Opinión

Guardia Nacional: minutario de operaciones

El propósito de recuperar la seguridad implica el trabajo de una diversidad de personas en distintas materias. | Dr. Jorge Lumbreras Castro*

  • 20/02/2021
  • Escuchar

La Ley de la Guardia Nacional en el Capítulo III, artículo 9, establece sus atribuciones y obligaciones, que constituyen en conjunto, la seguridad de la federación; son más de 50 especialidades que requieren personal, equipo e infraestructura adecuados para darles cumplimiento. Por citar algunas funciones cotidianas, están el apoyo a la seguridad en puntos fronterizos; la Estrategia de colaboración con el Instituto Nacional de Migración (INMI) para el rescate de personas migrantes; la vigilancia de 50 mil kilómetros de vías federales de comunicación, la colaboración con la seguridad de los 58 aeropuertos del país; y la protección de instalaciones estratégicas.

Para lograr cumplir estas tareas se requieren dispositivos sistemáticos para la prevención del delito, y su investigación y persecución bajo el mando del Ministerio Público, si la Guardia Nacional en el año 2020 logró la detención de más de 21 mil personas que probablemente cometieron un delito, es por el compromiso de las mujeres y hombres que la integran, por el fortalecimiento de sus capacidades de respuesta e investigación, y en especial, porque muestra capacidades para actuar de forma simultánea en distintos escenerios de la seguridad federal y de la seguridad pública local.

Un eje que la Guardia Nacional ha impulsado es la seguridad en carreteras, es decir: autotransporte de carga, pasajeros y vehículos particulares. En ese contexto el número 088, ha cobrado relevancia porque forma parte de una cadena logística nacional, es decir, de un modo de hacer funcionar la seguridad para actuar ante conductas delictivas con eficiencia, la Guardia Nacional ha evitado robos de vehículos que transportan mercancías e incluso los ha recuperado. El 088 es parte de una serie de programas de vinculación ciudadana y permite a la ciudadanía realizar quejas y denuncias.

Ante la emergencia sanitaria por covid-19, la Guardia Nacional destina 11 mil 610 mujeres y hombres para dar seguridad a 387 instalaciones sanitarias y 39 almacenes, y participa en el traslado de equipo e insumos médicos. Los incidentes han sido mínimos y aislados desde que a la Guardia Nacional se le encomendó esta tarea que, en evidencia, tiene la mayor relevancia.

En el marco del sistema de seguridad y justicia penal, la Guardia Nacional realiza diferentes funciones de forma continua y sistemática. La primera es la seguridad exterior de los 18 penales federales donde mediante un sistema de alertas y vigilancia previene la comisión de conductas delictivas y codyuva a la seguridad interior de los centros de reinserción social.

La segunda es la seguridad de jueces, personas procesadas y sentenciadas. La tercera es la supervisión de medidas cautelares para las personas vinculadas a proceso penal. Y finalmente está la atención de Mandamientos Ministeriales, la Guardia Nacional cumplió 14 mil 182, y en materia de Mandamientos Judiciales logró cumplimentar 3 mil 867, en su conjunto se trata de investigaciones, cateos y órdenes de aprehensión.

La Estrategia Nacional de Seguridad estableció una Estrategia Específica contra el robo de hidrocarburos donde la Guardia Nacional participa de forma constante, lo cual se expresa en el aseguramiento de 87 tomas clandestinas, mil 070 vehículos, 3 mil 382 contenedores y una cifra cercana a los 12 millones de litros de combustible sólo durante el año 2020.

Por otra parte, realiza operaciones para la seguridad de vías férreas y brinda apoyo aéreo para misiones de reconocimiento, vigilancia e inteligencia en el marco de la función de seguridad federal.

Una tarea sustantiva es la ciberseguridad, de ahí su participación en dos programas conjuntos, a saber, la Campaña Nacional Antifraude e Internet Seguro. Los reportes señalan que la Guardia Nacional logró desactivar 5 mil 707 sitios web apócrifos y atender 905 delitos en investigación cibernética.

En inteligencia, destaca el acompañamiento en acciones para localizar personas desaparecidas y su identificación genética. Ha de señalarse, que en el delito de secuestro la Guardia Nacional atendió 2 mil 656 casos, liberándose a 43 personas, mientras que en el delito de extorsión atendió 2 mil 069 casos y se liberó a 69 personas.

Los Programas Sociales de la actual administración parten de la transferencia directa de recursos a las personas, en algunas zonas del país donde hace falta cobertura bancaria es necesario transportar este numerario, así que la Guardia Nacional colabora con diferentes dependencias de gobierno para dar seguridad.

Finalmente, la Guardia nacional participa en los Programas de Preservación de especies protegidas, son los casos de la Totoaba y la Vaquita Marina, la protección a la Mariposa Monarca, y de la Reserva de la Biósfera de Calakmul. En este esfuerzo se lograron 15 mil aseguramientos de diversos ejemplares de fauna silvestre en peligro de extinción en el año 2020.

Esta breve síntesis de algunas de las acciones que realiza la Guardia Nacional en el marco de sus atribuciones muestra la diversidad de especialidades inherentes a su desempeño, la necesidad de una formacion continua, y de avanzar en su consolidación. El propósito de recuperar la seguridad implica el trabajo de una diversidad de personas en distintas materias, la coordinación con la función fiscal, y la tarea de investigadores que día a día contribuyen a conocer las dinámicas delictivas.

*Dr. Jorge A. Lumbreras Castro.

Académico de la FCPyS – UNAM

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.