Opinión

Elección enlodada

Las campañas negras y enlodadas lo que sí logran es bajar la participación de los ciudadanos el día de la elección.

  • 18/05/2016
  • Escuchar

Hacer campañas tiene implícito que habrá guerras sucias, que habrá ataques y que se intentará, por todos los medios posibles, acabar con la reputación de candidatos rivales.

 

Podemos recordar la campaña del 2006 en donde se calificó a López Obrador como un peligro para México o todos los ataques que rondaban la ignorancia de nuestro actual Presidente porque no había podido mencionar un libro leído o por su falta de efectividad y cumplimiento en los compromisos que hizo en su campaña para gobernador pero creo que hoy el problema ha escalado a otras dimensiones.

 

Hoy los ataques versan sobre narcotráfico, pederastia, filtraciones y otra serie de herramientas que están marcando para mal la política, pero cuál es la apuesta:

 

  • El PRI es un partido corrupto. Lo sabemos desde hace décadas y hemos tolerado desapariciones, fraudes, narcogobiernos, enriquecimientos inexplicables y totalmente ilícitos, devaluaciones, prepotencia y casos de evidente corrupción como el de la Casa Blanca. El PRI se sabe corrupto y hoy su apuesta no es cambiar esa imagen ni renovarse (como lo fue en los años pasados), su apuesta es que parezca que todos los partidos son iguales. Que todos los candidatos son tan corruptos como los suyos.

 

  • Irónicamente los estados en donde se ha enlodado la elección es en aquellos en donde el PRI tiene el riesgo de perder. La campaña negra está enfocada principalmente en Aguascalientes, Puebla, Tamaulipas y Veracruz. Esto quiere decir que quien está denigrando la política es el PRI y ni siquiera es con el afán de limpiar su imagen… Es simplemente con la finalidad de que se piense “da igual por quien se vote si todos son iguales” y esto no es ni puede ser así.

 

 

  • Que en Tamaulipas, un estado en donde los dos gobernadores anteriores del PRI están prófugos de la justica por vínculos con el crimen organizado y en donde el candidato del PRI de hace 6 años fue asesinado, sea el PRI quien acuse a alguien con vínculos con el crimen organizado es una especie de chiste de humor negro. Para empezar nunca hubiera creído que el PRI considerara eso un defecto atacable… y si lo es por qué no empiezan por expulsar a sus militantes y gobernadores de Coahuila, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Veracruz y otros tantos estados, eso sin mencionar que a quién están atacando, el candidato del PAN, no tiene ningún vínculo probado como es el caso de todos los demás.

 

  • En Veracruz el ejemplo es mucho más claro. El PRI tiene el peor gobierno del país; no sólo ha dejado en la miseria al estado sino que también es un gobierno pactado con el crimen organizado, que entregó la plaza y además usa a su propia policía para desaparecer civiles inocentes (incómodos por alguna razón al gobernador o a algún amigo del gobernador) y a periodistas. Además aquí el candidato atacado (el del PAN) es primo hermano del candidato del PRI quién no ha tenido escrúpulos para no meter a sus propios sobrinos a la contienda (con el puro afán de ver si remonta un poco). El PRI debería perder el Estado, ya es mucho lo visto (y comprobado, no rumores) de Duarte pero su apuesta es que orquestando una guerra sucia y falsa contra el PAN lograrán remontar la elección.

 

Para terminar es bueno mencionar que las campañas negras y enlodadas lo que sí logran es bajar la participación de los ciudadanos el día de la elección. Alguien que sepa un mínimo de matemáticas y que sepa que el PRI está trabajando con Sedesol para conseguir los votos de la gente más necesitada de algunos estados (está comprobado y es totalmente ilegal) llegará a la conclusión de que si no hay una participación mayor al 50% el PRI es invencible, porque cuentan con una base de votos que van a movilizar cercana al 25% de la población.

 

 

@JulioCastilloL

@OpinionLSR