Opinión

¿Hacia dónde van las habilidades de la juventud?

La tasa de desempleo entre los jóvenes va cada vez en aumento.

  • 13/07/2017
  • Escuchar

¿Por qué es cada vez más incierto el futuro de los jóvenes que entran en edad productiva mientras luchan por obtener una mejor educación y preparación?

La Organización Internacional del Trabajo estima que hay 76 millones de jóvenes en situación de desempleo, una tasa preocupante que va en incremento tras años de haber obtenido mejoras en los indicadores de trabajo. http://bit.ly/2bR0ciw

En los países en desarrollo, como es el caso de México, el crecimiento registra el nivel más bajo desde 2003, por lo que las decisiones en materia de inversión y contratación siguen siendo inciertas.

Según datos del INEGI, en nuestro país había en el 2015 unos 30.6 millones de jóvenes en edades de 15 a 29 años, es decir, 25.7% de la población total.

Estos se encuentran en una marcada desventaja, puesto que tienen casi el triple de posibilidades que los adultos de estar desempleados además de tener que realizar trabajos de baja calidad, padecer las desigualdades del mercado laboral y la inestabilidad de obtener un trabajo después de la escuela.

Ante este escenario, la Organización de las Naciones Unidas estableció el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, una fecha que pretende concientizar sobre el desempleo entre los jóvenes y la necesidad de prepararlos para tomar decisiones personales y laborales antes los retos que les espera.

La disparidad entre oferta y demanda de competencias repercute directamente en el bienestar social de este grupo etario, contradictoriamente, pareciera que las empresas exigen más cualificaciones de lo que el sistema educativo puede proveer, incluso a nivel universitario habilidades básicas como matemáticas o español están por debajo de la media mundial.

Las personas entre los 20 y 29 años desisten al mercado laboral a consecuencia de ofertas de empleo poco viables, donde las horas de trabajo y funciones no coinciden con los sueldos y prestaciones".


Por otra parte, la población de jóvenes que no pueden acceder a la educación, especialmente en países en desarrollo, es debido a la presión de tener que aportar al ingreso familiar, lo que reproduce el ciclo generacional de pobreza. http://bit.ly/2bR0ciw

En promedio el 32.9% de los jóvenes cuentan con educación media superior, y sólo el 19.4% concluyó la universidad, entre tanto, 1.2% de ellos no cuentan con ningún estudio y 2.9 apenas cuenta con la primaria. http://bit.ly/2b3RcDY

Además de los problemas educativos y laborales, la brecha de género también es un factor que afecta a las mujeres, quienes tienen mayor probabilidad de estar subempleadas, recibir una remuneración económica menor, y ser contratadas temporalmente.

A nivel social, la marcada violencia que impacta a la sociedad mexicana también se refleja negativamente, en especial, en la juventud, pues el 84.1% de los delincuentes se encuentra en el grupo de menores de 25 años.

Este es el momento en que las políticas públicas deben estar centradas en promover una incorporación afín a las necesidades de la juventud con las demandas del entorno, tanto a nivel económico y social, como de contribución donde ellas y ellos se sientan productivos y empoderados para desarrollarse en lo personal y comunitariamente, de esa manera habrá una integración pacífica a esta sociedad del conocimiento, de las tecnologías de la información y comunicación, de la sustentabilidad, de lo global.

*Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación.

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n