Elba Esther, la ‘malquerida’

Si vamos analizando las cosas con calma, definamos también nuestras reglas del juego; no queremos pleito con ningún gobierno, del color que sea el gobierno, cuarta, primera, quinta, décima o vigésima transformación. Mis respetos al señor presidente pero, zapatero a tus zapatos: respeto a la autonomía e independencia sindical”: Elba Esther Gordillo, la mujer política y líder sindical del magisterio está de regreso…

Y viene como queriendo pelear. O por lo menos eso parece si no es que podría ser un teatro montado para hacer suponer una sana distancia entre el Ejecutivo y una de las políticas más poderosas de México, a pesar de todas las vicisitudes por las que ha pasado, a pesar de la tragedia por la pérdida de su hija Mónica, o porque le arrancaron de las manos el liderazgo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)… O porque la expulsaron del PRI… O porque fue a la cárcel durante casi todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, hasta el 8 de agosto de 2018: absuelta.

Elba Esther Gordillo

Con todo y eso, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la necesita para controlar al magisterio; para reordenar lo descompuesto ahí y para que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) pare ya sus exigencias porque son ellos los que han marcado la agenda educativa durante los meses recientes y porque son ellos el impedimento para que López Obrador haga su reforma de la reforma educativa del sexenio anterior.

Ya habían ocurrido guiños entre la maestra detenida y el candidato a la presidencia de México. Ella que todo lo mide y todo lo entiende en política percibió que “Juntos haremos historia” ganaría la elección, no sólo porque Enrique Peña Nieto era su enemigo político y personal, sino porque el mal gobierno de éste garantizaba el triunfo de López Obrador y por eso le mandó a la campaña a dos emisarios: Sus emisarios: su nieto, René Fujiwara y su yerno, Fernando González: eran dos facturas iniciales. López Obrador los recibió de buena gana, sabiendo quiénes eran y de parte de quién.

Y estos mensajes cifrados ocurrían mientras ella estaba en prisión… o no tanto, porque durante su retención la pasó “enferma” aduciendo malestares que la mantuvieron en secciones hospitalarias u hospitales, no obstante sí, es cierto: “aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión”. Pero nada. Eso ya pasó y ella está de regreso, sana y salva.

Ya repuesta de los embates vividos, inmediato sugirió su intención de recuperar el liderazgo del SNTE, del que había sido presidenta desde el 24 de abril de 1989 tras la renuncia de Carlos Jonguitud Barrios y hasta el 26 de febrero de 2013: 23 años.

Puesta en marcha comenzó luego sus andanzas políticas.

Viajaba de forma discreta por aquí o por allá. Siempre cuidadosa de las formas y siempre lanzando dardos para hacer notar su regreso. Sabe moverse en política. Conoce la política mexicana. Conoce a los políticos mexicanos en sus defectos y debilidades. Ella misma dedicada a la política tantos años…

Pero no fue sino hasta el domingo 7 de abril, en Cholula, Puebla, al participar en un encuentro con jóvenes, Gordillo llamó a los integrantes de la organización Maestros por México (MxM) a dar la pelea para obtener la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y al mismo tiempo exigió al Presidente Andrés Manuel López Obrador respeto para la autonomía sindical. Una autonomía que entiende si ella es líder de ese Sindicato. En otras palabras: si llego al SNTE ‘déjenme hacer las cosas que sé hacer’… a eso se refiere cuando dijo: “zapatero, a tus zapatos”.

Ella sabrá entregar buenas cuentas al Presidente. Aun cuando su estrategia sea la de denostar a la actual reforma. Aun cuando diga que no es la reforma que esperaban y la llame “reformita”...

Y dijo ese día: “Ningún maestro o maestra volverá a ser corporativamente correa de transmisión de ningún partido, ni de Morena, ni de Redes, ni PRI, ni PRD” (…) “Estamos viendo que la Coordinadora Nacional está en posiciones ¿intransigentes? Interrogó. Quizá sean los únicos que están haciendo algo, porque los demás están esperando que lo haga el buen gobierno y la cuarta transformación ¡Pues qué friega, eh! Porque la cuarta transformación no ha hecho la reforma que esperábamos”.

Y para regresar al liderazgo del SNTE quiere que el procedimiento sea “por la vía democrática”: “Yo cedí mi derecho, legal y legítimo al ser exonerada, de llegar a la presidencia del sindicato, (pero) a cambio de que haya una elección libre, con voto secreto, directo y universal y que a través de un Congreso con esas características se eligiera a la nueva dirigencia y ¡vamos por eso compañeros!”.

SNTE

Va por la recuperación de su sindicato y de su espacio vital: el SNTE, el que “como está actualmente no sirve para nada (…) Ni siquiera para ellos, mediocres, pequeños, ignorantes”, acusó a la actual dirigencia.

Casualmente, por estos días y luego de que la dirigencia de la CNTE (particularmente la de Oaxaca) se opusiera a la reforma de López Obrador en lo que respecta al control de la nómina sindical y del ingreso y ubicación de los maestros y que impidieran incluso llevar a cabo sesiones legislativas para tratar el tema, el Presidente les mandó un mensaje: ‘O entran en razón o cancelo la reforma educativa y volvemos a antes de la reforma del Pacto por México’.

Elba Esther Gordillo está de regreso y viene con todas y por todas. A sus setenta y cuatro años está dispuesta a dar la batalla por lo que considera suyo: el magisterio nacional. Y viene bajo el manto de la oposición sindical al gobierno, aunque es evidente que son valores entendidos y que todo está en regla para dar pasos adelante en materia de organización sindical… que no es lo mismo que en materia de calidad educativa

Y eso es: se habla de toma de posiciones, de exigencias de poder, de control del magisterio, de tiempos y distancias magisteriales, pero nada de la calidad educativa y de que México tiene uno de los más bajos niveles educativos del mundo… ¿por qué será?

Chapultepec avant garde

jhsantiago@prodigy.net.mx

@joelhsantiago | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información