Opinión

Herramientas para el ejercicio del derecho a la información

Resulta imprescindible generar acciones a favor de la verificación de la información y las fuentes noticiosas en Internet. | Blanca Lilia Ibarra

  • 29/07/2019
  • Escuchar

México es uno de los países más activos en redes sociales; es el quinto en el mundo con más usuarios de Facebook con 85 millones, 77 millones de cuentas de Whatsapp, y el octavo lugar mundial con 6.9 millones de usuarios en Twitter.

Tanto jóvenes, como adultos utilizan las redes sociales como medio para comunicarse e informarse; de acuerdo con información de la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación 2018 del INEGI, entre las principales actividades de los 74.3 millones de usuarios de Internet, se encuentra el entretenimiento con el 90.5%, comunicación con 90.3% y la obtención de información con el 86.9%.

El Instituto Reuters junto con la Universidad de Oxford, en su Reporte Anual de Noticias Digitales, refieren que al menos tres de cada cuatro mexicanos utiliza sus redes sociales y sus teléfonos inteligentes para acceder a noticias, en especial a través de Facebook y Whatsapp. Y es que, estas plataformas como medios informativos representan una fuente noticiosa de inmediatez, masividad, y la posibilidad de una comunicación horizontal con mayor interacción entre quienes generan la noticia, quienes la transmiten, y las audiencias.

No obstante, este escenario de gran apertura informativa y pluralidad en contenidos que ha posibilitado Internet y las redes, también ha mostrado ser un espacio fértil para la proliferación de noticias falsas, así como a propaganda negra en periodos electorales. El 1er. Estudio Nacional "¿Cómo usan los mexicanos las redes sociales?" elaborado por la máxima casa de estudios de México reveló que, en Whatsapp el 63% de las noticias falsas son reenviadas por familiares, y el 61% por amigos, y las personas entrevistadas manifestaron que miden la veracidad de la información por "el título o el encabezado".

En ese sentido, en un contexto con una oferta inmediata de noticias e información, la verificación de los datos y las notas resulta necesaria para descartar o confirmar los contenidos noticiosos a los que tenemos acceso por medio de redes sociales. Desde 2001, las universidades estadounidenses han conformado iniciativas y colectivos para la verificación de lo manifestado por los políticos y la prensa.

En México, este ejercicio de verificación ha tenido diversas manifestaciones y plataformas desde la ciudadanía, las autoridades electorales y la academia. Uno de los primeros ejercicios fue El Sabueso, impulsado por un medio de comunicación nativo digital y parte del Internacional Fact-Checking Network, que busca combatir la desinformación con notas que contrastan y explican las notas. Otros ejemplos, que resaltamos fueron las iniciativas #Verificado19S en el marco de los sismos acontecidos en septiembre de 2017, y #Verificado2018 en el contexto de las elecciones federales de 2018.

Estos ejercicios se posicionaron como herramientas para fortalecer y defender el derecho a la información de toda sociedad. Los tres esfuerzos ilustraron que la información es un insumo para la seguridad y la solidaridad, pero también para decidir con conciencia sobre el futuro de nuestro país.

Conformar estrategias para defender el acceso a la información oportuna, veraz y de calidad es construir una sociedad mejor informada, que toma decisiones basadas en hechos reales y que participa en su espacio público con conocimiento y certeza. En el INAI, estamos convencidos que el derecho a la información nos ofrece oportunidades para fortalecer a la ciudadanía; por ello, resulta imprescindible generar acciones a favor de la verificación de la información y las fuentes noticiosas en Internet. Un reto en donde, medios de comunicación, periodistas, autoridades y ciudadanía tenemos mucho que aportar para consolidar una política informativa y comunicacional de calidad.