Opinión

En jaque, casas de empeño

El Nacional Monte de Piedad se vio en la necesidad de reducir su tasa de interés.

  • 26/07/2016
  • Escuchar

Los que empezaron a reunirse más seguido con representantes del gobierno federal son los directores de las casas de empeñomás grandes del país. Resulta que el sector atraviesa por una de las situaciones más complicadas de su historia por dos razones: el desplome en el precio del oro que afectó a la industria en los últimos años  y la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para estas empresas.

 

Lo grave del asunto, es que en pocos meses, el número de empresas pasó de 12,500 a cerca de 7,500, según estimaciones del sector; esta cifra, dicen, continuará a la baja en la medida en que las compañías no puedan cumplir con las reglas.

 

No es desconocido que el principal factor que puso en jaque a la industria fue que en enero de este año entraron en vigor las reformas a diversos artículos de la Ley Federal  de Protección al Consumidor en lo que respecta a las casas de empeño; la intención de las disposiciones es transparentar la operación de esta actividad.

 

Pero eso no es todo, resulta que los directivos más influyentes del sector empezaron a cabildear con legisladores y con autoridades financieras para empujar la Ley Federal de Empeño.

 

Por lo pronto, ya se avanza en un registro público de estos establecimientos, lo que se suma a un programa de verificación de las casas y de los lugares en los que se ofrecen contratos de mutuo interés con garantía prendaria.

 

La entrada en vigor de la NOM fue lo que disminuyó drásticamente el número de negocios de este tipo, ya que se obliga a las empresas a dar a conocer la información que se incluirán en el contrato de adhesión, así como la metodología para determinar la totalidad de los costos asociados a la operación.

 

Este fortalecimiento en las medidas de verificación se debe a que las cifras todavía son débiles en lo que respecta a la información que se ofrece a los usuarios. Por ejemplo, según datos de la Profeco, sólo 35% de los establecimientos muestra el porcentaje del préstamo conforme avalúo; 28% indica el plazo; 37% menciona el tipo de prenda que recibe; 33% cumple con exhibir el monto de la tasa de interés mensual y sólo 65% informa sobre el Costo Anual Total (CAT) que en contados casos es correcto.

 

Lo que sí es una realidad es que el panorama para los negocios más grandes podría registrar una mejoría ante el reciente aumento en el precio del oro, luego de que muchas compañías enfrentaron una situación compleja durante varios meses. Sólo por dar un dato, el Nacional Monte de Piedad se vio en la necesidad de reducir su tasa de interés para compensar a los pignorantes por los menores recursos que recibieron ante la caída en el valor del metal dorado.

 

Así las cosas…

 

@rominarr 

@OpinionLSR