Opinión

Estrellan el avión y vuela en mil pedazos

Interjet fue una buena idea, pero un pésimo plan de negocios; sus gastos superaban sus ingresos. | Lourdes Mendoza

  • 10/09/2021
  • Escuchar

Ayer, saliendo del Club de Industriales, fue detenido Alejandro del Valle, expresidente y accionista de Interjet acusado por defraudación.

Pasajeros de Interjet, estamos comenzando el abordaje del avión, empezando con los de la Zona 1.

El abogado Ángel Junquera convence a Miguel Alemán Magnani, quien ya traía la mascarilla de oxígeno puesta por los adeudos al SAT, de confiar en los empresarios que se jactaban como los operadores de la 4T: Alejandro del Valle y Carlos Cabal Peniche.

Ojo, el avión ya venía despresurizándose a un ritmo muy vertiginoso, pero el gobierno de la 4T sienta a Miguel y a su abogado y les propone, pues el presidente no quería que se quedaran sin chamba 6 mil empleados.

1.- Paguen algo de los impuestos que adeudan desde 2013 y que la administración de EPN nunca les cobró. Debían IVA retenido no enterado, ISR de los trabajadores retenido y no enterado, TUA retenido no enterado, miles de millones a ASA por turbosina, a la IATA; vamos, como dirían las abuelas, hasta las nachas. Con decirles que, se pensaba, eran 2 mil 670 mdp; sin embargo, mis fuentes me aseguran que, de acuerdo con los números que traía Raquel Buenrostro, en el SAT, podrían llegar a sumar los 10 mmdp.

2.- Conviértanla en una cooperativa haciendo socios a los empleados.

Acto seguido, Junquera les contesta, palabras más palabras menos: Gracias, pero ahorita no ocupamos sus consejos.

Abordamos Zona 2

Luego, este magno abogado convence a Miguel de confiar en los empresarios que se jactaban como los operadores de la 4T: Alejandro del Valle y Carlos Cabal. Éstos obtienen recursos para subsanar la inexplicable compra de Radiópolis (léase pagarle a Televisa) y poner un curita en Interjet, pero no obtienen los acuerdos con el SAT que presumían tener. Pero Miguel, déjenme contarles, ante estas promesas entrega el 90% de ambas, Interjet y Radiópolis, pero no se libera de sus obligaciones con el SAT que lo tienen hoy prófugo en Francia. Ojo, contra Junquera también hay una orden de aprehensión, pero no por Interjet, sino por el tema la cooperativa del Cruz Azul.

Abordamos Zona 3

Vale la pena aclarar que Alemán y Del Valle nunca compartieron la administración de Interjet. Que el empresario bananero Cabal Peniche no sé si se rajó o sólo decidió nunca aparecer en la escena. Que Javier Mondragón, abogado de don Miguel Alemán, ha declarado que Del Valle nunca le pagó a Miguel Jr. y que los adeudos fiscales son de ambas administraciones de Miguel con William Shaw al mando y la de Alejandro del Valle.

Tripulación de Interjet: armen toboganes

Desde el 25 de noviembre de 2019 advertí de la macroturbulencia a la que la aerolínea se enfrentaba.

Baste recordar, que, en marzo de 2019, en vísperas de Semana Santa, Interjet había cancelado sin previo aviso 60 vuelos y que las razones que daban en los mostradores del aeropuerto eran: por problemas de gestión de personal. Radio pasillo decía que estaba quebrada. Pero luego el 17 de julio anunciaban con bombo y platillo que Miguel Alemán y su grupo le había comprado Radiópolis a Televisa por más de mil 200 mdp. Obvio, la industria aeronáutica puso cara de ¡what!, pues a todo el mundo les debía dinero.

Miguel le echó la culpa a Santander, dirigido por Héctor Grisi, por no poder comprar Radiópolis, al no darle el crédito. Pero ojo, no le dijeron que no, le dijeron: para otorgártelo, opción 1.- Tu papá debe ser aval; opción 2.- Consigue el primer pago de un 50% que le tienes que dar a Televisa y ya contra las acciones nosotros te soltamos en crédito lo restante. Obvio, el banco no es beneficencia y, como bien sabemos, para prestar siempre tienen claro cómo se cobrarán, ¿o no? Es más, escalaron el tema hasta Ana Botín, amiga personal de Miguel, y estuvo de acuerdo en sólo otorgar el crédito bajo las condiciones antes mencionadas.

A Televisa en la fecha del primer pago le pidieron una prórroga, la cual dieron sin decir esta boca es mía. Sin embargo, fue pasando el tiempo y no pagaban, y un día, tipo EPN, les dijeron: “Te lo firmo y te lo cumplo”. Sí, les firmaron en un pagaré millones extras. Pero entonces la desesperación lleva a Miguel a aceptar como socios a Del Valle y Cabal, sugeridos por Junquera. Y aunque Televisa fue la última en cobrar, le pagaron hasta el último centavo.

Pero para mediados de agosto, el SAT le embarga a Miguel todos sus “derechos corporativos” en Interjet y en decenas de otras empresas y propiedades como: las oficinas en Grupo Alemán, en Bosques de Castaño; un terreno en Acapulco Diamante, de 70 mil metros cuadrados; la Plaza Marbella, de Acapulco, etcétera.

Aterrizaje forzoso

Interjet fue una buena idea, pero un pésimo plan de negocios. Nunca logró salir a Bolsa, hacerse pública por IPO o deuda porque nunca fue rentable. Sus gastos superaban sus ingresos. Y el punto de inflexión fue la compra de los aviones rusos Sukhois.

“Y ya que hablo de vergüenzas, será que debemos felicitar al director del AICM , Jesús Rosano... Vean qué limpio y bien cuidado lo tiene (T1)?… #OkNo

Por no dejar

¿Ya se dieron cuenta que Alonso Ancira no ha cumplido su palabra? Pero ése es el menor de sus problemas, pues me dicen que ya arrastró a toda su familia y ya están siendo investigados por lavado de dinero y defraudación fiscal por el SAT, la UIF y la Fiscalía.

La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en El Financiero, reproducida aquí con autorización de la autora.

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.