Opinión

Evaluación de los gobernadores

Los gobiernos deben de entender que no sólo con propuestas, imágenes, discursos o mentiras la población estará con ellos. | Fernando Díaz Naranjo

  • 16/09/2019
  • Escuchar

Todo ejercicio de medición es fundamental sobre todo cuando se trata de evaluar el desempeño de una administración gubernamental que, en esencia, su razón de ser es generar diversas acciones que beneficien a la población que están representando.

Por ello, resulta muy interesante analizar con detenimiento una encuesta del Diario El Financiero, publicada en el mes de septiembre, que mide el desempeño de los titulares del ejecutivo local en las 32 entidades federativas que conforman nuestra República Mexicana.



 

Del cuadro presentado, con base en la información de la encuesta del Diario El Financiero observamos varios aspectos de los que enuncio algunos:

·         Sólo12 gobernadores tienen una opinión mayoritariamente favorable de la población de sus respectivas entidades: Yucatán, Sinaloa, Sonora Querétaro, Durango, Aguascalientes, Tamaulipas, Tabasco, Oaxaca, Nayarit, Tlaxcala, y Coahuila.

·         Consecuentemente, el resto de las 20 entidades federativas no alcanzan obtener una opinión favorable de la mayoría de su población.

·         El promedio de las 32 entidades federativas arrojó un resultado que un 46% aprobaría el trabajo que está realizando el gobernador del estado por un 41% que lo desaprobaría.

·         En 10 entidades federativas, la mayoría de la población desaprueba el trabajo que está haciendo el titular del ejecutivo local de su entidad, a saber: Ciudad de México, Guanajuato, Chihuahua, Estado de México, Colima, Guerrero, Morelos, Michoacán, Nuevo León y Baja California.

·         Por partido político tenemos al PAN que con Yucatán encabeza la lista con un 79 de aprobación de la población por tan sólo un 14% que estaría desaprobando su gestión. Pero también el PAN en Baja California ocupa el último sitio con un 21% de aprobación por un 72% de desaprobación.

·         En el caso del PRI, sus mejores números se dan en Sinaloa (segundo sitio) con un 65% de aprobación por un 24% de desaprobación. Del otro lado de la moneda, encontramos al gobernador de Guerrero en la posición 28 con una probación de 35% por una desaprobación del 50%.

·         En el caso de la única gubernatura de Movimiento Ciudadano en Jalisco, 47% de la población manifestó aprobar su trabajo por un 45% que lo desaprueba.

·         En el caso particular de Nuevo León con Jaime Rodríguez Calderón como Independiente, el 21% aprueba su trabajo por un 74% que lo desaprueba. Se ubica en el penúltimo sitio de la tabla.

·         Para el caso del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que gobierna en Michoacán sus números no son muy favorables; 30% lo aprueba por un 56% que lo desaprueba, por lo que se le ubica en el sitio 30.

·         Morelos con el Partido Encuentro Social, la población manifestó un 35% de población por un 50% de desaprobación, ubicado en la posición 29.

·         En el caso de las entidades que son gobernadas por el partido político Morena, tenemos que su gobernador mejor posicionado lo encontramos en Tabasco (octava posición), con un 55% de aprobación por un 32% de desaprobación, en tanto que el gobernador peor evaluado es el de Puebla que ocupa el sitio 27; 38% lo aprueba por un 25% que lo desaprueba.

De estas aproximaciones es importante destacar que el ejercicio publicado por El Financiero muestra que existe una cierta proporción de los factores por los que la población aprueba o desaprueba la gestión de un determinado gobierno, y éstos tienden a expresarse principalmente en dos factores: la economía y la seguridad de sus habitantes.

Por ejemplo, en materia de seguridad, las entidades en donde su población opinó sobre la forma en que su gobierno trata los asuntos de seguridad, tenemos que las entidades caracterizadas mayoritariamente como gestiones malas o muy malas son: Guanajuato, Baja California, Jalisco, Estado de México, Guerrero, Morelos, Ciudad de México, entre otros.

Como podemos observar, existe una relación muy estrecha en los parámetros de evaluación entre las condiciones de vida que viven los habitantes de una determinada demarcación y los resultados de la gestión gubernamental.

Es por ello, que los gobiernos deben de entender que no sólo con propuestas, imágenes, discursos o mentiras la población estará con ellos. Lo importante es materializar acciones concretas en beneficio de la población.

¡Hasta la próxima!