Opinión

Hacia la paridad de género en el INE

Debe hacerse énfasis en la importancia de ir garantizando un equilibrio entre hombres y mujeres, el INE no debe ser una excepción. | Fernando Díaz Naranjo

  • 17/02/2020
  • Escuchar

Toda vez que los consejeros electorales Benito Nacif, Enrique Andrade, Marco Antonio Baños y Pamela San Martin concluirán su encargo en el mes de abril, fue emitida, por la Cámara de Diputados, la convocatoria para el proceso de selección de cuatro consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral (INE) que formarán parte del máximo órgano de dirección de dicha institución y completarán los 11 espacios que corresponden a los consejeros.

La convocatoria, establece una serie de procedimientos para que las y los aspirantes se registren y cumplan con la acreditación de diversos requisitos en los plazos determinados en el acuerdo de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados por el que fue emitida la convocatoria de referencia.

Entre los requisitos más importantes que los aspirantes deben de comprobar es la de contar con título profesional a nivel licenciatura (con una antigüedad mínima de cinco años) y contar con los conocimientos y la experiencia que les permita desempeñar, en su caso, el cargo; gozar de buena reputación y no haber sido condenada o condenado por delito alguno, salvo que no hubiese sido doloso; no haber sido registrada o registrado a un cargo de elección popular ni haber desempeñado algún puesto de elección en los últimos cuatro años, así como no haber desempeñado algún cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político.

También, deben los aspirantes manifestar que no ocupan alguno de los cargos descritos en la convocatoria ni que son o fueron miembros del servicio profesional electoral, durante el último proceso electoral federal ordinario.

La convocatoria establece la integración de un Comité Técnico de Evaluación que se conformaría por personas de reconocido prestigio que, entre otros aspectos, analizaría la documentación que las y los aspirantes presenten para verificar el cumplimiento de los requisitos legales requeridos en la convocatoria y evaluaría la idoneidad para ocupar el cargo por el que se concursa.

Para dicha valoración se definirían diversos criterios que comprenderían, al menos, la evaluación respectiva del cumplimiento de los requisitos legales; la evaluación específica de un ensayo; la evaluación de conocimientos en las materias constitucional, gubernamental y electoral, así como la realización de una entrevista de carácter público.

Consecuentemente, las principales fechas del proceso que inicia con la inscripción y registro de aspirantes que va del 18 al 28 de febrero, pasando por la designación de los integrantes del Comité Técnico de Evaluación (26 de febrero), el acuerdo con los criterios específicos de evaluación de las y los aspirantes (9 de marzo), la remisión del Comité de las listas de aspirantes a la Junta de Coordinación Política (24 de marzo), la remisión a la Mesa Directiva de las propuestas de las y los aspirantes por parte de la Junta de Coordinación Política (30 de marzo), hasta la votación por el Pleno de la Cámara de Diputados (31 de marzo), son fechas muy cortas, de mucho análisis de todas las instancias participativas y de mucha deliberación política.

Pero independientemente de los perfiles que se inscriban, debe hacerse énfasis en la importancia de ir garantizando un equilibrio entre hombres y mujeres y, el INE no debe ser una excepción.

Actualmente en su Consejo General existen tan sólo 4 mujeres por 7 hombres, de éstos últimos uno es, además, su presidente.

Por ello, sería muy oportuno que, en esta convocatoria, al menos tres de los cuatro aspirantes que determine la Cámara de Diputados fueran mujeres, con lo que además, la Cámara de Diputados daría una muy importante señal en la búsqueda de ir materializando una auténtica paridad de género y con ello, plasmar en el Consejo General del INE un modelo de integración que le de fuerza, entre otros aspectos, a los requerimientos que, como autoridad electoral nacional, debe emitir a partidos para cumplir con el registro de candidaturas observando justamente la paridad de género.

¡Hasta la próxima!