Opinión

Fraudes con tarjeta pone en alerta a autoridades

El repunte en fraudes con tarjeta de crédito y débito a través de medios electrónicos puso en alerta a las autoridades financieras. | Romina Román

  • 12/01/2021
  • Escuchar

El repunte en fraudes con tarjeta de crédito y débito a través de medios electrónicos puso en alerta a las autoridades financieras, quienes trabajan en un plan "urgente" para contener estos delitos. La mayor preocupación se centra en tres instituciones: Banorte, Santander y Scotiabank.

Por el momento, la Condusef y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)  diseñan un esquema conjunto con la Asociación de Bancos de México (ABM) para contener estos ilícitos, incluso, se hizo un llamado a los intermediarios con más casos para que fortalezcan a la "brevedad" sus controles y la comunicación con  sus clientes.

Uno de los mayores problemas con este tipo de delitos es que en su gran mayoría, los intermediarios no responden por los tarjetahabientes bajo el argumento de que el usuario es quien proporciona su información confidencial a los delincuentes.

Sólo en la Condusef se dispararon  las quejas por cargos no reconocidos. Por ejemplo, al cierre de 2019 se reportaron cerca de 16 mil casos, mientras que en 2020 la cifra se duplicó, lo que generó alarmas entre las autoridades, principalmente por los altos números que se registran en los denominados bancos "rojos" -Banorte, Santander y Scotiabank- .

En el caso de las instituciones "azules" -BBVA, Citibanamex e Inbursa-, en la Condusef aseguran que éstas cuentan con una mayor inversión en sus sistemas y en el Big Data, lo que les permite tener con controles más efectivos para la prevención de fraudes, además de que cuentan  con mecanismos más efectivos para monitorear el comportamiento de los usuarios.

Incluso, nos adelantan que ante el volumen de afectados, algunos legisladores preparan una iniciativa para proteger a los clientes y que sean los bancos quienes asuman parte del costo; la intención es que los intermediarios con menos inversión en seguridad respondan por los tarjetahabientes. No se descarta involucrar más en el tema a la Fiscalía General de la República.

Estas propuestas que se cocinan en el Congreso se sumarían a las medidas que adoptará la Condusef, quien establecerá un parámetro entre el tamaño de la institución y el total de contratos para alertar a los usuarios sobre las entidades con más fraudes y al mismo tiempo, dará a conocer a aquellas que cuentan con los mejores controles de seguridad.

De acuerdo con información del Banco de México, se registran 25.7 millones de tarjetas de crédito para personas físicas, lo que representan una cartera total por 346 mil millones de pesos; de éstas, cerca de 6 millones de plásticos están guardados en el cajón, es decir, no se utilizan.

De junio de 2019 a junio de 2020, la cartera de este medio de pago disminuyó 9.8% en términos reales. Del total de plásticos, 54.6% corresponde a clientes totaleros, que son los que cubren su deuda al cierre del mes por lo que no pagan intereses y 45.4% son no totaleros, que son los que por lo general, acarrean una deuda durante varios meses; de éstos últimos, 34.9% opta por la facilidad del pago mínimo.

Así las cosas...

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.