Frontera del olvido

En la lucha contra la desigualdad, el subdesarrollo, la deforestación, corrupción, anarquía, inseguridad, narcoactividad y años de abandono, los chiapanecos están solos. Desde el centro de México, el sur no existe. Es más, ni les interesa.

Esa vasta y rica región solo sirve para dar votos y para experimentos sociales o negocios como los del ex gobernador Juan Sabines Guerrero con sus fracasados proyectos del biodiesel y ciudades rurales.

A los políticos de antaño nunca les importó la suerte de los chiapanecos y los de ahora prefieren apostarle al norte de México, donde hay mejores ingresos, otorgándoles combustibles baratos y mejores tasas impositivas.

Chiapas es la última rueda del coche en las decisiones al igual que otros estados del sureste mexicano. La consulta del tren Maya fue una burla. Hubo manipulación y engaño. Y el negocio sexenal de unos cuantos quedará, en algún momento, al descubierto porque la zona donde pasará el tren está formada por bosques y grandes riquezas arqueológicas.

Pero si uno dice la verdad hay linchamiento mediático por la nueva mafia del poder. No hay nada oculto. En la administración de Andrés Manuel López Obrador hay muchos priístas reciclados. La lista es interminable y sus nombres de sobra conocidos.

Quien se atreva a criticarlos recibe la reprimenda presidencial, alentada además desde las redes sociales. Prensa "fifí", les llama burlonamente el presidente de la república y con ello una lapidación social.

En el sureste se carece de un desarrollo industrial, agrícola, pesquero y ganadero. Eso sí, proliferan los depredadores, los políticos que cada vez se hacen de tierras, los invasores de predios, los caciques, miles de migrantes, tráfico de armas y estupefacientes.

Desde hace varios años crimen organizado que se acantonó en el norte ya se trasladó al sur mexicano. Desde el sur operan traficantes de migrantes y de drogas y ciudades como Tapachula, Ciudad Hidalgo, Frontera Comalapa y Comitán han perdido su antigua calma.

El tema de los migrantes

Un problema que tiene en jaque a los habitantes de la frontera es el ingreso, no controlado, de migrantes centroamericanos, cubanos, sudamericanos y africanos.

La Organización de las Naciones Unidas reflexiona en un análisis sobre las migraciones que desde la antigüedad, el ser humano ha estado en constante tránsito.

Algunas personas se desplazan en busca de trabajo o de nuevas oportunidades económicas, para reunirse con sus familiares o para estudiar. Otros se van para escapar de conflictos, persecuciones, del terrorismo o de violaciones o abusos de los derechos humanos.

Otros más lo hacen debido a efectos adversos del cambio climático, desastres naturales u otros factores ambientales.

Actualmente el número de migrantes ha alcanzado la cifra de 258 millones, frente a los 173 millones del año 2000.

Sin embargo, según datos de la ONU, la proporción de migrantes internacionales entre la población mundial es solo ligeramente superior a la registrada en las últimas décadas: un 3.4% en 2017-2019, en comparación con el 2.8% de 2000 y el 2,3% de 1980.

Hay 68 millones de personas desplazadas por la fuerza, entre los que se incluyen 25 millones de refugiados, 3 millones de solicitantes de asilo y más de 40 millones de desplazados internos.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) define a un migrante como cualquier persona que se desplaza o se ha desplazado a través de una frontera internacional o dentro de un país, fuera de su lugar habitual de residencia independientemente.

Los grandes desplazamientos de migrantes ya están afectando la vida social, política y económica de poblados de Chiapas. Frente a ello es urgente estrechar la cooperación y establecer un reparto de responsabilidades.

México que es signatario de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes ha refrendado su voluntad política de proteger derechos y compartir la responsabilidad.

México está comprometido, por tanto, a proteger la seguridad, la dignidad y los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los migrantes, independientemente de su estatus migratorio.

Pero debido a la falta de información, hay una campaña ya en marcha en contra de la migración centroamericana.

Ello se suma a la creciente inconformidad de los sureños respecto a la situación de los que viven en la zona norte. En los estados de la frontera norte se tendrá una tasa cero del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) para la gasolina y el diésel.

Lo anterior irá acompañado de la reducción de 16% a 8% el IVA en dicha franja, así como del 30% a 20% el Impuesto Sobre la Renta (ISR). Para el sur, nada. Aquí los precios de los combustibles oscilan entre los 19 y 21 pesos para las gasolinas magna y Premium y el IVA sigue igual.

Un total de 42 municipios de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, son beneficiadas por esta medida dada en la actual administración. Y en el sur, nada. Sólo saqueo, depredación y abandono.

Los ciudadanos que viven en esa región sienten ser de "quinta categoría" pues la modernidad no llega, faltan fuentes de empleo, crece la inseguridad y el desarrollo turístico, pesquero y agrícola que debiera tener es una utopía.

La política de seguridad de la Frontera Sur debiera fincarse en extender las oportunidades de salud, educación, empleo y abasto y una política migratoria justa, apegada a los derechos humanos.

"Es una vergüenza que por la corrupción que hay en el país, la gasolina sea más cara en México que en Guatemala, pese a que ese país no tiene petróleo", dijo en alguna ocasión el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero eso nada más quedó en la retórica, para los reflectores y el discurso. En la práctica nada.

Los habitantes de la frontera siguen esperando que realmente el gobierno, sin descalificaciones, voltee la mirada al sur que requiere urgentemente de políticas justas y acciones que favorezcan la apertura de oportunidades para abatir el abandono de poblados, rancherías y comunidades.

La miseria está por doquier. En ningún lugar más fuerte que en Chiapas se puede percibir mejor el fracaso del neoliberalismo globalizado.

Migración y separatismo

@JLCastillejos  | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información