Opinión

Fox vs. AMLO

Fox quiere ahora dictar el “ABC” de cómo gobernar, cuando su administración no se caracterizó precisamente por ser un ejemplo mundial.| José Luis Castillejos

  • 24/09/2019
  • Escuchar

Hizo bien el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en no engancharse en la pelea unipersonal que libra el panista Vicente Fox quien propuso "darle en la madre” a la Cuarta Transformación.

Sin comentarios”, fue respuesta de AMLO a pregunta sobre el tema y dejó colgado de la brocha al hombre de las botas vaqueras y sombrero tejano que en tono bronco busca camorra.

“Los muertos políticos no tienen palabra”, reza un adagio popular y el jefe de Estado mal haría subirse al ring con quien ya es parte de la historia de México.

Fox quiere ahora dictar el “ABC” de cómo gobernar un país grande, y con miles de problemas como México. Su administración no se caracterizó precisamente por ser un ejemplo mundial.

Se tuvo, en ese entonces, un promedio de crecimiento de 2.8 %, distante del 7% ofrecido.

En el año 2004 México ocupada el 10 lugar en la economía mundial, para 2006 ocupaba el 14 lugar. Su planeación económica no correspondió con la realidad.

Datos oficiales apuntan que durante el gobierno foxista se tuvo un déficit presupuestario promedio de -2.27%, lo que generó que su sexenio fuera perdido en términos de crecimiento y desarrollo económico.

Los ingresos tributarios cayeron al pasar de 69.7% del total de ingresos al 59.7%

En el campo de la percepción de corrupción, de Transparencia Internacional, se ubicó a México en el lugar 72 entre 179 países y se pasó del lugar 51 al 70.

La inseguridad en su administración deterioró el entorno económico y por otra parte detonó grandes sospechas de enriquecimiento de algunos de sus colaboradores.

De soslayo, López Obrador respondió entrelíneas: “Los cargos públicos no son para enriquecerse, son para servir al pueblo”.

Tiene razón el actual presidente de México ya que se necesita atender a quienes más necesitan.

Aunque sí es de criticar la posición del actual jefe de Estado quien ha descartado la posibilidad de abrir expedientes contra funcionarios de la administración pasada.

“Sólo que haya denuncias (formales) con lo cual descartó meter a la cárcel a los corruptos”.

Ha insistido en que se debe gobernar con el ejemplo y que sea mal vista la corrupción. Pero se contradice ya que en Chiapas, por ejemplo, es mal visto el ex gobernador Manuel Velasco Coello quien no se llevó las chapas de las puertas y los candados porque no pudo. Arrasó con todo.

Pareciera ser que AMLO aplica un rasero distinto. Uno para sus amigos a los que no arrincona a la cárcel y otros para sus rivales políticos.

Esos bandazos puede generarle, a la postre, un grave daño a su imagen presidencial frente a lo cual Vicente Fox se ha lanzado con todo al demandar sacar al actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, de Los Pinos como uno de los objetivos más importantes.

Fox ganó la presidencia en el 2000, luego de 70 años del PRI en el poder y desde esa fuerza que tuvo en su momento planteó "darle en la madre a la Cuarta Transformación”.

Pero aclaró que no es agarrarlos a trancazos en un callejón sino ganarles la partida en el 2021 con inteligencia, firmeza y estrategia.

Sin comentarios”, fue la lacónica respuesta de AMLO quien no quiso aclarar lo dicho por el hombre de Guanajuato de que López Obrador “No es de Morena ni requiere de la Cuarta Transformación.

"Queridos panistas, estoy de regreso, en 2021 vamos a sacar a López Obrador del Congreso. Hoy, hoy, hoy hay que hacer la tarea”, retó Fox pero AMLO esquivó una pregunta y no se enganchó en la guerra mediática y la provocación del panista.

Para Fox, López Obrador "es un tirano alocado que puso la educación en manos de los vándalos, bueyes y gorilas de la CNTE".

Si le sigue rascando la panza al tigre es probable que Fox sí logre una reacción de la Fiscalía General de la República e investiguen los negocios desde su rancho, su deseo ferviente de promover la marihuana y sus ganas de destronar a AMLO.

La frase “sin comentarios” tiene dos interpretaciones: que AMLO ya le perdió el respeto a Fox porque no tiene ningún peso en el escenario político y la otra es que en política nada se olvida y para el ajuste de tuercas está la ex PGR.

joseluiscastillejos@gmail.com