Opinión

Guerrera del amors ¡perdió!

La gota , dicen, fue el pleito entre su hermano Amílcar Sandoval, suspirante a la gubernatura de Guerrero y superdelegado en el estado. | Lourdes Mendoza*

  • 23/06/2021
  • Escuchar

Así como lo están leyendo, y sin decirnos ni agua va, el presidente decidió correr a la guerrera del amors de John Ackerman.

Para comenzar a leer, imagínense que están escuchando la marcha nupcial y viendo a unos novios, en la escena de su película o novela preferida diciendo: en las buenas y en las malas…

Sí, sin duda los momentos del amor en la 4T han sido protagonizados por John Ackerman, quien cada que se ofrece sale a defender a su amada, baste recordar 2019…

¡Quihúboles!!

Es decir, para el enamorado marido, y como en toda historia de amor, existe una bruja, y en esta historia fue Mexicanos Contra la Corrupción, al quererle robar la luz a su princesa Irma Eréndira con su megainvestigación que resultó en la renuncia de Carlos Lomelí como superdelegado en Jalisco tras evidenciarle sus conflictos de interés.

La duda, aunque no acepten que les impide disfrutar los momentos de gloria de este amor, es: ¿fue la chamba de Mexicanos Contra la Corrupción la que denunció el conflicto antes que nadie o su trabajo?

Pues, ¿una investigación provoca una renuncia? ¿Por qué renunció? ¿Quién se lo pidió? Una investigación debe generar una separación oficial del cargo, y sanciones. No renuncias voluntarias.

Un año después, en 2020, la guerrera del amors volvió a ser noticia, pero por pegar el grito en el cielo al momento en que LatinUS publicó un reportaje sobre sus seis casas, ¡eso sí, de contado y con sueldo como profesores de la UNAM entre ella y su esposo, el doctor John Ackerman!

Hay que decirlo, ni en tiempos de EPN se atrevieron a tanto. Es más, le pidieron a Virgilio Andrade que hiciera como que investigaba a la Gaviota, y en estos tiempos, López Obrador ni eso le pidió.

Al punto que Irma Eréndira, quien no tiene reparo en enseñarnos su colección de Rolex en cada evento –pero no son los relojes, sino la incongruencia–, señaló que el reportaje es obra de los “sicarios mediáticos”; se refería a Loret y al equipo de LatinUS o bien al fuego amigo del gobierno y Morena.

Así pues, los guerreros no dudaron en lanzar la primera piedra y acusar de golpismo, pero más de uno en la 4T quiso desestabilizar al matrimonio dinámico. ¡Y vaya que lo logró!

El amors

Ojo, el matrimonio del amors llegó al equipo de AMLO arropado por el padre de Irma Eréndira tras una larga amistad familiar.

Además, déjenme contarles que la guerrera del amors conoció al guerrero del amors en el Encuentro Intergaláctico por la Humanidad y contra el Neoliberalismo, convocado por el EZLN en el verano de 1996. Es así como la joven pareja pasaría de bailar al ritmo de La del moño colorado en la selva Lacandona, al son de lo que dice mi dedito en Palacio Nacional.

De la vista gorda

Aunque se sentía la guardiana de la austeridad republicana, se hizo de la vista gorda con Manuel Bartlett. ¿Cómo olvidar que lo exoneró tras la investigación de las 23 casas y 12 empresas? De hecho, se aventó a declarar que Bartlett no declaró propiedades de su parejaJulia Abdalá Lemus–, pero precisó que no estaba obligado, pues no es su esposa o concubina. Sin palabras…

También podemos llamarla una feminista de cuarta, pues a propósito del #UnDíaSinNosotras del 9 de marzo de 2019, no sólo sugirió que fueran los hombres los que realizaran el paro y no salieran a trabajar, sino que nos mandó a todas a trabajar para que “no cayeramos en la tentación de lavar platos y arreglar ropa”.

Por lo que Lydia Cacho la acusó de tener actitudes misóginas y de ayudar a “su presidente” a sabotear y descalificar la lucha feminista. Lo más deleznable fue que los funcionarios de la Función Pública recibieron la orden de elaborar una lista negra para denunciar a las trabajadoras que se sumaran al #UnDíaSinNosotras, y esta misma instrucción la recibieron los titulares de los 215 órganos internos de control de la administración de la 4T.

Aspiracionales, egoístas de clase media

A pesar de siempre haber presumido su rechazo a las escuelas privadas y de élite, han apostado por una educación “bilingüe y bicultural” para sus hijas, pues están inscritas en el Liceo.

¡Parece que cobrar del Canal Once, TV UNAM, IIJ UNAM y del gobierno federal sí deja!

La gota, dicen, fue el pleito entre su hermano Amílcar Sandoval, suspirante a la gubernatura de Guerrero y superdelegado en el estado, por, al parecer, filtrar las denuncias de violación contra Félix Salgado.

AMLO divorció a la guerrera del amors

Y gacho, de la 4T. ¿De qué irá a vivir? Pues gracias a ella se aprobó la ley en la cual los servidores públicos no podrán trabajar en actividades relacionadas… ¿Será que formará junto con Bartlett la inmobiliaria más grande del país?, ¿o dará baños de pureza a domicilio?, ¿o le darán un programa en Canal Once de cómo tener un matrimonio lleno de amors?

No es un radical

Quien sustituye a la guerrera del amors es Roberto Salcedo Aquino, quien era el oficial mayor de Camacho (q.e.p.d.). Es tabasqueño, buena onda y cero radical.

La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en El Financiero, reproducida aquí con  autorización de la autora.

* Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.