserias varias. Por primera vez un acuerdo que involucra a la República Popular China reconoce di facto el papel del Sucesor de Pedro como guía espiritual y jerárquica de la Iglesia, en un punto que toca el corazón mismo de la unidad católica, como es el nombramiento de los obispos”.

¡Las reacciones han sido muchísimas...!

De entrada La Iglesia Patriótica de China manifestó apoyo al acuerdo y confió en que propicie un mejoramiento de las relaciones bilaterales. Expresa el “profundo amor a su patria” y reitera el compromiso a “seguir el camino de adaptarse a la sociedad socialista, y bajo el liderazgo del Partido Comunista de China...”.

Ojo. Dice que bajo el liderazgo del partido...

¿Y los críticos?

Son una minoría. El principal opositor es el obispo emérito de Hong Kong y Cardenal Joseph Zen, quien de entrada culpó  al cardenal  Pietro Paroln. Incluso afirmó que éste cometió una "increíble traición”, ya que dijo “están entregando el rebaño en la boca de los lobos”.

¡Durísimo!

Precisó el anciano cardenal que no cree "que (Parolin) tenga fe”, (ya que sólo) “es sólo un buen diplomático en un sentido muy secular y mundano”, y se atrevió a pedir  su renuncia…

Obviamente no se atrevió a pedir la dimisión al papa Francisco. "No saldré a luchar contra el Santo Padre. No cruzaré esa línea” dijo.

No entendió el anciano cardenal los cambios de Francisco. Lástima.

No es la primera vez que el cardenal emérito emite opinión distinta de la Santa Sede con el tema de China.

La respuesta vino días después por el mismísimo papa Francisco

¡Yo soy el responsable!, dijo el papa...

En su acostumbrada charla con los reporteros de la fuente siempre que concluye un viaje apostólico habló del tema arriba del avión que lo llevaba de regreso a Roma, la tarde del martes 25 de septiembre...

Antonio Pelayo, sacerdote y periodista de Antena 3 y de la revista Vida Nueva le pregunta al papa  sobre el tema China-Santa Sede. -¿Puede darnos alguna información sobre su contenido? Porque algunos católicos chinos, en particular el Cardenal Zen, lo acusan de haber vendido la Iglesia al gobierno de Pekín tras muchos años de sufrimiento. ¿Cómo responde a estas acusaciones?

Francisco respondió categórico... "Este es un proceso de años. Un diálogo entre la comisión vaticana y la comisión china para sistematizar el nombramiento de obispos”.

Y agregó que, "El equipo vaticano ha trabajado mucho. Quisiera nombrar a algunos como Monseñor (Claudio Maria) Celli, que con mucha paciencia ha ido al diálogo que ha durado años. ¡Años! También el Padre Rota Graziosi, un humilde curial de 72 años que quiere servir como sacerdote, ir a la parroquia, pero que se ha quedado en la Curia para ayudar en este proceso.

Y luego el Secretario de Estado que es un hombre muy devoto, el Cardenal (Pietro) Parolin, pero que tiene también una especial devoción para la observación. Todos los documentos los estudia hasta en los puntos, comas y acentos. Esto a mí me da una seguridad muy grande. También este equipo con estas cualidades ha seguido adelante”.

Aquí el papa precisó… "Ustedes saben que cuando se hace un acuerdo de paz o una negociación, las dos partes pierden algo. Esta es la ley. Las dos partes, y se sigue adelante. Y esto ha seguido adelante. Dos pasos adelante, uno atrás, dos adelante, uno atrás. Luego han pasado los meses sin hablarnos y luego llegó el tiempo de hablar, que parece al tiempo chino, lentamente. Esta es sabiduría, la sabiduría de los chinos”.

Y para que no quede duda el papa Francisco precisó el caso de los 8 obispos readmitidos...

"Y sobre los obispos que estaban en dificultad han sido estudiados caso por caso. Por cada obispo han llegado al final los expedientes de cada uno a mi escritorio y he sido yo el responsable de firmar cada caso de los obispos. Luego el caso del acuerdo ha regresado, se ponían los borradores en mi escritorio, se conversaba, daba mis ideas, los otros discutían y se iba adelante". (...)

En síntesis, agregó el papa jesuita, "El acuerdo lo he firmado yo... Yo soy el responsable. Los otros que he nombrado (obispos) en todo han trabajado por más de diez años. No es una improvisación, sino que es un camino, un verdadero camino…”.

La respuesta del papa es clara, cuando dice que las dos partes pierden algo... esta es la ley...

Según el Acuerdo provisional no será ya posible nombrar y consagrar a un obispo sin el aval del papa, aunque es claro que el gobierno Chino y la Asociación Patriótica podrán proponer sus candidatos…

El papa tiene poder de veto..., pero debe ceder ante la Iglesia China; habrá un periodo de prueba…

No se conocen los detalles del acuerdo provisional debido a que no se dio a conocer, pero estamos seguros que será un acuerdo para bien. La medalla con China se la cuelga el papa Francisco pero lleva el ADN de Benedicto XVI…

China reconoce sólo cinco credos, el budismo, el taoísmo, el islam, el catolicismo y el protestantismo. Se estima que hoy hay alrededor de 12 millones de católicos y cuentan con 140 diócesis.

El Acuerdo llevará a un crecimiento del catolicismo... El sacerdote jesuita Antonio Spadaro afirma que China tiene una enorme necesidad espiritual. “La está expresando. Las conversiones al cristianismo alcanzan porcentajes muy altos… La Iglesia Católica hoy está llamada a responder a este gran deseo de Evangelio...”.

Veremos qué pasa…

El papa Francisco está feliz con el acuerdo provisional con la República Popular China

La mañana del miércoles 26 de septiembre Francisco dirigió a los católicos chinos un mensaje de aliento articulado en diez puntos en donde hace un llamado al diálogo, al encuentro y al respeto entre la Santa Sede y el gobierno chino “para construir un futuro común de mayor armonía”.

Y  aprovechando la audiencia general del miércoles hizo un llamamiento en la Plaza de San Pedro:

“Con este espíritu, he decidido dirigir a los católicos chinos y a la entera Iglesia universal un mensaje de aliento fraterno, que se publica hoy (miércoles 26)...”.

Mensaje del Papa Francisco a los católicos chinos y a la Iglesia universal, 26.09.2018

Con él -dice el papa Francisco- espero que en China se pueda abrir una nueva fase, que ayude a sanar las heridas del pasado, a restablecer y mantener la plena comunión de todos los católicos chinos y a asumir con renovado compromiso el anuncio del Evangelio…

El Acuerdo, dice el papa, es provisional y por ello "está llamado necesariamente a ser mejorado, (pero) puede contribuir —por su parte— a escribir esta nueva página de la Iglesia católica en China...”.

El papa invita a los católicos chinos “a que se hagan artífices de reconciliación” en el país, pues, “la comunidad católica en China está llamada a permanecer unida, para superar las divisiones del pasado que tantos sufrimientos han provocado y lo siguen haciendo en el corazón de muchos pastores y fieles”.

Bono Vox y el Papa Francisco

@fredalvarez  | @OpinionLSR | @lasillarota