Opinión

Elecciones en Coahuila e Hidalgo

La responsabilidad de recibir la votación de la ciudadanía, recaerá en más de 53 mil hombres y mujeres previamente capacitados. | Carla Humphrey

  • 16/10/2020
  • Escuchar

Ambas entidades federativas hubieran llevado a cabo sus jornadas electorales el pasado 7 de junio, es decir, hace más de cuatro meses. Por ello, es importante referir que en razón de la emergencia sanitaria generada por la epidemia del virus SARS-CoV2 (COVID-19), el Instituto Nacional Electoral (INE), determinó el primero de abril pasado, ejercer su facultad de atracción para que, el Consejo General determinara suspender temporalmente el desarrollo de los procesos electorales locales en Coahuila e Hidalgo.

El 14 de mayo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un acuerdo mediante el cual la Secretaría de Salud estableció una estrategia para la reapertura de actividades (sociales, educativas y económicas), y puso en marcha un sistema de semáforo por regiones para evaluar semanalmente el riesgo epidemiológico relacionado con la reapertura de actividades en cada entidad federativa. Con base en este documento, el 29 de mayo se publicó en el DOF un acuerdo entre diversas dependencias gubernamentales mediante el que se establecieron lineamientos técnicos para la reapertura de diversas actividades.

Éstos últimos sirvieron de base para que el INE aprobara el 24 de junio un acuerdo por el que se dictaron directrices para el regreso paulatino de actividades. Asimismo, a finales de ese mismo mes el INE instaló un grupo estratégico denominado INE-C19, que aprobó los protocolos de atención sanitaria y protección de la salud de las personas durante el proceso de entrega de documentación y material electoral a las presidencias de mesas directivas de casilla; para la operación de los mecanismos de recolección; para el desarrollo de sesiones de los consejos, para el conteo, sellado y agrupamiento de boletas electorales, y, desde luego, para el día de la jornada electoral.

Con estos antecedentes, el Consejo General del INE determinó a finales del mes de septiembre, establecer la celebración de la jornada electoral local en Coahuila e Hidalgo el 18 de octubre.

La elección en estos dos estados es, como para cualquier entidad federativa, muy importante para el desarrollo democrático del país. De entrada, ambas entidades aglutinan 4 millones 404 mil 171 electores; 2 millones 276 mil 980 son mujeres.

En Coahuila se renovará el Congreso local compuesto por 25 diputaciones, 16 bajo el principio de mayoría relativa y 9 de representación proporcional. El Organismo Público Local del Estado ha proyectado instalar 3 mil 875 casillas (mil 639 básicas, mil 985 contiguas, 148 extraordinarias y 13 especiales). Además, se estarán utilizando 54 urnas electrónicas para recibir la votación de las y los electores de forma vinculante.

Finalmente, estarán participando en la arena de la competencia electoral un total de 11 partidos políticos y dos candidatos independientes, y contará con 204 observadores electorales.[1]

En el Estado de Hidalgo se elegirán las autoridades de los 84 ayuntamientos que conforman la entidad.  Se instalarán un total de 3 mil 763 casillas (mil 716 básicas, mil 785 contiguas, 255 extraordinarias y 7 especiales). También, se instalarán 40 urnas electrónicas en 4 municipios (10 en cada uno de ellos: Huejutla de Reyes, Ixmiquilpan, Mineral de al Reforma y Pachuca de Hidalgo). 

11 partidos políticos estarán compitiendo en este proceso electivo, así como existe el registro de 35 candidaturas independientes. La elección contará con 324 observadores electorales.[2]

En ambas elecciones, la responsabilidad de recibir la votación de la ciudadanía, recaerá en más de 53 mil hombres y mujeres previamente capacitados entre propietarios y suplentes; más de 26 mil para Hidalgo y más de 27 mil para Coahuila.

Independientemente del resultado de la elección, para las autoridades electorales locales como para el INE resulta fundamental que las mismas se desarrollen en armonía, en paz y que la población pueda asistir con plena certeza de que se han tomado todas las medidas sanitarias respectivas.

La mesa esta puesta, la palabra la tienen las y los ciudadanos de ambas entidades federativas.  Suerte a todos y todas las participantes.


[1] Con corte al 13 de octubre de 2020.

[2] Con corte al 13 de octubre de 2020.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.