Opinión

¿Elección con paridad de género?

Por: Leticia Amezcua.

  • 12/03/2016
  • Escuchar

La Reforma Político-Electoral del 2014, planteó una oportunidad única en materia de perspectiva de género al trazar como objetivo igualdad sustantiva no sólo en las urnas, sino también en la organización e incidencia efectiva en el quehacer y agenda del Poder Legislativo federal.

 

A partir de este momento, se dejaría atrás la concepción de cuotas de género para buscar la paridad sustantiva, bajo la idea de que las mujeres y hombres participarían en igualdad de condiciones en los cargos de elección popular.  Ante los vacíos de la ley, el INE y el Tribunal Electoral han moldeado lo que conocemos como paridad horizontal, vertical o trasversal. En este sentido, los partidos políticos tienen la obligación de registrar y postular el cincuenta por ciento de candidatos a diputados por ambos principios de un mismo género, que se extiende a lo largo de todos los distritos electorales (horizontalidad o transversalidad), y hacia el interior (verticalidad) de las listas de los candidatos a diputados que serán electos por el principio de representación proporcional.  En cualquier caso, debe ser 50-50% (propietarios y suplentes de un mismo género).

 

En el 2015, el Instituto Nacional Electoral revisó con lupa el registro de candidatas (os)  (así como las sustituciones) con la finalidad de garantizar que: las candidatas ocuparan el 50% de los lugares y que no fueran colocadas en los distritos donde sus partidos tuvieran menos votación. Este último precepto, obviamente no aplicó para aquellas fuerzas políticas que como Morena, Encuentro Social y Humanista que participaron por primera ocasión en elecciones. De esta manera, para la renovación total de la cámara baja del Congreso de la Unión, los 10 Partidos Políticos Nacionales registraron un total de 4,496 candidaturas, de las cuales el 50% (2,248) fueron ocupadas por mujeres. Las fórmulas para poder registrarse, debieron de estar conformadas por personas del mismo género. Para las diputaciones de mayoría relativa, se registraron 2,644 candidaturas, de las cuales la mitad, 1,322, se ocuparon por mujeres.

 

A pesar de que hubo paridad en el registro en el 2015, los resultados electorales no cristalizaron en un 50-50% en la Cámara de Diputados. 117 Candidatas lograron el triunfo de mayoría relativa a partir de los cómputos distritales (39%); del análisis de  estos triunfos se advierte que 73 de ellos (62.39%) eran ganadores en el 2012 según la fuerza política que las postuló, y ganaron en 44 distritos (37.6%) aunque estos no hubieran sido ganados en el 2012 por ese partido. En tanto, como parte de los resultados en diputaciones de Representación Plurinominal, ganaron 95 mujeres y 105 hombres, es decir, el 47.5% de las diputaciones de este principio son ocupados por mujeres. Así, hubo un incremento en la presencia de las legisladoras de 1% con relación a los resultados del 2012.

 

En el 2015, la conformación final de la Cámara de Diputados fue de 288 hombres (57.6%) y de 212 mujeres (42.4%). En el 2012, la integración fue 293 hombres (58.6%) y 207 (41.4%) mujeres.  De esta forma, la Reforma Electoral en materia de paridad tuvo un impacto menor, debido a que cuando existía la última cuota de género de 40-60% el porcentaje casi fue el mismo.

 

Por otra parte, una cuestión que es sumamente difícil de regular, pero que el propio Instituto empezó a realizar es la asignación presupuestaria que los partidos políticos  otorgan al varón y a las mujeres para el desarrollo de sus candidaturas. En general, los partidos políticos y las Coaliciones dieron mayor asignación a los candidatos por 30.6 millones de pesos; con excepción del PRI, quien dio un monto mayor a las mujeres por $275,672.17. El PAN por el contrario, asignó 9.2 millones más a los hombres que a las mujeres.  Las siguientes tablas dan cuenta de ello:

 

FISCALIZACIÓN 2015

MÁS ASIGNACIÓN PARA CANDIDATOS

$9,246,868.33

[1] 

$3,981,562.78

$1,913,852.61

$506,874.23

$2,961,525.81

$1,861,477.04

$1,869,867.09

$1,980,105.27

$4,392,604.82

$831,198.67

$1,056,290.69

TOTAL

$30,602,227.34

 

Toca la imagen para ampliar

 

La Unidad de Fiscalización realizó mediante el Sistema Integral un análisis completo de las asignaciones que recibieron las candidatas y los candidatos por partido político. El INE empieza a fincar las bases para detener los casos de exceso de los partidos o coaliciones que de manera deliberada apoyan más a los varones mediante la asignación presupuestaria. Tal vez, esto debería ser parte de una nueva reforma electoral en materia de género.

 

Para aquellos interesados en saber, cuál fue el monto recibido y ejercido por partidos y Coaliciones en el 2015 respecto a sus candidatas y candidatos, se puede consultar la siguiente tabla, denominada:

 

Proceso Electoral Federal 2014-2015. Análisis sobre los ingresos y egresos de las y los candidatos [2]

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$110´993,719.30

$117´997,035.40

Hombres

$120´240,587.63

$109´282,117.99

Diferencia

$    9´246,868.33

$8,714,917.41

*En cuanto a los ingresos para las campañas, los candidatos recibieron $9´246,868.33 más que las candidatas y ejercieron $871,491.41 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$23´307,044.98

$23´300,652.90

Hombres

$23´031,372.81

$21´426,459.87

Diferencia

$275,672.17

$  1´874,193.03

*Postuló el mismo número de candidatos que de candidatas. Las candidatas recibieron $275,672.17 más que los candidatos y ejercieron $1´874,193.03 por encima del monto ejercido por los hombres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$62´085,114.79

$60´799,829.52

Hombres

$66´066,677.57

$65´110,954.61

Diferencia

$3,981,562.78

$4,311,125.09

*Postuló más candidatos que candidatas. En cuanto a los ingresos para las campañas, los candidatos recibieron $3´981,562.78 más que las candidatas y ejercieron $4´311,125.09 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$39’610,817.62

$34’698,583.93

Hombres

$41’524,670.23

$36’233,636.67

Diferencia

$   1’913,852.61

$  1’535,052.74

*Los candidatos recibieron $1’913,852.61 más que las candidatas y ejercieron $1’535,052.74 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$16’035,842.74

$16’982,352.26

Hombres

$15,528,968.51

$16’519,299.85

Diferencia

$506,874.23

$463,052.41

*Postuló más candidatos que candidatas. Los varones recibieron $506,874.23 más que las candidatas y ejercieron $463,052.41 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$47´384,925.28

$47´977,749.45

Hombres

$50´346,451.09

$50´388,732.71

Diferencia

$  2´961,525.81

$  2´410,983.26

*Los candidatos recibieron $2,961,525.81 más que las candidatas y ejercieron $2´410,983.26 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$39´467,149.41

$39´289,184.28

Hombres

$41´328,626.45

$41´489,737.41

Diferencia

$  1´861,477.04

$  2´200,553.13

*Los candidatos recibieron $1´861,477.04 más que las candidatas y ejercieron $2´200,553.13 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$12’730,933.51

$13’614,359.38

Hombres

$14’600,800.60

$15’388,692.35

Diferencia

$  1’869,867.09

$  1´774,332.97

*Postuló más candidatos que candidatas. En cuanto a los ingresos para las campañas, los candidatos recibieron $1’869,867.09 más que las candidatas y ejercieron $1´774,332.97 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$  9´645,875.42

$12´151,188.68

Hombres

$11´625,980.69

$14´441,544.82

Diferencia

$  1´980,105.27

$  2´290,356.14

*Postuló más candidatos que candidatas. Los candidatos recibieron $1´980,105.27 más que las candidatas y ejercieron $2´290,356.14 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$17'460,825.46

$14'993,055.97

Hombres

$21'853,430.28

$20'127,131.00

Diferencia

$  4'392,604.82

$   5'134,075.03

*Postuló más candidatos que candidatas. Los varones recibieron $4'392,604.82 más que las candidatas y ejercieron $5'134,075.03 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$88´599,121.53

$90´162,177.29

Hombres

$89´430,320.20

$90´450,886.41

Diferencia

$831,198.67

$  1´874,193.03

*Los candidatos recibieron $831,198.67 más que las candidatas y ejercieron $288,709.12 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

Elementos

Monto recibido

Monto ejercido

Mujeres

$34´359,167.83

$34´567,778.40

Hombres

$35´415,458.52

$36´052,444.54

Diferencia

$  1´056,290.69

$  1´484,666.14

*Los candidatos recibieron $1´056,290.69 más que las candidatas y ejercieron $1´484,666.14 por encima del monto ejercido por las mujeres.

 

 

@aefe165

@OpinionLSR

@institutomora

www.mora.edu.mx

Leticia Amezcua Fierros

Doctora en Estudios Sociales y Egresada de la Maestría en Sociología Política en el Instituto Dr. José María Luis Mora. Especialista en temas electorales. Ha participado desde hace 14 años como asesora de la representación política del PVEM en el IFE y ahora en el INE. Ha sido investigadora de Centros de Formación y Análisis en distintos Partidos Políticos. 

 

[1] Sólo el PRI, asignó un monto mayor a las mujeres por 275,672.17 pesos.

[2] FUENTE: Sistema Integral de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral. Análisis detallado por la Unidad Técnica de Fiscalización.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.