Opinión

Grado de escolaridad y pobreza en México

Muchos programas educativos a nivel superior ya no satisfacen las necesidades de la economía digital y del conocimiento. | José Omar Tinajero Morales*

  • 01/03/2020
  • Escuchar

Uno de los aspectos fundamentales para lograr el desarrollo de los pueblos es la educación, como ejemplo, tenemos los llamados “Tigres de Oriente”: Singapur, Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán que se enfocaron en mejorar su sistema educativo y han logrado en 40 años pasar de la pobreza a ser potencias económicas. Otro ejemplo, son los países nórdicos: Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia y Dinamarca, que se han caracterizado por sus modelos educativos que impulsan la lectura, la escritura y los encontramos siempre en los primeros lugares en indicadores como el índice de Desarrollo Humano.

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) proporciona información sobre el grado de escolaridad del país y sus entidades para el 2015. Se comparó con datos sobre nivel de pobreza proporcionados por el CONEVAL para 2014. El grado de escolaridad representa el número de años promedio que se da en la población de una unidad territorial. En el 2010 el grado de escolaridad nacional en México era de 8.6, es decir, de segundo de secundaria y para el 2015 subió a 9.2, esto es, tercero de secundaria, todavía muy bajo para las exigencias de la nueva economía.

Aprovechando la información de INEGI y CONEVAL se procesó por medio un Sistema de Información Geográfica (SIG), que nos arrojó los siguientes resultados sobre el grado de escolaridad y su relación con los niveles de pobreza:

Los estados que presentaron un nivel muy inferior a la media en su grado de escolaridad (7.3 – 7.9) fueron: Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán. Son estados contiguos por lo que forman una región. Aquí se da un círculo vicioso: bajo nivel en el grado de escolaridad y entidades más pobres del país. Con pobreza es más complicado, el poder enviar a los hijos a la escuela, pero a la vez en la economía del conocimiento la falta de educación hace más difícil la situación de pobreza, ya que es más complicado el acceder al empleo. Así que se deben generar estrategias para romper este círculo vicioso.

Las entidades que presentaron un grado de escolaridad Inferior a la media (7.9 – 8.8) fueron: Zacatecas, San Luis Potosí, Guanajuato, Hidalgo, Veracruz y Puebla, que forman una región y separado estuvo Yucatán. Las primeras  cinco entidades tienen en común que fueron zonas mineras importantes, pero a raíz del declive de ésta actividad, muchos de sus habitantes han tenido que migrar. Mientras que Veracruz y Puebla fueron muy importantes en la actividad textil y eran puntos clave para comunicar con Europa en la época novohispana. Actualmente  estas entidades tienen un nivel superior y cercano a la media en  pobreza.

Los estados que tuvieron un comportamiento cercano a la media en grado de escolaridad (8.8 – 9.3) fueron: Jalisco, Nayarit y Durango, que forman la región  occidente que a su vez tuvieron un nivel inferior a la media en pobreza. Una segunda región se dio en el sur con Tabasco y Campeche; que tienen un nivel cercano a la media tanto en grado de escolaridad como en  pobreza. Mientras que Morelos y Tlaxcala  tuvieron en común un nivel cercano a la media en grado de escolaridad y superior a la media en pobreza.

Las entidades que  tuvieron un nivel superior a la media (9.3 -10) en su grado de escolaridad fueron: Baja California Sur, Baja California, Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, que forman una región en el norte del país. Otra región se dio en el centro del país con Querétaro y Estado de México. Separados geográficamente estuvieron  Aguascalientes, Colima y Quintana Roo. Todas estas entidades tuvieron un nivel bajo de pobreza, salvo el Estado de México que tuvo un comportamiento cercano a la media.

Las unidades territoriales que tuvieron un comportamiento muy superior a la media (10- 11.1) en su grado de escolaridad fueron: Ciudad de México y Nuevo León, que son dos entidades fuertes en su economía con un nivel de pobreza muy inferior a la media. El grado de escolaridad el más alto del país fue la Ciudad de México con 11.1  de grado de escolaridad, es decir, segundo de preparatoria. Mientras que el más bajo fue Chiapas 7.3  con primero de secundaria.

En términos generales se puede observar que hay una relación inversamente proporcional entre grado de escolaridad y pobreza. Por lo que se debe fortalecer la educación para ir reduciendo la brecha entre los estados del sur y del centro-norte del país. En México, urge cambiar de paradigma en el modelo educativo, es imprescindible que la educación sea verdaderamente gratuita, que se despolitice y que se enfoque a desarrollar el ser, el aprender a aprender, el saber investigar y el aplicar el conocimiento a la realidad. Muchos de los programas educativos a nivel superior, están desfasados y ya no satisfacen las necesidades de la economía digital y del conocimiento. Es fundamental crear una mentalidad emprendedora en los alumnos para que después puedan generar su propio espacio de trabajo.

*José Omar Tinajero Morales estudió la licenciatura en Etnohistoria por la ENAH, la maestría en Estudios Regionales por el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora y el doctorado en Geografía por la UNAM. Ha escrito alrededor de 30 libros, actualmente es consultor en Geomarketing aplicado al ecosistema Pyme.