Opinión

Google, un mundo inabarcable

Google es capaz de procesar más de 1000 millones de búsquedas diarias en decenas de idiomas diferentes. | Ulises Castellanos

  • 25/11/2021
  • Escuchar

Un 4 de septiembre de 1998 en los finales del siglo XX un par de chicos universitarios de Stanford, en California fundaron Google. Hoy factura 181.7 mil millones de dólares al año. Su negocio y principal eje de negocios, el motor de búsqueda que todos usamos y sin el cual Internet sería un océano informático inabarcable y caótico.

Aunque tienen varios productos adicionales, nuestros favoritos son Gmail, Mapas y Drive entre otros. ¿Imaginan su vida sin Google? Esta potente herramienta digital es capaz de procesar más de 1000 millones de búsquedas diarias en decenas de idiomas diferentes y en cosa de nanosegundos arrojar cientos o miles de resultados en tu pantalla.

Y obvio, esto trastocó también para siempre el modelo de negocio de los medios tradicionales en el planeta, y también cambió el modo de ver el mundo y acceder a las imágenes sobre cualquier tema. También ha contribuido sin querer a la desinformación y falta de precisión característico del mundo binario de la red.

Se dice que un encuentro casual generó esta potente herramienta que marca el arranque del siglo XXI. Un encuentro casual -azar puro- entre dos chicos clavados en la tecnología informática cambió el curso de la red y la vida de miles de millones de personas en la tierra.

En 1997, Sergey Brin, un estudiante de posgrado de la Universidad de Stanford, fue asignado para mostrarle a Larry Page, el campus de la universidad, porque la estaba considerando para su propio posgrado en ese momento. Y así se conocieron estos dos genios.

Un año después los dos cofundadores de Google estaban construyendo un motor de búsqueda en sus dormitorios y desarrollando el primer prototipo. Fue entonces que en 1998, Google Inc. nació oficialmente. Y gracias a ellos quizá ustedes encontraron esta misma columna en su dispositivo.

Hoy frente al tsunami de imágenes que inundan las redes y portales de todo tipo, es imposible saber ya cuántas imágenes digitales navegan por la red, pero se calcula que por segundo se suben 500 millones de ellas. Se sabe por ejemplo, que cada semana se iguala el número de fotografías que se hicieron en todo el siglo XX de la era química de la imagen. Las cifras son simplemente inimaginables, inabarcables y rozan el infinito conceptual de lo que podemos calcular.

Es por ello que destacar actualmente en la industria de la imagen es tan complejo y difícil. Sólo el estilo personal, el contenido y la propuesta original pueden triunfar. Pero nada garantiza su permanencia.

Y aunque fracasaron en su intención de crear una red social con Google+, sus éxitos son de tal tamaño que nadie repara en este último dato. Imposible imaginar nuestra vida sin Google.

Diario hay miles de millones de búsquedas en Google en más de 130 idiomas en todo el planeta, y aunque mucho ha cambiado desde los primeros días de Google, desde su primer servidor alojado "en un gabinete construido con bloques de juguete" hasta sus increíbles servidores actualizados en más de una docena de centros de datos en todo el mundo, difícil resumir en una columna el alcance de su influencia en nuestro concepto del mundo moderno.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.