Opinión

Entra CDMX en ebullición

La capital del país está en alerta política, con efectos impredecibles en las próximas semanas. | Roberto Rock L.

  • 04/03/2021
  • Escuchar

La inminencia de las elecciones intermedias, más la puja entre varias figuras con peso nacional, ha puesto a la capital del país en alerta política, con efectos impredecibles en las próximas semanas. 

El pasado sábado un plantón en las cercanías del Congreso local congregó a un par de centenares de personas para impugnar diversas postulaciones por parte de Morena para futuros alcaldes (algunos de ellos buscarán ser reelectos). Reportes confiables ubicaron como promotores de la concentración al líder parlamentario del oficialismo en el Senado, Ricardo Monreal, y uno de sus leales en la Cámara, José Luis Rodríguez Díaz de León

Ambos tienen motivos para decirse agraviados. Monreal vio disminuidos sus espacios de poder en la capital, al menos por ahora, una vez que no logró conservar para su grupo político la alcaldía de Cuauhtémoc, sin duda la más importante de la plaza. Rodríguez, por su parte, ha visto reiteradamente frustrados sus intentos de conducir la fracción del oficialismo morenista en el parlamento.

Para eclipsar al monrealismo en la ciudad, el gobierno de Claudia Sheinbaum formalizó una alianza con el bloque político de René Bejarano, al grado de que su esposa, la diputada Dolores Padierna, fue la ungida para buscar Cuauhtémoc.

El grupo bejeranista fue el que concentró los ataques en la protesta del sábado, la cual echó mano del lema “Rompe el Pacto”, que grupos feministas han empleado para ejercer presión sobre el presidente López Obrador para deponer a Félix Salgado Macedonio como aspirante de Morena para la gubernatura de Guerrero.

En realidad, la corriente del controvertido Bejarano se había colado a diversas posiciones federales desde el inicio de la administración López Obrador, y su influencia en la ciudad creció de manera perceptible en los meses recientes. En política, reza un principio, no hay sorpresas, sólo sorprendidos.

Otro frente político en el que dirimirán fuerzas varios grupos es el proceso ya iniciado para designar al titular de la posición clave, la Auditoría Superior de la ciudad, que depende del Congreso, pero tiene una cuota de poder importante. 

Ha sido validado por la Cámara el registro de 19 aspirantes, todos los cuales serán entrevistados por una comisión de legisladores locales que, por cierto, encabeza el citado legislador Rodríguez Díaz de León.

Tras dicha ronda de entrevistas, los liderazgos partidistas parlamentarios definirán terna, de la cual surgirá el nuevo auditor o auditora.

Si bien la correlación de fuerzas no se manifiesta claramente aún sobre este tema, dos candidatos parecen perfilarse como finalistas: Pablo Trejo Pérez, director general de Administración en la alcaldía Gustavo A. Madero y ex contralor del propio Congreso. Este último antecedente permite suponer que contará con apoyos de otros partidos, además de Morena.

El segundo aspirante aventajado ya es Edwin Meraz, procurador fiscal de la ciudad, sin duda un personaje con peso político y administrativo. Parte de su carrera se le atribuye a Mario Delgado, actual dirigente nacional de Morena y ex secretario de Finanzas durante la gestión de Marcelo Ebrard como jefe de Gobierno (2006-2012). 

Desde luego, se anticipa que la decisión final estará en la mano de la propia gobernante, la señora Sheinbaum, por lo que el asunto se mantiene con pronóstico bajo reserva.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.