Opinión

Este asunto se veía venir, Bavispe fue el pretexto

Gracias a Trump el C. Presidente podría obligarnos a cambiar la estrategia contra el crimen organizado de "abrazos no balazos”. | Fred Álvarez Palafox

  • 28/11/2019
  • Escuchar

El presidente Donald Trump, anunció anteayer martes 26 de noviembre durante una entrevista televisiva que planea designar como grupos terroristas a los cárteles mexicanos.

“He estado (...) trabajando en ello durante los últimos 90 días, ya sabe que la designación no es fácil, debes seguir un proceso, y estamos en él”, explicó en el programa del periodista conservador Bill O’Reilly, No Spin News.

El fantasma estaba presente y rondaba la Casa Blanca, por lo menos desde marzo de este año cuando Trump se lo comentó a una web conservadora, y el tema de Bavispe fue un buen pretexto.

Leamos la línea del tiempo...

La semana pasado comentamos en este espacio cómo estaban las cosas de la tragedia de la Mora. Señalamos que la tragedia de Bavispe sería un parteaguas en el combate al crimen organizado, sobre todo interpretando la frase contundente del Senador Tom Cotton cuando criticó la estrategia de AMLO de "abrazos y no balazos” subrayando que eso "sólo puede funcionar en un cuento de hadas para niños, pero en el mundo real, cuando tres mujeres estadounidenses y 6 niños estadounidenses son asesinados a tiros y quemados vivos, lo único que puede contrarrestar las balas son más y más grandes balas", subrayó el republicano.

No leímos bien este mensaje, ni menos los mensajes cifrados de Trump.

Además de que las víctimas no se tragaron el cuento oficial dado a conocer a primeras horas de los hechos, en el sentido de que habría sido una confusión por el uso de las camionetas y hechos ocurridos horas antes en un enfrentamiento armado a kilómetros del lugar. (Véase: ¿Cómo fue? ¿Por qué?, La Silla Rota, 07/11/2019).

Obviamente los familiares no estuvieron de acuerdo y presionaron para que interviniera Washington debido a su doble nacionalidad, y no sólo con la intervención del FBI sino a otro ¡nivel en Washington!

En eso apareció un vídeo -desconocido hasta hoy por los medios-, en donde Julían LeBarón dice que por lo menos 12 hombres vestidos de negro habrían atacado a la familia de manera directísima, bajando del cerro gritando "quémenlos" y disparan hacia al vehículo en el que iban mujeres y niños.

En el inter familiares de las víctimas le tomaron la palabra al presidente y se concretó para la mañana del lunes 2 de diciembre en Palacio Nacional.

No se espera una reunión tersa, incluso uno de los familiares ha dicho que sólo lo escucharán y se retirarán en silencio.

Y es que el presidente los condicionó a que sólo fueran a la reunión familiares, aunque después lo matizó.

En la mañanera, el jueves 21, les dijo “lo único que les voy a pedir (...) es que vengan los familiares (...) que sea en la intimidad y si pueden evitar que vengan dirigentes que luego utilizan estos casos con propósitos políticos, pues como que no sería lo más conveniente”.

La alusión presidencial fue para que no se les ocurriera a los LeBarón llevar a la reunión a alguien como Javier Sicilia. Aunque después reconoció “de todas maneras, si ellos quieren traer a personas de las organizaciones de la llamada sociedad civil o representantes políticos, también son recibidos; pero yo les pediría que sería mejor, mucho mejor, el que no se mezclara con el oportunismo que siempre desatan estos hechos lamentables”.

Eso no gusto a los familiares de las víctimas, y no fue casual que los LeBarón condenaran la estrategia de AMLO de abrazos y no balazos para resolver la inseguridad en el país, e instaron a "hacer algo distinto”.

¡Días después el asunto se internacionalizó!

Y no sólo por la presencia del FBI en el lugar de la tragedia sino que familiares de la comunidad de La Mora, enviaron una carta al presidente Donald Trump para que los recibiera en la Casa Blanca, de ser así partirían en caravana rumbo a la capital estadounidense.

La caravana planeada fue pospuesta hasta después de la reunión con el presidente y dependía también de la respuesta de Trump, que busca deseperadamente la reelección en 2021, y el tema está en la agenda.

No es casual que de repente las cosas cambiaron...

La tarde del domingo 24 de noviembre nos enteramos de que integrantes de la familia LeBarón iniciaron una cruzada desde EU para combatir a los cárteles mexicanos, por lo que pidieron formalmente que estos grupos delictivos sean catalogados como organizaciones terroristas. "Por la presente, solicitamos al gobierno de los Estados Unidos que designe a los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas extranjeras", publicó la familia en el documento difundido en el sitio https://petitions.whitehouse.gov./

La petición se presentó dos días después de que lo hiciera Bryan LeBarón quien consideró que los cárteles mexicanos representan más peligro para EU que los grupos terroristas.

"Los cárteles controlan el flujo de opioides, heroína, metanfetaminas, cocaína, fentanilo ultra mortal y todas las demás drogas ilegales que se introducen de contrabando a los Estados Unidos desde México", se indica en el texto.

¡Y como era de esperarse el tema puso focos rojos en Palacio Nacional!

En la conferencia mañanera del 25 de noviembre preguntan al C. Presidente su opinión, pero evitó dar respuesta; y lo hizo Marcelo Ebrard, dijo:

"Consideramos por supuesto que todos los actos homicidas o de cualquier tipo que afectan a la sociedad son gravísimos, no necesitan adjetivos. Un homicidio es un homicidio, no importa la intención”, dijo el canciller.

Pero el tema de narcoterrorismo -subrayó el canciller- tiene un impacto jurídico internacional, porque hay una legislación norteamericana que posibilita cuando se declara, se determina a un grupo terrorista. Entonces, se invocan esas disposiciones para actuar de manera directa. Eso por supuesto México jamás lo aceptaría”, dijo.

Ebrard subrayó que clasificar a los cárteles como terroristas es gravísimo y tiene implicaciones jurídicas. Consideró en la conferencia mañanera que Washington no va por esa ruta, pero se equivocó, con todo respeto.

Un día después, la tarde del martes 26 de noviembre, Trump anunció lo que se veía venir.

Informó que designará a los cárteles mexicanos de la droga como terroristas por su papel en el tráfico de drogas y personas.

"Serán designados... He estado trabajando en eso durante los últimos 90 días. Sabes, la designación no es tan fácil, tienes que pasar por un proceso, y estamos bien en ese proceso ", dijo en una entrevista con el conservador Bill O’Reilly como lo comentamos arriba.

“No quiero decir que es lo que haremos”, afirmó Trump respecto a qué medidas podría considera la declaración de organización terrorista; dijo que están "perdiendo 100 mil estadounidenses al año –subrayó– por lo que ocurre en México y lo que nos llega aquí. Disponen de dinero sin límites que procede de la droga y del tráfico humano”.

“Ya le he ofrecido a él [López Obrador] que nos deje ir y limpiamos. Lo ha rechazado pero en algún momento se tendrá que hacer algo”, reiteró Trump.

La reacción de México fue inmediata

El gobierno mediante un comunicado oficial afirmó que buscará a la brevedad tener un encuentro de alto nivel para presentar la posición oficial.

La reunión con Mike Pompeo pretende promover "una hoja de ruta que nos permita avanzar para reducir los flujos de armas y dinero a la delincuencia organizada desde Estados Unidos hacia México, así como precursores químicos y drogas que atraviesan nuestro territorio con rumbo al país del norte”.

Ojalá se pueda hacer algo, pero el tema está en la mente del presidente republicano desde mucho, y además ese asunto le da votos.

El presidente abordó el tema en la mañanera fríamente, lo esquivó con un “vamos a esperar”. No, no vamos a tratar por ahora (el tema porque) es una fecha muy especial (es casi día de Acción de Gracias). Mi felicitación, mi abrazo fraterno a los estadounidenses. Y no a la confrontación política y sólo repito: cooperación, no intervencionismo”, dijo...

La intención de Trump es mala noticia para México, hay que tomarla muy en serio, y estar preparados por si ocurre.

Quizá sólo hay sido un globo de sonda como cuando nos anunció que incrementaría los aranceles si no se hacía algo para controlar la gran migración de Centroamérica, de inmediato AMLO cambio la política de migración, incluso violando la ley en materia de movilidad.

A partir de ya se nos solicitó a todos -mexicanos y extranjeros-, presentar una identificación oficial -INE, cartilla militar, pasaporte, cédula profesional, Visa y licencia de manejo-, para poder viajar en autobús en territorio nacional. .

La primera empresa en atender la orden presidencial fue transportes ADO, y de ahí todos.

Había que cumplir con los acuerdos celebrados con Washington (Se restringe la libertad de tránsito 20/06/2019 en LSR).

Es increíble pero gracias a Trump el C. Presidente podría obligarnos a cambiar la estrategia contra el crimen organizado de "abrazos no balazos”, por un combate frontal o algo distinto que funcione, igual que cuando lo hicieron con el tema de la migración.

Trump es la única persona a la que le temen en México

Además, el quid es que quien convocó el fantasma del terrorismo fue Ebrard...

Recordemos que horas después de los hechos lamentables ocurridos en la tienda Walmart de El Paso, Texas, anunció que la iniciaríamos una denuncia por terrorismo en contra de nacionales mexicanos.

¡Un hecho inédito pero imposible de ser concedido!

Como mensaje político quizá estuvo bien que lo hiciera, ya que ganó las primeras planas de los medios, pero fue un teatro jurídico difícil de concretar.

¿Y ahora como exorcizarlo?

P.D. El que un grupo delincuencial genere terror no lo convierte en terrorista, ¡cuidado!

Por otro lado, en nuestro país -hasta hoy-, no se ha dado acciones “terroristas”, afortunadamente; lo que ha ocurrido es que los grupos delincuencia han usado al terror como tácticas, y podrían ser considerados en su caso como narcoterroristas.

¿Casos?

Muchos, incluyendo quizá la tragedia de Bavispe

El primero en la historia moderna fue el que ocurrió la noche del 15 de septiembre de 2008, durante la ceremonia del Grito de la Independencia en Morelia que dejó un saldo de ocho muertos y más de 100 heridos, o el 15 de julio de 2010 cuando un auto compacto cargado con 10 kilos de explosivos al parecer del tipo C-4* explotó sobre la avenida 16 de septiembre y Bolivia, en la zona centro de ciudad Juárez, Chihuahua, dejando un saldo de tres muertos y 11 heridos; la onda expansiva dañó edificios, vehículos y personas en un radio cercano a los 50 metros.

El terrorismo es un asunto serio y complejo y debe tener algunos elementos mínimos para ser considerado como tal, uno de ellos es que debe existir una motivación, intención o decisión previa para cometer un acto criminal y la segunda es que debe haber una motivación política o religiosa, el crimen organizado busca siempre el factor económico; eso es la distinción que existe entre el terrorismo y otras formas de violencia como cualquier acto criminal.

Los grupos de narcotraficantes no pueden ser elevados a la categoría de terroristas, son en todo caso delincuencia organizada con todo lo que ello implica.

Es más México hasta hoy ningún grupo criminal -ni beligereante como el EPR-, está considerado en informe del Centro Nacional Antiterrorista de EU.