Opinión

Fiscalías, diferentes nombres mismas fallas

Las fiscalías estatales no llevan a cabo un desempeño satisfactorio para brindar resultados a la ciudadanía. | César Gutiérrez

  • 09/05/2022
  • Escuchar

Las fiscalías estatales no llevan a cabo un desempeño satisfactorio para brindar resultados a la ciudadanía, es letra muerta cada uno de los procedimientos que tienen. Existen muchas deficiencias en la etapa de investigación inicial, de la cual se deriva la recolección de los elementos materiales probatorios y evidencia física, los que deben ser inmediatamente analizados y registrados en la cadena de custodia.

La actividad del agente investigador es primordial, ya que dependiendo de la calidad de su trabajo, el juez puede realizar la impartición de justicia de manera correcta y evitar la impunidad. Por consiguiente ¿que se requiere? más capacitación, más ética, más presupuesto, más personal, porque lamentablemente estas peculiaridades son las que crean un efecto negativo en la víctima que busca una justicia pronta y expedita. Los ciudadanos de a pie, tenemos que lidiar tanto con la corrupción de las autoridades para que hagan su trabajo, como con los delincuentes, que gozan de la impunidad de los actos ilícitos que realizan en cada una de las entidades federativas sin mayor problema. 

Es importante recalcar la inseguridad que en diferentes áreas geográficas de nuestro país nos heredaron los gobiernos anteriores, y el desorden del ex secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana Alfonso Durazo, –hoy gobernador de Sonora– así como la nula actuación que ha destacado a la secretaria Rosa Icela Rodríguez. Entre las dos gestiones se han registrado más de 110,000 homicidios dolosos y más de 3,100 feminicidios

Ahora bien, ¿dónde están los legisladores de la cámara de diputados y del senado a nivel local y federal? ¿Dónde están sus propuestas? ¿Dónde las iniciativas para quitar derechos a quienes pertenecen a la delincuencia organizada? ¿Dónde están las propuestas para endurecer las penas contra todos esos delitos que padece la ciudadanía? ¿Por qué se permiten tantas omisiones a los funcionarios y no son llamados a rendir cuentas? ¿Por qué aquellos funcionarios que han incumplido no han sido inhabilitados? ¿A quién le beneficia tanta impunidad?.

Todas esas deficiencias propician que no se pueda realizar un correcto ejercicio de la acción penal en contra de los probables responsables. Como lo hemos dicho en anteriores columnas, los jueces en audiencia no realizan la investigación, únicamente valoran los datos de prueba que aporta el ministerio público y verifican su licitud; por eso, cuando no se realiza bien la integración de la carpeta de investigación, cuando no se realizan los peritajes necesarios, los dictámenes y diagnósticos que permitan  establecer la teoría del caso, quien gana es la injusticia. Por eso es tan importante la actuación de los operadores judiciales del estado. Si hacen mal su trabajo, tenemos que lidiar con la frustración por la impunidad,      

Para muestra, un botón. La fiscalía del estado de Sinaloa no ha podido dar con los autores del homicidio del periodista Luis Enrique Ramírez Ramos, Tampoco se ha solucionado el problema de los terrenos invadidos por los grupos delincuenciales que se están apoderando de propiedades privadas. Ahí la fiscalía del estado no ha realizado su trabajo para garantizar la justicia, a pesar de existir un sinnúmero de denuncias en contra de aquellos probables responsables.

Otro ejemplo es la fiscalía de Nuevo León respecto al caso de la víctima Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, donde en la columna pasada explicamos las observaciones en torno al procedimiento de localización e investigación que arrojan una serie de omisiones de diversos servidores públicos. Éstos, ahora tratan de crear una teoría del caso con suposiciones, lo cual deja entrever el vía crucis que viven todos los mexicanos cuando nos toca caer en manos de autoridades omisas e ineptas, que sólo buscan cobrar cada quincena sin realizar su trabajo. Como hemos afirmado en otras ocasiones, los mexicanos pagamos sus sueldos con nuestros impuestos. Si los señores no pueden, que se larguen, no los necesitamos. Los mexicanos requerimos funcionarios competentes, por eso es tan importante la denuncia, para exhibir a todo aquel que haga mal su trabajo. 

Caso del Capitán Celso Pérez Cruz

Por otro lado, recibimos una comunicación por parte de familiares del Capitán Celso Pérez Cruz, quien fue detenido y trasladado al Centro Federal de Readaptación Social número 11. Un ejemplo más sobre cómo se “desarrolla” la procuración de Justicia en nuestro México, ya que sus familiares desconocen: 1) el motivo de la acusación, 2) cómo fue la detención, 3) que dice la denuncia o querella en la carpeta de investigación, 4) si el delito fue cometido en actos del servicio o fuera de servicio, 5) si fue legal la detención (circunstancias, modo, tiempo y lugar), 6) hasta el momento desconocen quien es el defensor de oficio asignado, 7) qué delito (s) se le imputa (n), 8) desconocen si se encuentra inscrito en Registro Nacional de Detenciones.

Cabe señalar que no estamos eximiendo de algún tipo de culpabilidad al imputado, pero lo observable es la falta del procedimiento conforme a derecho del cómo se han realizado las cosas. No se comprende por qué tanto hermetismo en su detención y la falta de transparencia para brindar la información a los familiares. La ley contempla la presunción de inocencia hasta que se declare una sentencia definitiva condenatoria, que esté firme y acredite de manera fehaciente los elementos del delito. Por lo pronto, la familia recibe un duro golpe, quedando desprotegidos, etiquetados y discriminados por este tipo de situación que los deja en un estado de vulnerabilidad y desconocimiento por no saber qué está sucediendo con su familiar que está bajo un proceso judicial. 

Por último felicitamos en este día a todas las madres de México, en especial a mi madre y a las madres de mis hijos, quienes nos forjan y dan los valores para ser mejores ciudadanos y seres humanos. En mi caso, mi madre fue el general de la casa y siempre se cumplió con las misiones generales. 



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.