Opinión

Elementos de la Guardia Nacional en la mira de la justicia

Fue un desgraciado y lamentable accidente, dijo el general Bucio, comandante de la GN. | Fred Álvarez

  • 29/10/2020
  • Escuchar

Después de una intensa investigación ministerial, seis elementos de la Guardia Nacional (GN) fueron puestos a disposición de un juez de distrito en Chihuahua. Están siendo acusados de los delitos contra la administración de justicia, homicidio calificado y tentativa de homicidio. Fueron detenidos en las instalaciones de la Coordinación Estatal de Chihuahua de la institución, por elementos de la policía ministerial militar a petición del Ministerio Público Federal.

No hubo comunicado oficial en la web institucional sólo tuits de la cuenta oficial de GN en la red social de la GN, poco antes de las 7 horas:

Agregó:

La corporación agregó que entre sus elementos no se tolerará el uso excesivo de la fuerza.

Minutos después en la mañanera una reportera le pregunta al presidente su opinión al respecto, afirmando que las investigaciones, detectaron que sí hubo responsabilidad de la institución en los hechos ocurridos en Delicias, Chihuahua.. 

-“¿Qué información tiene usted al respecto?”

La respuesta del presidente fue que ese mismo día se iba a informar, que hay detenciones de responsables -no dijo en ese momento que eran presuntos -, "la misma GN actuó, desde luego a partir de la investigación y de la resolución de la Fiscalía General de la República (FGR)”, dijo

-Ya informaron!, le acotó la reportera.

“¿Ya informaron?”-, preguntó sorprendido y agregó que su instrucción fue que investigara y que se castigara a los presuntos responsables, y reiteró que en su gobierno no "vamos a encubrir a nadie”.

De inmediato su vocero colocó el comunicado de la GN, a lo que el presidente aprovechó para leer los tuits emitidos minutos antes; ahí rectificó el presidente al leer que se encontraron elementos "que hacen suponer la culpabilidad de algunos elementos de nuestra institución”.

¿De qué se trata este asunto?

La noche del pasado 8 de septiembre, Jessica Silva Zamarripa y su esposo Jaime Torres fueron atacados a balazos presuntamente por elementos de la GN en la Avenida Tecnológico en la Ciudad de Delicias tras haber participado en una protesta en la presa La Boquilla.

En efecto, cerca de las 22:30 horas de aquel martes negro los efectivos de la GN comenzaron una persecución contra la pareja que circulaba en una camioneta y realizaron varias detonaciones de arma de fuego; Jaime Torres pudo sobrevivir a las lesiones de bala, no así su esposa Jessica, quien murió a bordo de la camioneta en que viajaban. 

Desde ese momento. 17 elementos de la GN estuvieron bajo investigación por la Fiscalía local, de hecho, la puesta a disposición de los uniformados fue dada a conocer por el coronel Livier Peralta y confirmada por el presidente en su conferencia mañanera, un día después.

Entonces, el presidente hizo un relato de los hechos tal y como se lo contaron “es lo que hay que ver, si hubo disparos o no, si fue un miembro de la GN, ellos están esperando ser llamados por el Ministerio Público y tienen instrucciones de presentarse y declarar y se va a castigar a los responsables", dijo. Aprovechó para dar el pésame a sus familiares, y agregó que "se va a deslindar responsabilidades, se va a hacer la investigación [..] vamos a investigar quien convocó, quien llamó a tomar la presa”.

El presidente se refirió al mitin que hubo horas antes donde participaron políticos, sobre todo dos exgobernadores, un legislador federal e incluso "desde la Ciudad de México el senador panista Gustavo Madero”. "No es justo, es inaceptable que se utilice un asunto como este del agua con propósitos electorales”, subrayó el presidente, y lamentó que estos políticos "arengaran" a los manifestantes y luego los dejaran a su suerte para que tomaran la presa

Los nombres de los "políticos incitadores" los dio el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja.

Entonces, el gobernador Javier Corral aseguró que las declaraciones del presidente respecto al conflicto del agua estaban sesgadas y que estaba mal informando; "considero que son muy delicados los señalamientos del mandatario respecto a la participación de ex gobernadores en este asunto”, dijo.

Un desgraciado y lamentable accidente; general Bucio.

La investigación siguió, pero en las primeras versiones de los hechos se corrió la versión de que había sido "un desgraciado y lamentable accidente”.

En la mañanera del viernes 18 de septiembre le preguntan al presidente López Orador, aprovechando la presencia del comandante de la GN, se informe de los hechos ocurridos; el presidente pidió al general de Brigada, Luis Rodríguez Bucio, diera a conocer los avances.

La respuesta del militar fue larga e incluso intentó justificar los hechos bajo el argumento de la gran cantidad de personas que llegaron a la prensa La Boquilla, en el sentido de que la GN se replegó y de que "hubo un momento en que algunas de las personas que participaron en ese despliegue en La Boquilla tomaron entre otras cosas armas y granadas que tenía el personal de la Guardia”.

Precisó que “en algún momento el personal de la GN escucha disparos, no sabe, no se tiene bien claro si los disparos eran adelante, atrás y uno de los elementos dispara, desgraciadamente en ese momento uno de los cuatro vehículos que iban estorbando el movimiento del convoy que llevaba los detenidos, iba pasando al lado derecho del vehículo de la Guardia y fue que le pega (tiros) a las dos personas”.

"Este fue de alguna manera también, pues, un desgraciado, lamentable accidente. Se están llevando a cabo todas las investigaciones para saber más sobre las condiciones en que se dio este evento.”, dijo entonces.

Obviamente la narrativa del general fue rechazada por familiares y amigos, incluso alzaron la voz organizaciones sociales.

En aquella mañanera, el secretario Alfonso Durazo, acatando las órdenes del presidente subrayó que "todo el material ya se puso a disposición” de la autoridad ministerial.

“A ver, ¡acláralo!”, le ordenó AMLO.

"La fiscalía local avanzó hasta donde le correspondía y hace un par de días puso ya a disposición de la Fiscalía General de la República los avances logrados en la investigación.”, dijo.

El caso lo traía la Fiscalía local a cargo de César Peniche, y lo entregó a la FGR el 29 de septiembre.

Desde ese momento, la FGR atrajo el caso y en menos de dos meses se encontraron elementos para poner a disposición de un juez a seis integrantes de la GN.

Curiosamente no hubo comunicado oficial de la FGR, lo único que se ha dicho son los tuis de la GN, y lo expresado por el presidente en mañanera, sin embargo, no debemos juzgar a los militares, hoy, aunque detenidos gozan de la presunción de inocencia que señala la Constitución.

¿Qué sigue?

Un debido proceso a cargo de un juez penal de Chihuahua.

Los seis integrantes de la GN están detenidos de momento en una prisión Militar en Mazatlán, Sinaloa, uno de ellos es teniente de Infantería, los demás son tropa; y están ahí por tratarse de militares comisionados a labores policiacas y por una cuestión de seguridad a su integridad física.

De acuerdo con la versión oficial, uno de los elementos de la GN fue quien habría disparado por accidente, contra Jessica Silva Zamarripa de apenas 366 años de edad.

Esa hipótesis coincide con lo expresado por el general Rodríguez Bucio en la mañanera del 18 de septiembre, pero se decidirá en el proceso penal, las pruebas deberán ser contundentes.

Sin embargo, llama la atención que estén detenidos en una prisión militar, pero puestos a disposición de un juez civil.

La respuesta fácil es que son militares comisionados.

Aquí se deberá abrir un debate.

La pregunta es ¿por qué no se emitió un comunicado oficial de la FGR?

¿Qué dice el juez del caso?

La GN está en la mira de la justicia en tanto, los familiares de Jessica esperan justicia y la reparación del daño.

PD. El caso del general.

El martes pasado, un legislador del PRI presentó una propuesta de punto de acuerdo para que el gobierno de México pague los gastos de la defensa del proceso legal que se le sigue en EU al general Salvador Cienfuegos Zepeda, en estado de retiro, esto a efecto de que sufraguen los gastos legales de su proceso jurisdiccional en EU en tanto no sea declarado culpable por la justicia mexicana.

No es una propuesta descabellada. Seguí de cerca el proceso penal del cardenal George W. Pell, quien fuera responsable de las finanzas de la Santa Sede, y fue acusado injustamente por la justicia australiana por delitos de pederastia, y gracias a una fuerte defensa pudo salir declarado inocente ante la última Suprema. El purpurado pasó 405 días en la cárcel injustamente, y varios de sus amigos pagaron altos honorarios de un despacho de abogados, de no haber tenido defensa seguiría en la cárcel (El caso de George Pell, para un filme de Netflix/ Fred Álvarez - 8 abril, 2020).

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.