Opinión

El triste regreso a clases en era covid

Esta pandemia también nos hace conscientes de nuestros privilegios, y jerarquiza de otras maneras lo que es verdaderamente importante. | Ulises Castellanos

  • 28/08/2020
  • Escuchar

Esta fotografía de Alejandro Rodríguez de la agencia Cuartoscuro que dirige el legendario fotoperiodista Pedro Valtierra, sintetiza dramáticamente los retos de igualdad de oportunidades que los mexicanos enfrentan día a día.

Más de 30 millones de estudiantes distribuidos en 16 grados escolares, retomaron sus clases de manera virtual, en medio de esta crisis sanitaria que aún no termina. Es por ello que el gobierno de México firmó un acuerdo con las cuatro televisoras más importantes del país: Tv Azteca, Televisa, Multimedios e Imagen Televisión para la transmisión de contenidos educativos que apoyen la educación a distancia.

Si bien es verdad que la mayoría de estudiantes en zonas urbanas seguramente cuenta con computadora, televisión e internet, hay un enorme rezago en otras zonas del país que esta imagen representa perfecto.

Esta foto que hoy les presento refleja con toda crudeza un sector de nuestra sociedad que sigue estando fuera de los avances del país. En este cuarto que debe ser comedor-sala en alguna vivienda de México, vemos de entrada, desde un punto de vista estrictamente denotativo, a una madre orientando a sus hijas siguiendo instrucciones por televisión, dado que claramente no cuentan con computadoras ni internet.

La fragilidad que esta imagen proyecta se reafirma con el póster de la Virgen de Guadalupe que apenas se sostiene con un clavito debajo del alambre que recorre la pared sujetado con cinta adhesiva. Los tres personajes de la foto, cuentan con cubrebocas y se les ve concentradas.

Pero al mismo tiempo, ¿qué nos dice esta foto desde el punto de vista subjetivo o connotativo de la lectura de la imagen? Obvio se trata de una interpretación absolutamente personalísima y ustedes seguramente tendrán su propia lectura.

Sin embargo, vayamos por partes; ¿qué nos dice esta foto sobre nuestro país? Pues claramente refleja un instante en el que se da testimonio de la enorme desigualdad social con la coexistimos, y la dificultad para un digno desarrollo que algunos mexicanos enfrentan a diario.

Y así ¿qué me dice, cómo dialogar con esta imagen sin sentirnos mal por ellas? Imposible no sentir impotencia por ser testigos de un momento que nada tiene que ver con las aspiraciones generales que tenemos como sociedad. Es inadmisible que esto exista en una de las primeras 10 economías del planeta, en un país que es miembro del G20 por ejemplo. Simplemente no cuadra y no es justo

Esta imagen, que denota una belleza competitiva tan poderosa, está perfectamente bien balanceada, bien iluminada y logra transmitir un momento íntimo que se debe repetir de sur a norte y de costa a costa.

Es el arranque del ciclo escolar 2020-2021 que muy probablemente se mantenga en esta modalidad a distancia por todo el año lectivo. ¿Cuáles serán sus efectos en esta generación? Difícil saberlo hoy, pero seguramente dejará huella en millones de niños que estarán en su casa por más de 300 días viendo una pantalla.

Es una fotografía que roba el sueño, entristece el alma y nos rompe el corazón. Para eso existe el fotoperiodismo y es por este tipo de imágenes, que el trabajo de los colegas que nadan en la calle, que su trabajo debe ser valorado y debidamente remunerado. No sé ustedes, pero a mi si me inquieta que el país tenga este tipo de rezago social, porque si no resolvemos esto, no podremos resolver nada.

Así pues, les dejo esta foto de Alejandro Rodríguez para que no olvidemos los demás que lo que nos hace mejores seres humanos es compartir la indignación que esto genera. Esta pandemia también nos hace conscientes de nuestros privilegios, y jerarquiza de otras maneras lo que es verdaderamente importante. Vaya momento que nos ha tocado vivir.

Por último y como siempre hay muchos temas que tocar y poco espacio, a partir de hoy les dejaré adicionalmente una última reflexión o novedad fotográfica, en una especie de posdata que llamaremos Imagen líquida al final de cada columna a partir de la presente entrega.

Imagen líquida

Hace unas semanas comentamos que Magnum tuvo que borrar de su sitio web algunas fotografías hechas por David Alan Harvey porque mostraban a menores en situación de abuso al explotárseles sexualmente. Sin embargo, ahora una noticia ha cimbrado al mundo fotográfico, y es la decisión de suspender al fotógrafo Alan Harvey de la agencia.

Magnum ha verificado con varias fuentes que la suspensión no se debe a las fotos comentadas sino a acusaciones serias sobre la conducta del fotógrafo. El comunicado de Magnum dice textualmente: “En los últimos días se ha hecho una acusación específica en forma confidencial relacionada con la conducta personal de David Alan Harvey. Tal comportamiento representaría una violación del código de conducta de Magnum. Se está llevando a cabo una investigación formal y la membresía de David Alan Harvey ha sido suspendida mientras se lleva a cabo este proceso. Magnum está comprometido con un entorno de trabajo seguro e investigaremos de manera justa y exhaustiva las acusaciones de conducta inapropiada de los fotógrafos o el personal”. Así las cosas, David Alan Harvey podría ser el primer fotógrafo expulsado de Magnum en los 73 años de vida que lleva dicha agencia.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.