La información proporcionada por el Instituto Nacional Electoral (#INE) sobre los avances que tiene para la jornada electoral indican que todo el proceso está bajo control. También  que sabremos con oportunidad, tranquilidad y certeza, quién será el próximo Presidente de México. Si todo sucede conforme a lo planeado, no habrá grandes motivos de preocupación por los conflictos postelectorales ni por las confrontaciones que éstos pudiesen generar.

Te recomendamos: La mesa está puesta para que el 1o de julio sea una fiesta democrática exitosa: Lorenzo Córdova.

Será una elección legal y legítima

Tan pronto termine el tercer postdebate, partidos y candidatos tendrían que concentrarse en la última fase de sus campañas: el llamado al voto. Sin embargo, esta etapa que comenzó el martes a las 10 de la noche ha quedado marcada, en principio, por las denuncias ante la PGR del grupo parlamentario del #PAN en contra de Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade. 

Al Candidato de #Morena lo acusan de financiamiento ilícito de su campaña. Y al de la coalición #TodosPorMéxico por encubrir los casos de Odebrecht y la ´Estafa Maestra´. En ambos casos, el sustento de las acusaciones se basan en "investigaciones periodísticas". Y aunque Jorge López Martínez, vocero de la bancada blanquiazul, rechazó que la acción sea una venganza por las acusaciones en contra de Ricardo Anaya, candidato de la coalición #PorMéxicoAlFrente, lo cierto es que la #GuerraSucia seguirá activa durante las próximas dos semanas.

Si eso es todo, las tendencias de las encuestas se mantendrán con pocos cambios.

Lee también: Así llegan los candidatos al tercer debate según las encuestas.

De acuerdo con lo que sucedió en el tercer #DebateINE está claro que no se convirtió en el punto de inflexión que llevaría a los candidatos una elección de pares o tercios. No hubo ningún elemento disruptivo de importancia. La ventaja de López Obrador se mantendrá. Y solo podremos comprobar el nivel de precisión de las encuestas hasta que se den los resultados oficiales de la elección.

A pesar de todo, no se puede descartar aún el factor sorpresa

Aunque la mayoría de los analistas y líderes de opinión dan por hecho el triunfo de AMLO, la duda más importante está en saber si ganará con una diferencia de uno o dos dígitos en relación con el segundo lugar, que hoy lo siguen disputando Anaya y Meade. Por eso, lo que vimos en el tercer  #DebateINE también dejó claro que la batalla por el Poder Legislativo ocupará un espacio de mayor importancia en la recta final de las campañas.

Esta batalla ha sido más discreta

Y al adquirir un peso estratégico de la mayor importancia —por la irreversible tendencia de la elección presidencial— la tentación de hacer cualquier tipo de fraude posiblemente crezca. Algo similar podría suceder en los pocos estados donde la competencia está cerrada, como Puebla y Veracruz.

En cualquier escenario, el conflicto postelectoral entraña algunos riesgos.

Por un lado, porque las consecuencias económicas y políticas serían preocupantes. El peso avanzaría en la depreciación que hemos visto en días recientes y la confrontación entre políticos incrementaría la desconfianza dañando en forma severa la legitimidad de las autoridades. Por el otro, porque en un ambiente convulso o de incertidumbre, el crimen organizado avanzaría con la violencia inaceptable, dolorosa y sin precedente que ha marcado a las #Elecciones2018.

Te recomendamos: La democracia es el único sistema que permite renovación pacífica de los órganos de poder: Otálora Malassis.

Las instituciones electorales no pueden fallar

Del cumplimiento adecuado de su misión depende que la democracia siga avanzando. La ventaja es que las instituciones electorales aseguran estar listas. Por mencionar un ejemplo, Lorenzo Córdova, Consejero Presidente del #INE, afirmó que ya cuentan con "los 1.4 millones de ciudadanos capacitados" que se requieren el día de la jornada electoral.

Ellas y ellos operarán las casi 157 mil casillas que se instalarán en todo el país.

También aseguró que se han tomado las medidas necesarias tanto a nivel nacional como estatal, para que se puedan dar a conocer los resultados de los Conteos Rápidos de manera oportuna, tanto de la elección federal, como de nueve gubernaturas "y con ello atajar la especulación y la incertidumbre que el silencio, en términos de los resultados preliminares, pueden eventualmente generar".

A pesar de todo, está claro que habrá muchas denuncias por fraude.

Lo que parece poco probable es que, con base en la información disponible al día de hoy, se declare la nulidad de la elección presidencial, sobre todo si la ventaja del primer lugar es mayor a tres puntos. Si la civilidad y apego a la ley prevalecen en cualquier escenario, el país entrará a un nuevo ciclo de gobernabilidad, requisito indispensable para hacer frente a los graves problemas que aún se tienen que resolver.

Te recomendamos: AMLO celebra declaraciones de INE y TEPJF sobre improbabilidad de fraude electoral.

¿Cambio de rumbo?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata  | @OpinionLSR | @lasillarota




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información