Opinión

Fomento a la lectura, detonante económico

El libro, como elemento de conocimiento, de disfrute y desarrollo cultural, se puede convertir en un eslabón del proyecto de crecimiento para México

  • 26/08/2017
  • Escuchar

Además de ser uno de los principales eslabones de venta de libros, las ferias propician la cohesión, fomentan la lectura y acercan al público lector a un mundo de posibilidades; los fondos editoriales que se juntan en este tipo de actividades – como lo son recientemente Filuni, FUL Pachuca o bien FIL IPN –,  serían imposibles en librerías tradicionales.

Como se ha demostrado en distintos países, las industrias culturales y de esparcimiento son parte estratégica de las economías. Generan recursos, cientos de empleos directos e indirectos, mueven a toda una cadena industrial en torno a una tarea que alimenta el espíritu y provee conocimiento y esparcimiento a la población.

Para los editores mexicanos es fundamental concientizar a la opinión pública y a las autoridades de educación y cultura de que la industria editorial es una actividad prioritaria para el desarrollo de la nación, porque el crecimiento de las industrias culturales tienen impacto directo en el crecimiento del PIB. La industria editorial mexicana debe ser considerada por el Gobierno como estratégica, y la promoción de la lectura un detonante para el desarrollo económico, cultural y educativo, factores definitorios en la cohesión social.

Además de lo comercial, el fomento de la lectura tiene consecuencias en el desarrollo de las sociedades. El acercamiento con la lectura, sobre todo en las primeras etapas de la vida, provocan y alientan la convivencia social. La palabra y el idioma, son elementos que alimentan la comunicación; crean consciencia y hermanan a las comunidades.

El libro, como elemento de conocimiento, de reflexión, de disfrute y desarrollo cultural, es uno de los triunfos más importantes de cualquier campaña de promoción de la lectura y se puede convertir también en un eslabón del proyecto de crecimiento para México.

¡Fomentemos e impulsemos la lectura!


Esta semana en DIORAMA, mis recomendaciones literarias:

Cien años de soledad (Edición de 50 aniversario)” (Diana), de Gabriel García Márquez. «Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.»

Mito por derecho propio, saludada por sus lectores como la obra en español más importante después de la Biblia, Cien años de soledad cuenta la saga de la familia Buendía y su maldición, que castiga el matrimonio entre parientes dándoles hijos con cola de cerdo. Como un río desbordante, a lo largo de un siglo se entretejerán sus destinos por medio de sucesos maravillosos en el fantástico pueblo de Macondo, en una narración que es la cumbre indiscutible del realismo mágico y la literatura del boom. Alegoría universal, es también una visión de Latinoamérica y una parábola sobre la historia humana.

El ascenso del hombre” (Paidós) de Jacob Bronowski. El ser humano es único no porque haga ciencia o porque cree obras de arte, sino por la maravillosa plasticidad de su mente. Su imaginación, su razón, su emotividad y su tenacidad lo sitúan en una clase diferente de evolución, no biológica, sino cultural. El ascenso del hombre es una rica e intrincada conjunción de las facultades humanas, una escalera ascendente de sus cualidades. Este libro empieza su camino hace unos 50 millones de años, fecha en que se data la aparición del hombre en la región del lago Turkana, en la sabana africana. Sigue un estricto orden cronológico, que permite presentar la historia de la mente humana, de sus ideas científicas, para dar cuenta de qué es lo que hace que el hombre haya pasado de ser un homínido a ser capaz de manejar la simbología del lenguaje y de las matemáticas, el arte, la geometría, la poesía y la ciencia. La historia de la ciencia pasa necesariamente por la historia de la evolución del hombre: las ventajas de la mano prensil, el desarrollo del cerebro, la vida sedentaria. Pero también pasa por la historia de los descubrimientos científicos, desde Euclides, Pitágoras y Ptolomeo, hasta Galileo, Kepler, Newton y Leibniz. Bronowski también revisa las aportaciones de Darwin y Pasteur, la tabla periódica de Mendeléyev y a los físicos que llevaron a la construcción de la bomba atómica. Y explica con claridad uno de los aspectos más sobresalientes de la evolución de la ciencia en el siglo XX: cómo el centro de atención se desplazó de la física a la biología. Por lo que nos contagia su deslumbramiento por Mendel, por el modelo de ADN de Crick y Watson, las leyes de la herencia y las virtudes de la reproducción asexuada.

El protector” (Planeta) de Jodi Ellen Malpas. A primera vista, Jake Sharp y Camille Logan no tienen nada en común. Él, un antiguo militar, esconde un pasado oscuro y quiere alejarse de todos y simplemente seguir adelante con su vida sin mirar atrás. Ella, la hija mimada de un millonario, está harta de que la gente la vea como una chica que solo sabe gastar el dinero de su padre y está dispuesta a salir adelante por su cuenta. Dos mundos completamente opuestos que se unen el día en que el padre de Camille contrata a Jake para proteger a su hija. Ya nada será igual.

El universo apesta” (Paidós) de Werner Gruber, Martin Puntigam y Heinz Oberhummer. A primera vista, el universo no es un sitio elegante. En realidad, huele raro, suena raro y está más vacío que el tanque de gasolina poco antes de la quincena. Casi en todos lados podríamos recibir radiaciones letales, quedarnos sin aire, congelarnos o rostizarnos y eso sucede hasta en los lugares más bonitos. En otras palabras: El universo "apesta".

De manera entretenida, los autores nos guían a través de los distintos fenómenos que se dan en el espacio y el universo. Mercurio es chico y no digno de visitarse. Venus es caluroso y sulfuroso. Júpiter es tormentoso y lleno de diamantes. Las explicaciones científicas acerca de los agujeros negros, sistemas solares, galaxias lejanas, asteroides y materia oscura son ilustradas en conjunto con nuestras creencias sobre lobos esteparios, troyanos, vampiros y zombis en el espacio.

¿Cuántos secuestros de personas por extraterrestres hay por año? ¿Qué tiene que ver una langosta con física cuántica? ¿Por qué el jugo de tomate sabe diferente en un avión? Al final del libro, serás capaz de decidir con detalle dónde pasar tus próximas vacaciones espaciales, sabrás dónde firmar la petición en contra de las bacterias extraterrestres y cuáles son los deseos que piden las estrellas fugaces cuando ven a un ser humano. En definitiva, estarás al tanto de cómo se destruirá el universo.

El don supremo” (Grijalbo) de Paulo Coelho. A finales del siglo XIX, el joven misionero Henry Drummond fue invitado a sustituir en el púlpito a un famoso predicador. Al principio el público se molestó, pero después quedó cautivado por su profundo entendimiento de las consabidas palabras del apóstol Pablo. Ese sermón se convirtió rápidamente en un clásico y es, sin duda, uno de los textos más hermosos jamás escritos sobre el Amor.

"Creía que ya había pensado todo lo que necesitaba pensar con respecto al amor, hasta que el sermón de Henry Drummond cayó en mis manos. A partir del momento en que leí las palabras de este libro e intenté poner en práctica sus enseñanzas, mi vida cambió mucho", Paulo Coelho.

@plumavertical