Opinión

Hacia la creación de una autentica Fiscalía General de la República

Todavía no se cumple el plazo, pero la oposición consideró como un hecho el nombramiento y por eso decidieron cambiar las reglas del juego.

  • 01/12/2016
  • Escuchar

Era lunes 22 de septiembre de 2014, todavía no se llegaba al segundo año del gobierno de EPN y las cosas marchaban viento en popa, para la economía y la política mexicana; el Pacto y las reformas institucionales habían sido relativamente un éxito, era el mejor momento del presidente.

 

Ese día se encontraba en Nueva York, y ahí, en el marco de la comida que se le ofreció en su honor por grupo exclusivo denominado The Economic Club of New York, el presidente precisó que los cambios se debían al Pacto, y subrayó que dentro de las reformas hechas para fortalecer el régimen institucional fue el crear una reforma político-electoral, que lleva dos importantes componentes, uno de ellos el dar la posibilidad de establecer en un futuro gobiernos de coalición, y lo segundo el crear una Fiscalía General de la República (FGR). Un día después –el 23- y de manera sigilosa, la Secretaría de Gobernación presentaba ante el Pleno de la Cámara de Diputados –y sin estar agendada- el proyecto de ley que crea la nueva institución. (Véase https://goo.gl/lLKnen).

 

Una reforma sin discusión

 

En diciembre de 2014, después de varias semanas de “análisis y estudios” (nunca los vi) los diputados aprobaron por en lo general –370 votos favor, 43 en contra y 6 abstenciones– y en lo particular –319 votos a favor, 94 en contra y cero abstenciones– la Ley de la Fiscalía General de la República, a fin de constituir un órgano constitucional moderno, autónomo e independiente, el cual coadyuve a vigorizar y fortalecer el sistema de procuración de justicia federal.

 

Este asunto era una vieja petición de la oposición (PAN y PRD): la última vez que se intentó fue en la época del presidente Vicente Fox, lamentablemente la reforma había sido elaborada por extranjeros y con el apoyo de USAID.

 

La ley aprobada en 2014 en San Lázaro es reglamentaria de los artículos 21 y 102, apartado A de la Constitución aprobada en 2013 y publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) del 10 de febrero de 2014 mediante los cuales se le da autonomía a la Fiscalía que sustituirá a la PGR, con el fin de evitar que la justicia “se politice”.

 

Se precisó que la PGR tendría dos fiscalías especializadas, una en materia de delitos electorales y la otra en combate a la corrupción.

 

Asimismo, en el caso del fiscal general establece que durará en su cargo nueve años y su designación surgirá de manera conjunta entre el Ejecutivo federal y el Senado de la República, en tanto que la remoción sólo procederá por causas graves.

 

Pero en el décimo sexto transitorio decía –y dice aún- que el Procurador “que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria a que se refiere el párrafo anterior, quedará designado por virtud de este Decreto Fiscal General de la República…”.

 

O sea en automático, así quedó establecido en el Pacto por México, y así quedó aprobado en 2014 y de inmediato fue remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

 

El asunto quedó ahí.

 

Los senadores no le dieron trámite “fast track“, presidía entonces la cámara revisora el perredista Miguel Barbosa; además el entonces procurador - Jesús Murillo Karam- quien había llegado al cargo con una gran legitimidad, había perdido la fuerza para ser fiscal.

 

Pero meses después salió de la institución debido a un gran desgaste por el caso de Ayotzinapa, y fue sustituido en el cargo.

 

En efecto, el martes 3 de marzo de 2015, el pleno del Senado ratificó - por 106 votos a favor, 5 en contra y tres abstenciones–a la ciudadana Arely Gómez González, iluso de mí pensé entonces que sería la última titular de la PGR, y primer Fiscal General de la República, una vez que el Congreso aprobará la expedición de las leyes reglamentarias de la autonomía de la nueva institución –apartado A, del artículo 102 Constitucional– y la declaratoria expresa del Congreso para la vigencia de la FGR.

 

Pero el asunto quedó estancado, insisto, de hecho de diciembre de 2014 a la fecha el tema de la Fiscalía durmió en comisiones, a nadie le interesó, hasta que recientemente asumió el cargo, el senador Eduardo Cervantes Andrade, y como esté sí dijo de entrada que aspiraba al cargo de fiscal – es legítimo - ahí empezó la preocupación de los legisladores de la oposición, concretamente PRD y PAN, y las cosas cambiaron...

 

Como dice la Violeta Parra ¡Todo cambia!

 

Por cierto, Cervantes fue ratificado en el cargo por 85 votos a favor; tres votos en contra y una en abstención, menos que Arely y mucho menos que Murillo Karam, comparable sólo con Marisela Morales quien ha tenido la más baja votación del Senado.

 

El nuevo procurador cuando tomó protesta del cargo se comprometió con los senadores a que “en un plazo no mayor a 90 días hábiles” presentar ante la Comisión de Justicia el programa de trabajo de dicha institución. 

 

Todavía no se cumple el plazo, pero  la oposición -PAN y PRD-  consideró  como un hecho el nombramiento y por eso decidieron cambiar las reglas del juego; es decir, no dar el pase automático a su ex compañero Senador.

 

Por lo que está semana se presentaron tres iniciativas de ley que tiene que ver con el tema, la primera la presentó el presidente EPN para despresurizar el asunto; se trata de una reforma que modifica el artículo Décimo Sexto Transitorio del tan multicitado Decreto propone evitar pase automático de procurador a fiscal general.

 

Dice la propuesta presidencial al DÉCIMO SEXTO:

 

(...) “El Procurador General de la República que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria a que se refiere el primer párrafo de este artículo, continuará en su encargo hasta en tanto el Senado designe al Fiscal General de la República y podrá ser considerado para participar en el referido proceso de designación…".

 

O sea, “podrá” ser considerado, lo cual es legítimo.

 

Iniciativa del PRD.

 

Antier martes 29 de noviembre el senador Barbosa y su bancada –PRD- presentaron dos iniciativas de ley; la primera, es un proyecto de decreto por el que se reforma la Constitución con respecto de la designación del Fiscal General y los Fiscales Especiales., y la segunda de Ley General de la Fiscalía que fue presentada por Armando Ríos Piter.

 

¿De qué se trata?

 

De quitar al presidente en el nombramiento de Fiscal...

 

Dijo Miguel Barbosa ante el pleno cuando presentó la iniciativa:

 

Las instituciones y las Cámaras deben ser sensibles a la opinión de la sociedad, y la sociedad ya no admite que el Ejecutivo intervenga, sea parte en el proceso de designación del Fiscal General de la República (por lo que) la condición que solamente admitirán y avalarán con su opinión, aquella propuesta que sea absolutamente autónoma e independiente, del poder político, del poder económico, de las élites de nuestra sociedad..."

 

Señaló que el 16 transitorio quedó obsoleto “En ese momento cuando se concibió, pudo haber sido válido en la opinión de la sociedad, pero ya no lo es..."

 

Dijo Barbosa que celebra la sensibilidad de la iniciativa que presentó EPN “pero no es completa“...

 

Tenemos que ir a rescatar el proceso total de cómo se designa al Fiscal General de la Nación, Fiscal General de la República, revisando también el artículo 102 constitucional.

 

En efecto proponen modificar el 102 para quedar cono sigue:

 

Artículo 102.

 

El Fiscal General durará en su encargo nueve años, y será designado por el Senado de la República, mediante una amplia auscultación a la sociedad, por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes, de entre los candidatos que propongan instituciones de educación superior, institutos de investigación, asociaciones civiles, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos en general y a través de un procedimiento público y transparente en los términos que establezca la ley.

 

El Fiscal General podrá ser removido por el Ejecutivo Federal por las causas graves que establezca la ley. La remoción podrá ser objetada por el voto de la mayoría de los miembros presentes de la Cámara de Senadores dentro de un plazo de diez días hábiles, en cuyo caso el Fiscal General será restituido en el ejercicio de sus funciones. Si el Senado no se pronuncia al respecto, se entenderá que no existe objeción..."

 

Lo que pretende el PRD – y alguno legisladores del PAN- es que el Presidente no intervenga en el proceso de designación, sino que éste tiene que ser un proceso de profunda auscultación pública, en donde los nombres que se evalúen sean nombres propuestos por universidades, por centros de estudios, por expertos y donde se concreten las características fundamentales: autonomía, independencia, profesionalismo, buena fe, etcétera.

 

Las iniciativas se fueron a comisiones, a saber:

 

I) La relativa a las reformas constitucionales se turna a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Gobernación; de Reforma del Estado; de Estudios Legislativos, Primera; y de Estudios Legislativos, Segunda.

 

II) La que expide la Ley de la Fiscalía General de la República, se turna a las Comisiones Unidas de Justicia; de Gobernación; y de Estudios Legislativos, Segunda.

 

Anexo. Iniciativas.

 

http://www.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/63/2/2016-11-29-1/assets/documentos/Inic_PRD_Senadores_Fiscalia_Gral.pdf

http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=67758

 

Propuesta del PAN, presenada ayer miércoles.

 

La bancada del PAN en el Senado también presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Constitución, concretamente al 102; indica que el nombramiento del Fiscal deberá recaer en aquella persona que haya servido con eficiencia, capacidad y probidad en la procuración o impartición de justicia, o que se distinga por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica y que no haya desempeñado un cargo de dirección o representación de un partido político en los 6 años anteriores a su designación.

 

Los panistas buscan crear, además, fiscalías especializadas autónomas en materia de combate a la corrupción, de derechos humanos y de delitos electorales, donde se ejercerán controles parlamentarios a fin de blindar su autonomía y terminar con la impunidad en estas materias.

 

Además, con el propósito de crear un contrapeso ante la Fiscalía General, se propone la creación dela Inspectoría General, que fungirá como órgano interno de control debe tener la capacidad de investigar las irregularidades cometidas por servidores públicos de la propia institución.

 

Die el Segundo transitorio que (...) El Procurador General de la Republica que se encuentre en funciones al momento de ?expedirse la declaratoria a que se refiere el párrafo anterior, quedará designado por virtud de ese decreto Fiscal General de la Republica por un terminoque concluirá´ el 30 de noviembre de 2018, sin perjuicio del procedimiento de remoción previsto en la fracción IV del articulo 102, Apartado A, de esta Constitución...“

 

La iniciativa se turnó a las comisiones de Puntos Constitucionales; de Gobernación; de Reforma del Estado; Estudios Legislativos, Primera; y Estudios Legislativos, Segunda, para su mayor análisis.

 

Esas iniciativas y las que se sumen deberán ser dictaminadas, el camino es largo.

 

¿Qué pasó con el caso Cervantes?

 

¿Por qué ese cambio en los senadores del PRD y PAN?

 

Leí con detenimiento las expresiones de legisladores de todas las fracciones parlamentarias hacia la figura del Senador Cervantes aquel martes 25 de octubre. Todos hablaron bien de él, sólo rescato lo que entonces dijo el Senador Barbosa Huerta:

 

“Ya sé adónde vas, para qué nos hacemos. Ya sé, ya me dijeron por ahí adónde vas".

 

Entonces, yo quiero de verdad decir que en el cargo que desempeñes se mostrará tu profesionalismo, tu capacidad.

 

Y quiero decirte que eres una mejor persona, creo que has alcanzado un nivel de madurez espléndido.

 

Nos conocemos a partir del año 2000 cuando fuimos Diputados, y sin duda reencontrarnos en una tarea pública, como ha sido el Senado de la  República, ha  sido una gran experiencia.

 

Te veo como  una mejor persona, te veo con la madurez necesaria para tener la generosidad y tener todo el profesionalismo y toda la disposición para que  lo que hagas lo hagas bien y de buena fe.

 

Yo solamente te pediría una cosa, una sola cosa, que nos dejes el abrigo blanco, para que lo utilice el Presidente del Senado en turno, en épocas de frío, ese abrigo blanco que solamente hay dos en el mundo, el del Papa y el de Raúl Cervantes..."

 

¿Que ocurrió de entonces al día de  hoy?

 

No sabemos quizá entre su nombramiento y los acuerdos de los jueces electorales  hubo algo que no gusto...

 

Para el PAN, el asunto pudo haber sido por el caso del gobernador Padrés...

 

Quizá...

 

¿Y por el PRD? 

 

No sabemos, pero concretamente el Senador que más avaló el nombramiento de Cervantes Andrade Cervantes se le fue a la yugular..., dicho sea con todo respeto.

 

¿Fue el asunto del fiscal anticorrupción?

 

La pregunta es ¿tiene el procurador Cervantes posibilidades de ser Fiscal?

 

La propuesta del PAN es que no podrá ser fiscal quien haya desempeñado un cargo de dirección o representación de un partido político en los 6 años anteriores a su designación.

 

¿Es el caso de Cervantes por haber sido abogado del PRI?

 

¿Se elevó el precio de la negociación del fiscal?

 

¿A cambio de qué?

 

No sabemos. Se dicen cosas en charlas de café.

 

Lo que es cierto es que el tema del fiscal va para largo, simplemente porque se debe reformar la Constitución. Seguramente habrá mucha discusión, debates que por cierto no se dio en San Lázaro, lástima.

 

Entonces nadie dijo nada, todo fue en silencio. Hoy ya no...

 

@fredalvarez

@OpinionLSR