Opinión

El uso de la tecnología en los procesos electorales

Es tiempo de avanzar para que las instituciones electorales se apropien de la tecnología. | Fernando Díaz Naranjo

  • 08/08/2021
  • Escuchar

En cada proceso electoral que transcurre en nuestro país, siempre salen distintos posicionamientos de académicos, actores políticos, líderes de opinión, partidos políticos, autoridades electorales, entre otras, para que sean utilizados diversos mecanismos electrónicos que faciliten diversos procesos organizativos propios de los procesos electorales en nuestro país.

Un ejemplo que me parece muy importante fue dado a conocer por el Instituto Nacional Electoral en días pasados toda vez que anunció que aprobó el uso de una aplicación móvil (app) para que las distintas organizaciones que busquen constituirse como partidos políticos locales durante 2022, recaben las afiliaciones de la ciudadanía de forma ágil, rápida y segura.

La aplicación móvil se utilizó por primera ocasión en la obtención del apoyo de la ciudadanía de las y los aspirantes a candidaturas independientes en la elección de 2018 y, desde entonces, la autoridad electoral ha perfeccionado su sistema para irlo incorporando como parte fundamental del procesamiento de datos y de información que le permita a la autoridad electoral la optimización de tiempos, recursos y la verificación de información.

Ahora bien, existen otra serie de instrumentos electrónicos que, sobre todo a nivel local, se han ido incorporando con éxito a los procesos electorales. Un ejemplo lo es el uso de urnas electrónicas que empezaron instrumentándose a través de pruebas piloto y algunos estados las han aplicado de forma vinculante como Coahuila, Jalisco, la Ciudad de México, entre otros. Los resultados obtenidos han sido satisfactorios por doble vía: por la agilidad en la emisión del voto y sus resultados, así como por la aceptación de la ciudadanía en utilizar estos instrumentos.

Otro mecanismo que empezó también a utilizarse primero a nivel local ha sido el uso del internet para la emisión del voto. Por ejemplo, en el año 2012, la Ciudad de México fue pionera en su instrumentación para que las y los ciudadanos residentes en el extranjero oriundos de esta Ciudad Capital, pudieran votar por internet para elegir al jefe o jefa de gobierno de esta gran urbe. Los resultados de igual manera fueron satisfactorios.

El Instituto Nacional Electoral que ha llegado tarde a la incursión tecnológica, en el tema del voto exterior en el proceso electoral 2021 tuvo una importante incursión toda vez que, en coordinación con los Organismos Públicos Locales Electorales, pusieron en marcha un sistema por internet para que la ciudadanía pudiera votar desde el exterior.

Así, nuestros connacionales de los estados de Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, tuvieron la opción de decidir su forma de votar: por la vía postal o bien, por internet.

Sobre el uso de urnas electrónicas el INE ha avanzado muy lento a pesar de lo alcanzado por los institutos electorales locales.  Aquí, tiene una deuda pendiente con el uso de la tecnología.

Otros instrumentos electrónicos que se han utilizado para hacer más eficientes diversos procedimientos electorales son los aplicados a la fiscalización de los recursos que son utilizados por los partidos políticos, candidatas y candidatos, la observación electoral, los programas de resultados electorales preliminares, de cómputos, entre otros.

Es tiempo de avanzar para que las instituciones electorales se apropien de la tecnología con la finalidad de seguir eficientando procesos que apoyen tanto a la planeación como al desarrollo de los procesos electorales en México.  Además, es momento de pensar en una política de mayor austeridad de recursos y, esta demostrado que la tecnología, en un mediano plazo, puede permitir contar con ahorros presupuestales importantes.

Los procesos electorales tanto de los años 2022 y 2023 podrían ser un referente importante para el avance en este rubro para que en 2024 se tengan los elementos suficientes para el uso de urnas electrónicas, el uso de internet y de diversos sistemas informáticos que generen ahorros de recursos, hagas más eficiente la labor de las autoridades electorales y se incremente la participación de la sociedad.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.