Opinión

Haciendo fajina en Sedena

Se comenta en los pasillos de la Sedena que ya iniciaron las investigaciones contra los jefes militares acusados por presunta corrupción. | César Gutiérrez

  • 13/10/2020
  • Escuchar

México está sangrando, ¿acaso no lo pueden ver? Si no lo hacen, ¡es por qué están ciegos! La situación precaria de cada hogar mexicano es más palpable, y cada día la esperanza se está consumiendo. Aún no queremos comprender que los partidos políticos, magistrados, secretarios de estado, junto con sus bufones y arlequines, solo les están dando pan y circo a los ciudadanos. El interés público y social quedó abandonado en letra muerta en cada uno de los botes de basura de las cámaras, tribunales y edificios.

El costo político no se ha hecho esperar, hoy muchos tratan de confundir al ciudadano que igualdad es tener pobreza. ¡No se diga la pobre justicia, impunidad absoluta! Sus leyes son mancilladas a más no poder por la falta del correcto ejercicio del derecho en contra de aquellos traidores de la patria. La palabrería no está resolviendo ningún problema. Ya que, si fuera así lo haría un millón de veces por ver a mi México florecer como primera potencia mundial.

¿En dónde están esos pensadores, filósofos y eruditos? ¿Dónde están esos que resuelven problemas? ¿Dónde están los que eran dueños de la verdad? La realidad es que no hay nadie, solo corrupción, nepotismo y un grave abuso hacia los ciudadanos de a pie que tienen mutilada la voz. México hoy está sangrando, de seguir así, muy pronto vendrá el colapso del que nadie quiere hablar, ver y oír, pero si les gusta cobrar.

Como hemos podido observar el escenario político-militar sigue candente. No dejan de cesar los ataques y críticas de militarización. Pero, yo no veo a esos actores brindando apoyo a la población civil en el Plan DNIIIE, no los veo construyendo un aeropuerto, no los veo protegiendo a los civiles de los delincuentes las 24 horas del día. Ha sido muy fácil el discurso de la parte anticonstitucional, pero lamentablemente hasta el momento no hay resultados.

Los funcionarios de alto nivel, diputados, senadores y magistrados, sólo nos han brindado un trabajo de godín incompetente, ya que no hay justicia, no hay reactivación de economía en el sector privado e informal, no hay generación de empleos. Sigue el incremento de desaparecidos, los muertos por homicidios, feminicidio y la pandemia. Pero al soldado que sí lo hace y sin desobedecer, dale todo el trabajo pesado y que nadie quiere hacer, mientras están con sus candidaturas. Ahí radica la doble moral de a quienes les encanta criticar, pero no mueven ni un dedo para que México salga del atolladero.

Todo este escenario indica que no cesará la lucha por el poder. Ésta ha provocado demasiadas indisciplinas, tanto que hasta el ejecutivo ha tenido que llamarles la atención a los miembros de su partido. Para llevar a cabo una transformación necesitamos mujeres y hombres comprometidos para hacer crecer a México, no sólo para obtener jugosos sueldos o contratos millonarios. Ahí radica el ejemplo, pero la realidad que hoy vive México es: si mi jefe roba ¿por qué yo no? La deshonestidad ha sido un factor determinante en cada escándalo por parte de funcionarios miembros del gobierno en sus diferentes niveles. ¿Por qué tenemos que seguir soportando tanta aberración?

Por ejemplo, en el tema de los fideicomisos, si existe corrupción ¡que se persiga y se sancione!, pero sin pruebas ¿de qué estamos hablando?, o ¿dónde están los responsables, las auditorías e informes? Precisamente esos bufones y arlequines al ver que no pueden dar resultados han inventado justificación tras justificación. 

Ahora bien, si vas a desaparecer los fideicomisos, al momento de cancelarlos debe aprobarse el instrumento que sustituirá al anterior, para dar certidumbre y no provocar un CAOS, como ha sucedido con los medicamentos para niños con cáncer, para las mujeres con cáncer, para las estancias infantiles, la investigación, los deportes, la cultura, el cine, etc., etc., etc. Esa es la constante estupidez de todos estos radicales cuando elevan sus propuestas y planes. 

Tal parece que los miembros del gabinete quisieran fallar a propósito, para dejar en vergüenza al ejecutivo. La realidad es que NO LE DICEN LA VERDAD y sólo han logrado colapsar el flujo del crecimiento de México. Necesitamos soluciones, NO problemas. Cuando los funcionarios que NO son militares comprendan la profundidad de esta frase, México comenzará a cambiar para ser mejor. Mientras sigan esos parásitos en el poder, no podremos avanzar. 

Se comenta en los pasillos de la Secretaría de la Defensa Nacional que ya se iniciaron las investigaciones contra los jefes militares que han sido mencionados en los últimos reportajes por presunta corrupción en la Sedena, pero lo que más llama la atención es que estos generales no se mandaban solos, y se dice que la investigación llega hasta lo más alto de la estructura. Ahora la pregunta obligada es, ¿ahora sí el general secretario Luis Cresencio Sandoval se deslindara de su antecesor? Pues de acuerdo a lo que me comentan será así, ya que las investigaciones son en contra de varios generales que estuvieron en los dos últimos sexenios. En cualquier momento se realizaran las detenciones de algunos de ellos, aunque trataran que el impacto mediático no sea tan grande que dañe la imagen de la Secretaría de la Defensa Nacional, que en estos momentos es el saco de boxeo de los especialistas, intelectuales y luchadores sociales. Como siempre lo he dicho, es más fácil ser un revolucionario y luchador social en las redes sociales, que callarse la boca y verlos en las zonas de desastre y conflictos defendiendo a la población civil y mandando a los soldados a sus cuarteles, que aunque no lo crean es lo que todos queremos.

Por cierto, qué curioso que precisamente ahora salgan los vínculos de la familia del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, con documentos oficiales, ya que cuando lo dijimos en 1997, nos costó cárcel, torturas y desprestigio, pero como dice el dicho: a cada santo le llega su hora. Es cierto que los delitos, aunque son por delincuencia organizada, estarán la mayoría prescritos, pero no se les olvide el caso (masacre) de aguas blancas; esos delitos considerados de lesa humanidad no han prescrito, se los dejo como dato por si realmente quieren ejercer acción penal contra este personaje. Asimismo, en mi libro tendrán la oportunidad de escuchar esos hermosos audios donde se escucha claramente a la familia política de Ernesto Zedillo pactar con los narcotraficantes Amezcua Contreras, reyes de las metanfetaminas en su momento y que comandaban el Cártel de Colima.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.