Opinión

Guardia Nacional: una aproximación a los resultados

La Guardia Nacional cada día avanza en la prevención y la investigación de los delitos, los resultados son promisorios y están a la vista. | Jorge Lumbreras*

  • 06/03/2021
  • Escuchar

Existen diferentes visiones para medir y analizar la eficacia de la seguridad pública que van desde la percepción ciudadana hasta la ejecución de sentencias penales contra el número de delitos que se denuncian, pasando por los índices delictivos, el comportamiento de ciertas conductas delictivas como el homicidio doloso, y otras variantes.

Los diagnósticos que el Gobierno Federal planteó en el “Plan Nacional de Paz y Seguridad, la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y en el Plan Nacional de Desarrollo” coinciden en mostrar los rezagos y deterioros en el sistema de seguridad y justicia, así como una serie de factores que desembocaron en la mayor crisis de seguridad que México haya tenido desde la Revolución mexicana, particularmente: corrupción e impunidad. 

Las reformas al sistema de justicia penal, la creación de la Guardia Nacional y la reforma al Poder Judicial, son parte de un complejo entramado que busca recuperar la seguridad y fortalecer el Estado de Derecho, sin embargo, esto sólo será posible si se fortalecen los 32 sistemas de justicia del país, esto es, policías, poderes judiciales y fiscalías locales, más aún si se considera que el 95 por ciento de los delitos que se cometen en México son del fuero común, esto representa procesos que van de profesionalizar las instituciones de seguridad y de la función fiscal, hasta construir infraestructura, laboratorios forenses, especializar personal, mejorar modelos de gestión y  proteger los derechos de las víctimas.

En el caso de la Guardia Nacional avanza el proceso para consolidarla mediante operaciones simultáneas en infraestructura, personal, equipamiento y sistemas tecnológicos. Ha de señalarse que casi 11 mil elementos de la Guardia Nacional están dedicados a la seguridad de instalaciones hospitalarias y almacenes en el marco de la pandemia por covid-19, que sus tareas en materia de prevención del delito son diversas y que ha debido asumir más responsabilidades porque se necesita su trabajo en beneficio de la sociedad, del medio ambiente y de las personas beneficiarias de los programas sociales federales.

Los aseguramientos son una vía por las que se expresa la eficacia en la función policial de la federación, se trata de aseguramientos que resultan de acciones preventivas como de labores de inteligencia que permiten actuar contra las cadenas delictivas para limitar o en su caso fracturar sus capacidades. La coordinación interinstitucional debe ser la base que mediante la colaboración permita avanzar en recuperar la seguridad. En principio, habría de señalarse que la Guardia Nacional logró la detención de más de 21 mil personas por la probable comisión de diversos delitos

En el combate al trasiego de armas es toral para reducir los niveles de violencia, evitar la comisión de diversos delitos y para prevenir que las armas se internalicen en la vida cotidiana de las comunidades. La paz, el orden público y la vida fuera de situaciones de violencia extrema radica en el adecuado control de las armas de fuego. La Guardia Nacional de julio de 2018 a diciembre de 2020 aseguró 2 mil 332 armas largas, 2 mil 763 armas cortas, 21 rifles de alto poder conocidos como Barrets, 93 granadas de mano, 13 mil 770 cargadores de diferentes calibres y  795 mil 798 cartuchos u´tiles de diferentes calibres. 

Por otra parte, la delincuencia común y organizada utilizan vehículos para cometer delitos, por ello debe minarse su capacidad de movilidad, y a la vez recuperar y regresar a sus dueños estas unidades cuando son producto del robo. La Guardia Nacional aseguró en 18 meses más de 29 mil unidades terrestres,  59 aeronaves y 12 embarcaciones. Más allá de la masa de recursos involucrada en la adquisición o robo de estos vehículos, lo fundamental es que limita sus capacidades logísticas. 

En materia de combate a las drogas la Guardia Nacional realizó de diciembre de 2018 a diciembre de 2020 un total de 10 mil 503 aseguramientos, cuyos resultados básicamente son: 109 toneladas de mariguana; cuatro toneladas de cocaína, 339 kilogramos de heroína y 428  kilogramos de goma de opio. De fentanilo se aseguraron 372 mil 298 pastillas, más de 200 kilogramos y mil 584 ampolletas, entre otras drogas.  

El dinero o numerario ha sido un factor que permite a la delincuencia incrementar sus capacidades para disponer de equipos, armas y participar ilegalmente en la economía, por ello es central interesar sus finanzas. La Guardia Nacional de diciembre de 2018 a diciembre de 2020 aseguró 188 millones 690 mil pesos y 24 millones 575 mil dólares en números redondos.

Durante la presente administración, la seguridad de la federación logró inutilizar 2 mil 158 tomas clandestinas de hidrocarburos, asegurar 3 mil 174 vehículos, 5 mil 205 contenedores y recuperar 28 millones 367 mil litros de combustibles, suficientes para llenar 405 mil 242 tanques de 70 litros. Este delito afecta los recursos necesarios para sostener educación, salud, programas y obras sociales, entre otros, por lo que resulta inadmisble que unos se beneficien ilegalmente de los recursos que son de todos. 

La Guardia Nacional cada día avanza en la prevención y la investigación de los delitos, los resultados son promisorios y están a la vista, sin embargo, 32 sistemas de seguridad y justicia de los estados del país también deben fortalecer sus capacidades para recuperar la paz y la seguridad

*Dr. Jorge A. Lumbreras Castro

Académico de la FCPyS – UNAM

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.