Opinión

Espantoso silencio ante persecución y muerte de cristianos

Hoy día muchos cristianos viven con temor en muchas partes del mundo y a muchos les ha tocado vivir en el mundo musulmán.

  • 09/04/2015
  • Escuchar

“No es lo que está roto Dios,

ni el campo que él ha creado:

Lo que está roto es el hombre

que no ve a Dios en su campo...”:

Emilio Prados, poeta.

 

El pasado jueves 2 de abril, -en plena Semana Santa- hombres armados del grupo terrorista islámico Al Shabab irrumpieron en la Universidad de Garissa, en Kenia, y asesinaron a 147 personas (la mayoría estudiantes), otras 79 resultaron heridas.

 

Los terroristas asesinaron a los guardias de la universidad mientras los alumnos aún dormían, hicieron detonar explosivos y tomaron decenas de rehenes en las habitaciones. Durante más de 15 horas tuvieron control del centro de estudios.

 

Increíble. Dejaron huir a los musulmanes y mantuvieron a decenas de cristianos como rehenes, según informó la agencia France Presse.

 

Los terroristas separaron a los estudiantes por religión, preguntaron si eran cristianos o musulmanes y abrieron fuego y decapitaron a aquellos que contestaron que profesaban el cristianismo.

 

Finalmente, los terroristas murieron en el enfrentamiento con la policía y los militares.

 

De los casi 900 estudiantes que tiene la universidad, 550 jóvenes lograron huir.

 

¡El golpe fue durísimo!

 

Un día después, en el Vía Crucis ?en latín: “Camino de la cruz”? que se celebró en el Coliseo en Roma y al que acudieron miles de creyentes con velas encendidas, el Papa Francisco se mostró muy crítico con la pasividad internacional ante el asesinato de cristianos en países como Kenia, Siria e Irak:

 

“Vemos aún hoy a nuestros hermanos perseguidos, decapitados y crucificados por su fe en ti, bajo nuestros propios ojos, o a menudo, con nuestro silencio cómplice. El peso de tu cruz nos libera de todos nuestros lastres. En tu obediencia a la voluntad del padre nosotros nos damos cuenta de nuestra rebelión y desobediencia. En ti vendido, traicionado, crucificado por tu gente, por tus seres queridos, nosotros vemos nuestras traiciones cotidianas”, dijo, en italiano.

 

Ese mismo día Jorge Mario Bergoglio envió un telegrama de condolencias al presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia, Cardenal John Njue, por la matanza de los 147 estudiantes cristianos.

 

En el mensaje enviado a través del secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Parolin, el pontífice asegura estar “profundamente entristecido por la inmensa y trágica pérdida de vidas causada por el reciente ataque a la Garissa University College”.

 

“El Santo Padre asegura su oración y cercanía espiritual a las familias de las víctimas y a todos los kenianos en este momento doloroso”, dice el texto.

 

Dos días después, al domingo de Pascua, Francisco y ante miles de personas que se congregaron en la plaza vaticana, recordó de nuevo a los estudiantes asesinados por sus creencias religiosas: “Supliquemos al señor resucitado el don de la paz en Nigeria, Sudán del Sur y diversas regiones del Sudán y la República Democrática del Congo. Que todas las personas de buena voluntad eleven una oración incesante por aquellos que perdieron su vida ?y pienso muy especialmente en los jóvenes asesinados el pasado jueves en la Universidad de Garissa, en Kenia?, los que han sido secuestrados, los que han tenido que abandonar sus hogares y sus seres queridos”.

 

El lunes insistió en el tema y al finalizar la oración de Regina Coeli, dijo:

 

“En este buen tiempo pascual, saludo cordialmente a los presentes, queridos peregrinos venidos de Italia y de varias partes del mundo para participar en este momento de oración. En particular, estoy contento de acoger a la delegación del Movimiento Shalom, que ha llegado a la última etapa de la carrera de relevos solidaria para sensibilizar a la opinión pública sobre las persecuciones de los cristianos en el mundo”.

 

“Vuestro itinerario en las calles ha terminado, pero debe continuar por parte de todos el camino espiritual de oración intensa, de participación concreta y de ayuda tangible en defensa y protección de nuestros hermanos y de nuestras hermanas perseguidos, exiliados, asesinados, decapitados, sólo por el hecho de ser cristianos. Ellos son nuestros mártires de hoy y son muchos, podemos decir que son más numerosos que en los primeros siglos”.

 

El jesuita pidió –suplicó- “que la comunidad internacional no permanezca muda e inerte frente a tal crimen inaceptable (ocurrido en Irak, Siria y Kenia), que constituye una violación preocupante de los derechos humanos más elementales. Deseo verdaderamente que la comunidad internacional no mire hacia otro lado”.

 

En el mismo sentido, Raniero Cantalamessa, a quien le tocó predicar el Viernes Santo aprovechó la oportunidad para alzar la voz y subrayó que “ciertamente, los cristianos no son las únicas víctimas de la violencia homicida que hay en el mundo, pero no se puede ignorar que en muchos países ellos son las víctimas designadas y más frecuentes”.

 

Y dijo al final de su sermón que “los verdaderos mártires de Cristo no mueren con los puños cerrados, sino con las manos unidas. Hemos visto tantos ejemplos. Es Dios quien a los 21 cristianos coptos asesinados por el ISIS en Libia el 22 de febrero pasado, les ha dado la fuerza de morir bajo los golpes, murmurando, como se ve en un vídeo, el nombre de Jesús. Y aprovecho para rezar por los perseguidos por la fe y por todos los Ecce homo ('he aquí el hombre') que hay en este momento en la faz de la tierra, cristianos y no cristianos…”.

 

En efecto, como lo recordó el predicador de la Casa Pontificia, apenas hace unos días, el domingo 15 de febrero milicianos del autoproclamado Estado Islámico (EI o ISIS, por sus siglas en inglés) difundieron un terrible video de cinco minutos de duración donde se aprecia a un grupo de terroristas de pie junto a 21 jóvenes egipcios vestidos con ropa naranjas, arrodillados y con las manos esposadas en la espalda decapitados por sus secuestradores vestidos de negro (véase: “Murieron por ser cristianos y pobres. Ese fue su pecado” en La Silla Rota, 19 de febrero de 2015).

 

Su único pecado era ser pobres y profesar una religión distinta.

 

Se ha vuelto común asesinar a cristianos, de hecho del 2014 y lo que va del 2015, han sido trágicos.

 

Los observadores del World Watch Monitor señalan que el año pasado por lo menos 4 mil 334 personas fueron asesinadas por el hecho de ser cristianos y más de mil lugares de culto han sido destruidos por la misma razón.

 

Y entre los primeros 5 países enemigos de los cristianos aparecen Corea del Norte, le siguen Nigeria, Siria, República Centroafricana y Kenya, es decir estados en los que quienes han tomado como blanco a los cristianos y sus comunidades son grupos como el yihadista Boko Haram o el ISIS que reivindican su identidad de musulmanes modelo.

 

Eso de musulmanes modelo es culpa de los imanes que mal interpretan el Sagrado Corán.

 

Como lo hemos dicho en otras ocasiones, este grupo es la organización terrorista mejor financiada y más peligrosa de la historia, la temible Al Qaeda es un niño de pecho en comparación con ellos.

 

Hoy día muchos cristianos viven con temor en muchas partes del mundo  y a muchos les ha tocado vivir en el mundo musulmán.

 

Un informe reciente elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada señala que 200 millones de cristianos son perseguidos y otros 50 millones sufren discriminación.

 

Y en la lista de estados con las violaciones más graves predominan: -¡adivinaron!- Los países musulmanes.

 

Entre las 20 naciones clasificadas en la categoría de “alta persecución”, 14 sufren persecución ligada al islam extremista, se trata de Afganistán, Arabia Saudí, Egipto, Irán, Irak, Libia, Maldivas, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, Somalia, Siria, Sudán y Yemen.


En los otros seis países restantes, la persecución está ligada a regímenes autoritarios, como Azerbaiyan, China, Corea del Norte, Eritrea, Birmania y Uzbekistán.

 

Los datos no mienten, ahí están.

 

Coincidimos con el líder católico, hay un silencio cómplice… “un silencio espantoso”.

 

¿Alguien lo duda?

 

Ante el silencio la comunidad internacional, las redes sociales han alzado la voz, afortunadamente.

 

 En los márgenes:

 

El caso de Asia Bibi, condenada a muerte por presunta blasfemia.

 

Las mujer cristiana paquistaní madre de cinco hijos está recluida en la cárcel femenina del distrito de Multan, localidad del Punjab muy lejos de su hogar.

 

Fue denunciada por blasfemia el 19 de junio de 2009 por el mulá musulmán Qari Muhammad Salam.

 

Los hechos ocurrieron cuando la mujer que estaba trabajando en un campo, fue mandada a buscar agua. El resto de mujeres, seguidoras del islam, se opusieron a que ella fuera porque, al no ser musulmana, contaminaría el recipiente y lo haría impuro. Por ello, le exigieron que abandonara el cristianismo y que se hiciera musulmana, a lo que ella se opuso.

 

En su justificación, Asia Bibi dijo a sus compañeras que “Jesús murió en la cruz por los pecados de la humanidad”, su pecado fue preguntar a las mujeres musulmanas qué había hecho Mahoma por ellas.

 

En cuanto oyeron estas palabras acudieron al imán local, esposo de una de las campesinas, que a su vez presentó una denuncia ante la policía por el delito de blasfemia.

 

Después de un juicio ante el Tribunal de Primera Instancia de Nankana Sahib, fue condenada a muerte el 8 de noviembre de 2010. Su sentencia fue confirmada el 16 de octubre de 2014 por la Corte Suprema de Lahore.

 

La mujer cristiana no ha dejado nunca de pensar en el Papa Francisco: “Pido al Papa que haga una oración especial por la paz en el mundo y por mí”, ha dicho conmovida a su abogado.

  

Abajo.

 

Se cerró el asunto del diferendo de la cancillería con el relator de ONU.

 

Un comunicado -No 176-, emitido la tarde del domingo 5 de abril, cerró el capítulo del diferendo mediático entre la SER y el Relator de ONU, Juan Méndez, como sabemos hubo muchas reacciones a favor y en contra.

 

Para mi gusto el comunicado es puntual pero llegó un poco tarde y dañó la relación con las ONG sobre todo.

 

La pregunta es sencilla: ¿Por qué no se emitió desde un principio, es decir justo cuando se dio a conocer el informe?

 

Nos hubiéramos ahorrado muchas cosas, pero en fin…

 

Jorge Lomónaco, representante permanente de México ante organismos internacionales, dijo en un programa radial que se reconoce que hubo diferendo “respecto a unas partes del informe, a una en concreto, pero eso no va a impedir que trabajemos y que continuemos con un diálogo abierto con el relator y con otros relatores”.

 

Dijo a Ciro Gómez Leyva que en efecto, “hay un problema en México de tortura, sí lo hay, eso nunca ha sido la discusión y hay que ponernos a trabajar”, por lo que el gobierno de México ha anunciado la decisión “de dar la vuelta a la página”.

 

Negó que haya quedado lastimada la relación con el relator de la ONU, pues dijo que “de hecho esa es la intención de voltear la página y dar hacia adelante, concentrarnos ahora en trabajar”.

 

Sobre la petición del relator de la ONU al gobierno de México para que se fije la fecha de una visita de seguimiento, Lomónaco dijo que “el gobierno está valorando la conveniencia y la mejor fecha” para que se haga, pero dijo que “seguramente no sería este año”.

 

Por su parte, el relator Juan E. Méndez negó sentirse ofendido con el gobierno de México por el diferendo (aunque en una entrevista dijo sentirse ofendido).

 

“No me siento ofendido, en este oficio de derechos humanos siempre hay divergencias, a veces importantes. Sí me siento sorprendido porque México tiene una trayectoria de apoyo a organismos internacionales”, dijo en entrevista con Grupo Fórmula.

 

El relator dijo que lo importante “es encontrar la manera de reducir la incidencia de la tortura en México y hacerlo urgentemente”.

 

“Estoy dispuesto a retomar el diálogo constructivo y me parece que una de las mejores formas de retomarlo es hacer esta visita”, subrayó.

 

En tanto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reiteró que el gobierno federal no coincide con las conclusiones del relator, pero subrayó que “tampoco coincidimos con los comentarios respecto a si hubiera presión de parte del Estado Mexicano” (en su trabajo).

 

La senadora Angélica de la Peña Gómez (PRD), solicitará la comparecencia del secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, a fin de que explique el diferendo con el relator.

 

Hasta donde leí no hubo propuesta de la senadora en la sesión del martes 7 de abril, aún.

 

@fredalvarez