Hace unos meses el presidente Peña Nieto hizo un cometario referente a que los políticos eran de los principales generadores de insumos para los comediantes y parece que desde entonces se ha esmerado para, en realidad, convertirse en parte de la comedia nacional.

Después de las ocurrencias de Fox y el "haiga sido como haiga sido" de Calderón, Peña Nieto ha reunido una serie de pifias tan amplia, que llega a ser difícil de creer que se equivoque tanto y en cosas tan obvias, dejando la posibilidad de que sus errores sean su propia forma de desviar la atención.

·         Peña Nieto dijo hace unas semanas que los mexicanos veíamos corrupción en todo y gran parte del espectro noticioso se molestó en cubrir más la queja del presidente que el hecho de que estamos por terminar el sexenio más corrupto del que al menos yo tenga memoria. En serio alguien creerá que el "lloriqueo" del presidente va a cambiar la percepción... o más fácil, que el presidente se queje de que lo tachan de corrupto no va a regresarle a los mexicanos "la casa blanca" o sanear todos los escándalos de corrupción en PEMEX y la SCT... si lo mexicanos vemos corrupción es porque ahí está, ni siquiera hay que hacer una gran investigación o tener acceso a información privilegiada.

·         Esta semana Peña Nieto, en el mismo tenor que las quejas anteriores, dijo que le estaban haciendo bullying a las instituciones del gobierno... ¿En serio? La crítica a partir de cifras frías no puede ser bullying porque no está denigrando ni atentando contra la dignidad de nadie (ojalá alguien le pueda explicar al Presidente qué es el bullying). Lo curioso es que la prensa se fue por el tema de la palabra y no por el hecho. El hecho es que hay más de 20 millones de víctimas en este sexenio; el hecho es que el 74% de los mexicanos se sienten inseguros y que ni siquiera hay un camino trazado para cambiar esta realidad. Cuando Peña habló de bullying, María Elena Morera le acababa de decir que había sido un error (ya comprobado) cerrar la Secretaría de Seguridad Pública para trasferir sus funciones a la Secretaría de Gobernación porque hoy México es mucho más inseguro que antes. De eso deberían estar hablando todos, del fracaso en seguridad de este gobierno; de la promesa de tener un México en paz y una gendarmería y una estrategia... ni estrategia, ni paz, ni gendarmería (como fue su propuesta de campaña), ni mucho menos seguridad.

Honestamente y a riesgo de equivocarme, no creo que Peña se haya equivocado... creo que prefería que hablara de un presidente llorón que ni siquiera sabe qué es bullying, a que hablaran de un presidente fracasado que no quiso o no pudo enfrentar el tema de la seguridad.

Para terminar, creo que es muy curioso resaltar cómo la coyuntura cambia las estrategias, los objetivos y los mensajes de gobierno. Calderón, durante su campaña dijo que sería el presidente del empleo y acabó su mandato vendiéndose como el presidente de la seguridad; Peña Nieto dijo que sería el presidente de la seguridad y está terminando su sexenio vendiéndose como el presidente del empleo... lo cierto es que seguimos igual o peor... ni seguridad ni empleo.

@JulioCastilloL | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información