Opinión

¿Ganará #Meade en el último minuto?

No obstante, para modificar el actual escenario, tendría que suceder algo tan im-predecible como no deseable. | José Antonio Sosa Plata

  • 21/06/2018
  • Escuchar

La mayoría de analistas y expertos en campañas electorales no tienen duda que la elección presidencial ya está definida. ¿Qué tendría que suceder para que Meade gane la elección?

En la lucha por el poder, todo se vale

A los políticos, nada los detiene. Por eso, el candidato de la coalición #TodosPorMéxico, José Antonio Meade, reiteró que ganará la Presidencia de la República. Luego de hacer una analogía con el triunfo de la selección nacional de fútbol el domingo pasado, aseguró que "el marcador que cuenta es el final" y que su triunfo se va a dar "en el último minuto" del partido.

La comparación es interesante

Sin embargo, no deja de ser un argumento retórico. Empecemos por decir lo obvio. Lo que se tiene que hacer para ganar un partido de futbol nada tiene que ver con la manera en que se gana una elección presidencial.

Cualquiera lo sabe. Por lo tanto, su afirmación no tiene ninguna base sólida. La ligereza de su argumento fue un esfuerzo de creatividad tal vez atractivo para algunos, pero solo confirmó que su campaña no pudo conectar en forma abiertamente eficaz con los indecisos y que detrás de su mensaje no se ve, todavía, un plan efectivo para llamar al "voto útil". Su estrategia no logró consolidarse.

Lee también: José Antonio Meade y Ricardo Anaya festejan triunfo de Mexico ante Alemania.

Y los sound bites (las frases llamativas) de poco sirven cuando están aislados de una táctica bien diseñada. La experiencia nos dice que el "golpe de impacto" que le hace falta a la campaña de Meade no puede provenir de una acción de #ComunicaciónPolítica aislada. Solo un acontecimiento  verdaderamente extraordinario podría descarrilar el triunfo de #AMLO durante los próximos 9 días.

La posibilidad de un giro de 180 grados existe. Es cierto. Pero la probabilidad de que pase algo así es muy baja. Los estudios más confiables le dan a Meade una probabilidad de triunfo menor al uno por ciento. El mismo nivel de dificultad enfrenta la campaña de Ricardo Anaya.

La elección entre dos opciones no la lograron

Tampoco la de tercios. Y aunque la tendencia parece irreversible, el hecho no puede llevarnos a pensar —bajo ninguna circunstancia— sobre la posibilidad de que las encuestas sustituyan el esfuerzo que hay detrás de una elección democrática, imparcial, equitativa, justa y transparente.

Te recomendamos: Meade, el candidato de acero, pero de a cero votos: Anaya.

Del Bronco no hay mucho que decir

Lo que importa es saber si provocó o no un daño al significado de las #CandidaturasIndependientes y cuál fue la intención política detrás de su participación en el actual proceso. De lo que no hubo duda es que el poder de las #RedesSociales para poner gobernadores o presidentes no deja de ser, hasta ahora, una buena intención.

El punto de quiebre es posible

No obstante, para modificar el actual escenario, tendría que suceder algo tan impredecible como no deseable: un desastre natural con resultados trágicos, un problema grave de salud de alguno de los candidatos, o un escándalo político de proporciones enormes que dañe profundamente la credibilidad del candidato puntero.

Podría ser. Pero, insisto, no es deseable y además es poco probable. Si bien es cierto que el Mundial de fútbol #Rusia2018 —y el triunfo de nuestra selección el domingo pasado— le quitó un poco de presión a la saturación que generaron las campañas electorales durante los últimos meses, a la gente no le agrada mucho que su entretenimiento se utilice con fines políticos. Meade lo debe saber.

Por lo tanto, sus palabras quedarán registradas como uno de los últimos intentos que realizó para tratar de ganar algunos puntos en la disputa por el segundo lugar. En la etapa de los eventos de "cierre de campaña" que está realizando por todo el país, la atención que está captando el fútbol por parte de los aficionados no le afectará, pero tampoco le dará ningún beneficio.

¿Y sí sucede algo inesperado y pierde López Obrador?

•      Primero, la noticia se convertiría en un acontecimiento de alcance internacional. La cobertura mediática y el impacto en las #RedesSociales sería, eso sí, tan grande o más que la noticia del triunfo de nuestra selección nacional de fútbol. Seríamos un fenómeno tan impactante o más como lo fue en Gran Bretaña el resultado del #Brexit.

•      Segundo, la mayoría de quienes se dedican a la mercadotecnia política y a la investigación de la opinión pública tendrían que revisar sus métodos de trabajo, porque enfrentarían una de las equivocaciones más grandes de su vida profesional.

•      Y tercero, sería inevitable investigar, a fondo, las razones de un voto oculto en proporciones nunca antes vistas a nivel internacional y de los motivos y motivaciones que llevaron a los indecisos a definirse en el "último minuto" del proceso electoral.

¿#MéxicoChingón en política? Ya veremos.

Te recomendamos: ¿Política y fútbol? La mezcla que ha enfrentado a México.

¿Fraude electoral?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.