Opinión

Espionaje, narco y elecciones

¿Sirve el espionaje o “inteligencia” para detectar la influencia del narco en las elecciones? | Jorge Ramos

  • 11/03/2019
  • Escuchar

El silencio de un bello pueblo en la sierra de Durango se rompió ante la llegada de una avioneta. Los pocos pasajeros que iban a bordo eran candidatos.

“Lo que me sorprendió fue ver a hombres armados por todos lados. Debido a que el lugar donde se haría el mitin aún estaba sucio, integrantes de la campaña se dispusieron a barrer. Varios de los hombres, con pistolas al cinto, tomaron las escobas y ayudaron en la limpieza”, describe una persona que aspiraba a un cargo en la pasada elección federal.

De acuerdo con su relato, el jefe de plaza de ese lugar era quien autorizaba llevar a cabo mítines en ese poblado donde la señal de celular se pierde, sólo hay comunicación satelital.

Otro testimonio de Chihuahua también refiere que en la zona serrana los grupos del narco que controlaban la región eran quienes daban el “permiso” y hasta tenían preferencia por un partido político.

En mayo de 2008, quien esto escribe descubrió y publicó el caso de una serie de actividades que llevaban a la conclusión de que el entonces Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) daba seguimiento o, para decirlo claro, espiaba al Congreso. El escándalo llevó a la oposición en el Senado y Cámara de Diputados a exigir la remoción del entonces director del organismo de inteligencia, Guillermo Valdés Castellanos.

En julio, en medio de la exigencia de su salida del CISEN, Valdés se reunió con periodistas extranjeros para explicarles que el Centro no se dedicaba al espionaje, sino que tenía otras labores más nobles.

Sin embargo, el Financial Times publicó que una de las revelaciones que les hizo Valdés fue que “el Congreso no está exento, no descartamos la posibilidad de que el dinero de las drogas se haya infiltrado en las campañas (de legisladores)”.

Eso despertó la ira de congresistas de todos los partidos que le exigieron denunciara los nombres de los legisladores. Y que se fuera. El entonces presidente Felipe Calderón los mandó por un tubo y lo dejó como director del CISEN.

Ahora que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que abrirá los archivos del CISEN, de 1985 en adelante, es de esperar que habrá sorpresas. Vicente Fox al llegar a la Presidencia hizo lo mismo con los expedientes previos a ese año de los órganos de inteligencia mexicanos. En el listado de expedientes disponibles hay desde obispos, periodistas, empresarios, legisladores… y algunos nombres después fueron embarrados por presuntos nexos con el narcotráfico.

¿Sirve el espionaje o “inteligencia” para la toma de decisiones o sólo para la extorsión? ¿Sirve el espionaje o “inteligencia” para detectar la influencia del narco en las elecciones? Las estampas mostradas son apenas la punta del iceberg, pero el CISEN y sus antecesores no sirvieron para nada ante esa influencia. Con la apertura de esos secretos se va a corroborar.

Punto y aparte. El apagón del viernes 8 de marzo en la Península de Yucatán deja en entredicho a la CFE. El rudo Manuel Bartlett no es de los que se ponga nervioso. Pero lo que es un hecho es que tanto Pemex como CFE prenden focos rojos.



Punto final. La postura de muchos integrantes de Morena y de la llamada 4T ante el aborto y la mujer dejan mucho que desear. Salieron más conservadores que la derecha. 

El aliado incómodo de AMLO

@jorgeramos7773@OpinionLSR | @lasillarota