Opinión

En un sucio hotel...

¿Te habías preguntado qué está limpio y qué no?

  • 10/06/2016
  • Escuchar

“Durante las vacaciones o en cualquier situación, un hotel puede parecernos cómodo y seguro. Sin embargo, incluso las habitaciones más lujosas rara vez son meticulosas con la limpieza”, dice el comunicado de prensa. El documento agrega que los hoteles son considerados lugares de bajo riesgo por la Cofepris y que son supervisados una vez al año y  no se les exige desinfección. Continúa:

 

¿Te habías preguntado qué está limpio y qué no?

 

1.- En primer lugar tenemos que poner en foco de atención las toallas, pues sabemos que son lavadas con frecuencia, sin embargo, algunas que no son usadas suelen permanecer por largos periodos en las habitaciones.

 

2.-  Expertos recomiendan no usar la cafetera de la habitación, ya que no se sabe con exactitud para qué fue usada. (vómito, pipí, colillas de cigarro, basuras) y normalmente sólo las enjuagan con agua de la llave.

 

3.- Un estudio de la universidad de Houston reveló que el objeto más contaminado en las habitaciones es el control remoto, debido a que todos los huéspedes lo usan. Según el Daily Mail, investigadores encontraron materia fecal en algunos de estos.

 

4.- A las chinches les encanta la madera y los lugares cálidos de los hoteles, por lo que el lugar ideal para abrir la maleta es el piso del baño, indicaron expertos de la cadena BBC.

 

5.- En la mayoría de los casos, los colchones y alfombras de los hoteles no son desinfectados, lo que puede causar alergias y enfermedades que suelen atribuirse a otras cosas.

 

Pensé de inmediato que esto es cierto. Nunca nos fijamos. Hace unos meses, en un lujoso hotel de Las Vegas, abrí mi hermosa y gigantesca cama y del lado que me iba a acostar, después de una intensa jornada de trabajo, encontré gotas de algo parecido a sangre. Quiero pensar que era vino tinto.

 

Se me fue el sueño y llamé de inmediato a la recepción. En minutos, llegaron y cambiaron todo. Terminaron con un buenas noches. Y ya. Me quedé inquieto, asqueado. Al final dormí.

 

Me quedó rondando por la cabeza desde entonces que, si eso pasaba en un hotel de muchos cientos de dólares por noche, la suciedad de los más baratos debe elevarse proporcionalmente con respecto al bajo precio.

 

Cuando acabé de leer el comunicado, me dio mucha risa saber que los que hablan de la suciedad de estos lugares son directamente unos expertos que venden desinfección de textiles. Traducción: content marketing bien aplicado al contexto mexicano.

 

Rematan con el comercial: “Empresas como Cleanwork Orange ayudan a los hoteles a brindar un mejor servicio a los huéspedes y la seguridad de que su salud no se verá afectada en ningún momento”. Y yo dije: ajá. Ahora menos podré dormir cómodo. Además, no podré usar esas cafeteras tan bonitas que por lo general encuentro en las habitaciones, ni calentar agua para un té en la jarra eléctrica, ni roncar en una de esas almohadas que incluso promocionan en la tele como súper resistentes y libres de gérmenes.

 

De Coach y Amazon

 

Ralph Lauren, esa marca que se hizo famosa por la imagen del jugador de polo, que hace poco una empresa que vende prendas más baratas le arrebató, está tratando de regresar a las grandes ligas del vestido para las masas clase medieras de países desarrollados. Lo hace a través de inversión en talento, mucho dinero para tratar de captar conocimientos de mercado y aplicarlos a sus diseños y canales de ventas, rebasados por el tiempo y las nuevas necesidades de los clientes. Por ejemplo, contrató a Jane Nielsen, de ser el CFO de Coach, se pasó a llevar las finanzas de Ralph Lauren. También llega Bill Campbell como vicepresidente senior a cargo de la cadena de suministros y administración de inventarios. Él, como muchos recuerdan, ha demostrado sus habilidades al frente de la logística de Amazon. Las contrataciones millonarias continuarán. Ralph Lauren quiere un equipo de élite para tratar de volver a disfrutar del prestigio que hace muchos años llegó a tener. Lo cierto es que después de que hicieron el caballo gigantesco y mezclaron los colores en una misma tela, algo que le encantó a los narcos mexicanos, nada será igual para Ralph Lauren.

 

Revisa tu password

 

Ayer uno de mis compañeros en Forbes nos recordó que es dolorosamente obvio que los passwords de la gente son vendidos en las esquinas sucias de la red masivamente. Esta semana, alrededor de 32 millones de contraseñas de Twitter se vendían por 10 bitcoins (5,775 dólares, unos 106,000 pesos), en Leaked Source, un motor de búsqueda de datos robados. Twitter asegura que no fue hackeada. Leaked Source piensa que los usernames y passwords fueron acumulados a través de infecciones de malware. Pero los datos, son verdaderos, comprobados. Eso lo que puede decirte es que, aunque creas estar muy seguro y tener una contraseña a prueba de hackers, no debes estar tan seguro. Más de 32 millones de personas son vulnerables, muy seguramente en su intimidad financiera y amorosa, por culpa de estos piratas informáticos que buscan cualquier pretexto, para demostrar que son más sabios que tú, y que la forma de ganar dinero no necesariamente está ligada a un traje y un horario de oficina.

 

@takaink 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.