Opinión

En la reconstrucción, replantear la planeación urbana

Morena no permitirá que la reconstrucción de la CDMX se convierta en un negocio

  • 03/10/2017
  • Escuchar

Bajo ninguna circunstancia, el grupo parlamentario de Morena permitirá, en la Asamblea Legislativa, que la reconstrucción de la Ciudad de México se convierta en un negocio más de gobernantes corruptos y de sus cómplices.

En este sentido, nos empeñaremos porque se replantee con un enfoque social la planeación urbana.

Porque en la actual administración capitalina la estrategia de desarrollo urbano ha favorecido, en menoscabo de la seguridad y el bienestar de la ciudadanía, los intereses de codiciosos desarrolladores y de consorcios cuyo único interés es la ganancia.

En consecuencia, promoveremos la realización de dictámenes técnicos y periciales para sancionar a quienes incurrieron en negligencia y corrupción en el levantamiento de los inmuebles afectados.

Asimismo, será indispensable evaluar si se permite volver a construir en las superficies donde se desplomaron o afectaron edificaciones, incluso si los propietarios cuentan con permisos para levantar nuevos inmuebles. Y también valorar si en aquellos sitios donde se han detectado fallas geológicas o grietas naturales, se autorizan más construcciones.

De no hacerse así, puede repetirse la tragedia. Como lo demuestra la que hoy azota a nuestra capital.

En el marco de la reconstrucción, reitero, será de extrema importancia replantear el concepto de planeación urbana. Porque se ha partido de la idea de que el crecimiento de la ciudad debe ser vertical. Que debe construirse hacia arriba.

Empero, las convulsiones sísmicas han comprobado que no siempre es beneficiosa esa concepción. Pues existen extensas áreas urbanas en las que, por seguridad, conviene impulsar las viviendas unifamiliares. Y estimular el desarrollo horizontal.

Será también fundamental que, además del gobierno y de la iniciativa privada, en las arduas labores de reconstrucción jueguen un papel primordial las organizaciones de la sociedad civil, toda vez que su intervención es indispensable para garantizar el uso honesto y transparente de los recursos.

Para enfrentar la devastación en la Ciudad de México y en todas las entidades afectadas, en el Consejo Nacional Extraordinario de Morena, realizado el pasado día 23, se acordó instituir un plan nacional para la reconstrucción de México y en apoyo de los damnificados, el cual contempla la creación de un fideicomiso que con aportaciones de militantes e integrantes del partido reunirá, en un plazo inmediato, 103 millones de pesos.

Administrado por personajes públicos de honestidad acreditada, como Elena Poniatowska, Paco Ignacio Taibo II y Pedro Miguel, ya comenzaron a distribuirse cerca de 2 mil 300 pesos a cada uno de los 45 mil damnificados por los sismos recientes y demás desastres naturales que han arrasado a la República.

La ayuda se entrega de forma directa a los damnificados, pues nos oponemos a que los fondos para la reconstrucción los maneje la Secretaría de Hacienda, como pretenden los demás partidos, los cuales, cabe subrayar, han terminado por sumarse a la propuesta original de Morena de canalizar prerrogativas a los afectados.

En el ámbito federal, Morena propuso redistribuir el Presupuesto de Egresos de la Federación mediante una iniciativa de Ley de austeridad republicana destinada a enfrentar la reconstrucción y la emergencia nacional derivadas de las catástrofes naturales.

En virtud de que el presupuesto federal asciende a 5 billones de pesos, en la Cámara de Diputados nuestros legisladores propusieron destinar 302 mil millones de pesos a un Fondo de Reconstrucción.

En este tenor, en la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2018 para la Ciudad de México, que deberán ser autorizados a más tardar el próximo diciembre, nos esforzaremos por imponer la austeridad en el gasto y por imprimirle un sentido social.

No cejaremos en nuestro compromiso de beneficiar, en primer término, a los sectores marginados de la ciudad. Y en reencauzar recursos a los damnificados por las sacudidas telúricas.

A estos, cabe recalcar, se les deberá respaldar por todos los medios posibles. Por tanto, evitaremos que se les cargue la mano del desastre con trámites tortuosos, restricciones económicas o cualquiera otra disposición burocrática o legislativa.

@craviotocesar | @OpinionLSR | @lasillarota



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.